Dólar se encamina a cerrar febrero con su mayor alza en cinco meses y el cobre pierde nivel de los US$4

La divisa estadounidense supera nuevamente los $830. En materia accionaria, a pesar de la baja de los principales índices globales, en Chile el IPSA se apresta a cerrar el mes estable o con una leve ganancia. Al término de este lunes, el índice llegó a 5.357,1 puntos, marcando un alza de 0,67% respecto del fin de enero.


Volátiles. Así se han comportado las distintas clases de activos durante febrero, mes donde las noticias económicas no terminan de convencer a los inversionistas respecto de la dirección que seguirá el mundo, y donde la inflación sigue estando en el centro de los análisis.

La mayor incertidumbre también se ha notado en el dólar. En nuestro país, el tipo de cambió anotó un alza de $34,1 en el segundo mes del año, llevándolo a superar nuevamente la barrera de los $830 y cerrar este lunes en $832,5. Se trata del mayor incremento mensual desde septiembre 2022, cuando se empinó $74,9.

Para Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, ” la paridad local se depreció estas últimas semanas de febrero luego del cambio de escenario en cuanto a la política monetaria en EEUU. Lo anterior se da luego de las recientes sorpresas inflacionarias en dicho país, lo que finalmente lleva al mercado a proyectar una tasa terminal mayor a lo anticipado en enero y descarta recortes de tasa durante este año”.

A esto, agrega Ogaz, se sumó que estos últimos días fue el fin de las ventas de dólares por el lado de Hacienda, lo que ha quitado una parte importante de oferta en el mercado, mientras que se mantiene a la espera de un eventual anuncio de ventas para marzo.

Uno de los factores que también ha impulsado al tipo de cambio es el precio del cobre. El valor del metal rojo cayó de los US$4 por libra ya el viernes, para cerrar este lunes en US$3,9694 en la Bolsa de Metales de Londres. Esto implica una baja de 3,57% respecto del mes previo, el mayor descenso mensual desde julio de 2022 (-5,39%).

Sergio Lehman, economista jefe de BCI, señala que durante febrero “los precios de materias primas han caído ante la visión de que la política monetaria, especialmente en EE.UU. y Europa, sería algo más contractiva de lo que se esperaba, reconociendo una mayor persistencia inflacionaria. Esto ha llevado a una revalorización del dólar y dudas respecto a la dinámica de la actividad mundial hacia la segunda parte del año”.

Para el resto del año, el economista señala que el precio del cobre “lo vemos en equilibrio en torno a US$4 por libra. China este año tendría un crecimiento en torno a 5%, lo que le da un buen sustento”.

Con este telón de fondo, las tasas en el mercado secundario se han empinado, dando cuenta de la menor demanda por papeles. En su último reporte al respecto, Banchile Inversiones señaló que las tasas de bonos soberanos y la curva swap en pesos acumulan alzas en lo que va de febrero, lo que se explica en gran parte por el discurso en torno a una política monetaria restrictiva del Banco Central, “junto con las sorpresas al alza registradas en las cifras de actividad e inflación locales”.

Con todo, “las expectativas de inflación registran cambios leves respecto del mes pasado, aunque aún se mantienen por encima de la meta. Siempre que no hayan nuevas sorpresas de inflación, estimamos que la TPM (Tasa de Política Monetaria) comenzaría un ciclo de bajas gradual en junio”, dice el reporte.

En línea con las materias primas, en febrero el precio del petróleo continuó su caída. Así, el WTI -de referencia para Chile- cerró este lunes en US$75,73 por barril, lo que significa una baja de 4,18% en el mes, y de 5,98% en los dos primeros meses del 2023.

En tanto, el Brent -de referencia para Europa-, cotiza en US$81,82, una merma de 3,16% respecto de enero.

Las bolsas

Mientras la incertidumbre vuelve a tomar protagonismo en los mercados globales, las principales bolsas dan cuenta de ello y en febrero mostraron números negativos.

A mediados de mes se dieron a conocer los datos de inflación en EE.UU., los que anotaron un alza mensual de 0,5% en enero, en línea con el mercado. Para el mismo mes el gasto de los consumidores estadounidenses creció 1,8%, en circunstancias que se esperaba un 1,3%, lo que mostraría la resiliencia de la economía más grande del mundo.

Sin embargo, estos datos no han logrado calmar a los mercados, que se mantienen en vilo desde que se publicaron los datos de empleo, que dieron cuenta que el desempleo cayó a su nivel más bajo en 53 años. Para los inversionistas, este dato sigue alentando expectativas de que la inflación no será fácil de controlar y que por tanto la Fed no reduciría las tasas tan rápidamente.

En este contexto, el índice industrial Dow Jones perdió del orden de 3,51% en el segundo mes del año, llegando a 32.889,29 puntos. Con este valor, la baja desde el cierre de diciembre a la fecha es de 0,78%.

En tanto, el S&P 500 sube 3,67% en el año, pero en el último mes perdió impulso y en febrero cede 0,86%. En esa misma línea, el MSCI World cae 1,89% en el segundo mes, pero en el acumulado anual se empina 4,98%.

En el cierre del lunes, los mercados lograron concluir al alza, tras una semana negativa. “Después de la peor semana del año, la primera racha de pérdidas de tres semanas para el S&P desde diciembre, un poco de verde es un cambio bienvenido, pero nuevamente la realidad es que los participantes del mercado están tratando de cuadrar el círculo con exactamente cuánto tiempo la Fed dejará las tasas altas, y hay un aumento de 50 puntos básicos realmente sobre la mesa en la próxima reunión”, dijo a Reuters Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de Carson Group en Omaha, Nebraska.

A pesar de la baja a nivel global, en Chile el IPSA - principal selectivo accionario- se apresta a cerrar el mes estable o con leves ganancias. En el cierre de este lunes el índice llegó a 5.357,1 puntos, un alza de 0,67% respecto de enero, mientras que en todo lo que va del año la subida es de 1,8%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.