Star Wars, Tolkien y Game of Thrones: guía con las semanas más frenéticas del streaming

Andor, House of the Dragon, The Sandman y la serie de El Señor de los Anillos.

Este viernes, con el estreno de The Sandman en Netflix, comienza el periodo más álgido que recuerde la industria de las series hechas para plataformas. Ninguna tiene el éxito garantizado, pero algunas parten desde un piso más sólido que otras. Aquí, una revisión por esos gigantes que van a la conquista del mundo.



Marvel, El señor de los anillos y Star Wars están en el Olimpo de las grandes franquicias de la historia de Hollywood. De hecho, la primera, la más nueva pero compuesta ya por casi una treintena de películas, es la saga más millonaria de la que se tenga registro en la industria.

Por diferentes razones (expandir la marca, traspiés en taquilla, limitaciones legales), las tres aterrizan en forma de series hechas para plataformas de streaming en las próximas semanas, encarnadas en She-Hulk, El señor de los anillos: Los anillos del poder y Andor. Un verdadero festín para aquellos familiarizados con sus historias.

Pero no es lo único que pisa fuerte entre agosto y septiembre. El panorama que configuraron las compañías del rubro es uno de los más competitivos que se recuerde, con adaptaciones y regresos de enorme ambición. Aquí revisamos esa disputa:

*The Sandman (Netflix, 5 de agosto)

En principio, cualquier adaptación de Neil Gaiman dispara la atención. Más si se trata de la versión televisiva de una de sus obras más celebradas. Netflix, que parece confiar en lo que tiene entre manos, la puso al comienzo de uno de los periodos más competitivos del streaming (en vez de haber guardado para esta época a Stranger things, The Umbrella Academy o algún otro regreso ligado a la fantasía).

La historia presenta a Morfeo (también conocido como Sandman o Sueño, interpretado por el inglés Tom Sturridge), uno de los siete hermanos que encarnan a diferentes fuerzas de la naturaleza. Encarcelado durante décadas, una vez que logra recuperar su libertad se empeña en reconquistar todo lo que perdió, retomando su enfrentamiento histórico con Lucifer (Gwendoline Christie).

Neil Gaiman ha tenido dispar suerte con sus adaptaciones (Stardust, Coraline, American Gods, Good Omens), por lo que tiene sustento reservarse cualquier pronóstico. Si sale airosa, el servicio de streaming podría tener otra saga a la que exprimir en tiempos complejos para su crecimiento.

*Final Better Call Saul (Netflix, 16 de agosto)

Es cierto que no es el pináculo de los grandes efectos visuales ni un derroche de fantasía, por lo que se escapa de la categoría. Pero sería una omisión imperdonable analizar estas semanas sin aludir a la ficción protagonizada por Bob Odenkirk, por lejos el final más esperado de las series de este año.

El adiós de Breaking bad marcó un hito en 2013 y algo similar promete lograr la producción centrada en Saul Goodman, que ha brillado con su última tanda de capítulos, feroz, contundente, con matices. Como es habitual, Netflix lanzará su episodio final un día después que en Estados Unidos.

*She-Hulk: Defensora de Héroes (Disney+, 17 de agosto)

Como ya practicó este año con las series Ms. Marvel y Moon Knight, Marvel apuesta por introducir a un personaje desde cero: Jennifer Walters / She-Hulk (Tatiana Maslany), una abogada especializada en casos vinculados con lo sobrehumano que de pronto se convierte en un ser verde y enorme, no tan diferente a su primo, el científico Bruce Banner (Mark Ruffalo).

Foto: Courtesy of Marvel Studios. ©Marvel Studios 2022. All Rights Reserved.

Escrita por la guionista Jessica Gao (ganadora del Emmy por Rick and Morty), la ficción se compondrá de nueve capítulos que indagarán en un personaje que se niega a vivir como superheroína. Un dilema al que se aproximará mediante la comedia y episodios de media hora, estirando los límites del llamado MCU.

Además de Ruffalo, la producción trae de vuelta a Tim Roth (Abominación), Benedict Wong (Wong) y Charlie Cox (Daredevil), y presenta a la inglesa Jameela Jamil como gran villana de la historia. La base de fanáticos duros de la saga difícilmente se la perderá, pero deberá estar por sobre la media si quiere seducir a un público más transversal, como en 2021 consiguieron WandaVision y Loki.

*House of the Dragon (HBO/HBO Max, 21 de agosto)

Tres años después de su polémico cierre, Game of thrones revive en la televisión mediante esta precuela ambientada 300 años antes de la historia principal. Quien rige los destinos de Westeros es el rey Viserys Targaryen (Paddy Considine), un hombre decente que eventualmente cederá el Trono de Hierro a su hermano, el príncipe Daemon (Matt Smith), primero en la línea de sucesión que la hija del monarca, la princesa Rhaenyra (Emma D’Arcy).

Foto: HBO

Como es habitual en el brutal mundo creado por George R. R. Martin, también hay un puñado de personajes con intereses en conspirar o sacar su tajada en la antesala a una guerra inminente. Y están los dragones, que aquí prometen aparecer en mayor número que en la ficción original (los reporten apuntan a que al menos serán 17).

La serie cuenta con bendición y colaboración del escritor inglés, quien ejerció como cocreador y productor ejecutivo, en dupla con el guionista Ryan J. Condal. Las primeras reacciones a su capítulo piloto han sido entusiastas, por lo que los seguidores no deberían esperar una catástrofe.

*El Señor de los Anillos: Los Anillos del Poder (Prime Video, 2 de septiembre)

Denominada la serie más cara de la historia (los derechos costaron US$ 200 millones y la realización de cinco temporadas superaría los US$ 1 mil millones), la vuelta a la Tierra Media presenta a una galería de personajes nuevos y a algunos otros que resultarán familiares. Entre ellos, Galadriel, aquí encarnada en una versión más joven por la galesa Morfydd Clark, y Elrond, interpretado por el inglés Robert Aramayo.

Ambientada en la Segunda Edad –la trilogía de Frodo transcurre en la Tercera Edad, miles de años después–, la ficción mostrará a los enanos en una época de esplendor, a los ancestros de Aragorn corromperse por el mal y a los antepasados de los hobbits (llamados harfoots) abrirse paso en el mundo. Un ambicioso armado que se sustenta en los apéndices que J. R. R. Tolkien incorporó junto a la publicación de El retorno del rey.

Visualmente, en sus adelantos luce imponente, aunque habrá que aguardar para comprobar si cuenta con la contundencia narrativa suficiente para satisfacer a fanáticos de la obra del escritor británico y a los seguidores de las películas de Peter Jackson, quien no estuvo implicado en ninguna de las etapas del proceso creativo, aquí totalmente a cargo de los guionistas J. D. Payne y Patrick McKay.

Foto: Matt Grace/Prime Video

*Andor (Disney+, 21 de septiembre)

Diego Luna vuelve a interpretar a Cassian Andor en esta serie de Star Wars, que llegará con sus primeros tres capítulos el miércoles 21 de septiembre. La historia se ambienta cinco años antes de Rogue One (2016), por lo que funciona como una suerte de precuela que ahonda en la lucha de los rebeldes ante el Imperio.

Aunque, como adelantó el actor mexicano en la última Star Wars Celebration, “al principio no vas a reconocer a Cassian: es un hombre muy egoísta”. Su figura se rodea con los papeles encarnados por Stellan Skarsgård, Adria Arjona y Fiona Shaw, más los regresos de Genevieve O’Reilly (Mon Mothma) y Forest Whitaker (Saw Gerrera).

A diferencia de Obi-Wan Kenobi –definida hasta ahora como una miniserie por Lucasfilm–, la producción expandirá su trama en una ya confirmada segunda temporada. Una muestra de fe en uno de los personajes más queridos nacidos en la franquicia en su etapa bajo dominio de Disney.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.