El cara a cara de Piñera y Chile Vamos tras la dura derrota electoral

El mandatario lideró el consejo de gabinete el pasado lunes.

Que el gobierno llegó tarde en las ayudas para la pandemia y que el oficialismo se cuadraba votando con la izquierda fueron algunas de las recriminaciones cruzadas que hubo ayer en una reunión que encabezó el Mandatario con presidentes y jefes de bancadas de los partidos, en el primer encuentro tras la debacle electoral del fin de semana. En el sector siguen digiriendo la derrota y viendo cómo salir de la crisis, lo que ha llevado a hacer un análisis sobre la pertinencia o no de hacer las primarias presidenciales y un nuevo ajuste de gabinete.


Fueron sólo algunos minutos, pero los suficientes para que Sebastián Piñera entregara un sentido mensaje a sus ministros. El domingo -apenas terminó su declaración pública, en la que reconoció que no supieron sintonizar con las demandas de la ciudadanía, tras la dura derrota electoral que sufrió Chile Vamos-, el Presidente se reunió con los ministros del gabinete que, cabizbajos lo acompañaron durante su alocución.

Notablemente afectado, Piñera, según fuentes de gobierno, los llamó a no bajar los brazos y mencionó algunos de los desafíos que tienen por delante. También mencionó, agregan, algunas de las razones por las cuales creía que el oficialismo sufrió la debacle electoral, en la que no lograron -como proyectaban- el tercio de constituyentes, perdieron comunas emblemáticas en alcaldías y no lograron pasar a segunda vuelta en zonas relevantes de gobernadores regionales.

Las versiones del Ejecutivo aseguran que el Jefe de Estado apuntó a una responsabilidad propia del gobierno pero también de Chile Vamos, apelando a que algunos habían perdido el rumbo y se habían plegado a las ideas de la izquierda, lo que tampoco contribuyó al sector, ni a los resultados electorales. Un mensaje que también transmitió ayer, durante la reunión que sostuvo por la mañana con su comité político, a la que también se sumaron de manera telemática los presidentes y jefes de bancadas de Chile Vamos.

Fue el primer cara a cara entre Piñera y su coalición tras la derrota, que se extendió por cerca de una hora. Como era de esperar, los ánimos, dicen en el sector, no eran los mejores y fue un encuentro para “cumplir”, ya que, según reconocen en el oficialismo, siguen digiriendo lo que para muchos ha sido la “peor derrota de la historia” en la centroderecha.

Así, los dirigentes de Chile Vamos enrostraron al gobierno que llegó tarde en las ayudas en el marco de la pandemia y que cuando recogía las propuestas lo terminaba haciendo con condiciones, lo que, a su juicio, generó descontento en la ciudadanía, la que terminó “pasándoles la cuenta” en los comicios.

El Mandatario, en tanto, según presentes, si bien reconoció que hubo fallas en el Ejecutivo en ciertos aspectos, cuestionó a Chile Vamos y los parlamentarios que no se han alineado con las ideas del gobierno y terminando votando con la izquierda.

Debate sobre si hacer o no las primarias

El diagnóstico común al interior del oficialismo es que se tiene que cambiar la manera de hacer las cosas y que debe haber “un remezón”. De lo contrario, temen perder la presidencial: en el sector se instaló la aprensión de que ni siquiera logren pasar a segunda vuelta y sean solo las fuerzas de la izquierda quienes lleguen hasta esa instancia.

Así, durante la mañana de ayer hubo conversaciones entre los presidenciables Mario Desbordes (RN), y los UDI Joaquín Lavín y Evelyn Matthei, la que terminó bajándose de la carrera. Los tres coincidieron, según comentan en el oficialismo, en que las primarias deben realizarse. De lo contrario, se le cedería terreno al abanderado del PC, Daniel Jadue, pues quedarían fuera del periodo de campaña y perderían el espacio de la franja.

Éste fue uno de los principales temas que los timoneles de las colectividades del bloque tocaron tanto en en una cita que sostuvieron durante la mañana, como horas después en la reunión con Piñera y el comité político. Ello, pues la noche del domingo en algunos sectores del oficialismo y en La Moneda se empezó a instalar la idea de que se debía analizar si continuar con las primarias presidenciales del sector, las cuales se inscriben hasta este miércoles.

En el cara a cara de Piñera con la coalición, según presentes, el Jefe de Estado coincidió en que deben realizarse los comicios, porque permite copar espacios y movilizar a gente. Una postura que compartieron los dirigentes presentes de Chile Vamos.

Como sea, al interior del gobierno sigue habiendo voces, entre ministros y asesores, que creen que lo más conveniente es bajar esos comicios y cerrar filas en torno al candidato mejor posicionado que, a su juicio, es Lavín, para evitar un desgaste previo y mostrar a un sector unido. Delgado afirmó que la decisión sobre ir o no a la primaria “es de Chile Vamos”.

Las dudas por un cambio en el equipo

Aunque en el oficialismo aseguran que en la cita entre Piñera y Chile Vamos no se tocó la idea de un ajuste de gabinete, en Palacio reconocen que es una alternativa que el Mandatario baraja con su círculo más íntimo. En el gobierno dicen que el tema no se ha visto de manera formal en un comité político y que quienes comparten con él no lo ven convencido de hacer una modificación.

Las dudas pasarían -afirman en La Moneda- porque no hay certeza de que una modificación arreglaría los problemas y que hay “pocos nombres” para elegir. De igual manera, se cree que, así como a Chile Vamos le fue mal en la megaelección, la centroizquierda tradicional también sufrió un duro revés. Algo que el propio Piñera mencionó el domingo en la noche en su discurso, donde aludió a que la política tradicional no supo leer a la ciudadanía.

En el gabinete, en todo caso, dicen estar conscientes de que un ajuste -que podría ser el último antes de que se acabe el gobierno- es una opción. Sobre todo porque, tras la derrota ante el Tribunal Constitucional por el proyecto de tercer retiro de pensiones, Piñera ya había transmitido que de hacer un cambio, lo haría tras los comicios de este fin de semana.

En los partidos -salvo algunas voces como el senador Iván Moreira (UDI) que ayer insistió en que se debe hacer un ajuste del equipo ministerial-, no salieron en masa a pedir públicamente cambios. Más bien transmiten que es una alternativa que se debe evaluar, pero acompañado de una estrategia concreta. En la UDI agregan que por ahora lo primero es poner el foco en sortear el tema de las primarias.

En cuanto al jefe del Segundo Piso, Cristián Larroulet, en Palacio siguen diciendo que es una opción que deje su puesto, que él tiene toda la disposición, pero que la decisión final es de Piñera.

Como sea, en Palacio y en Chile Vamos siguen dimensionando la derrota y el impacto electoral que esto podría generar. En las internas de los partidos continúan las recriminaciones cruzadas por las conducciones de las directivas. Por ejemplo, algunos comenzaron a levantar la idea de que Felipe Alessandri, quien no consiguió la reelección en la comuna de Santiago, sea una carta para presidir Renovación Nacional.

En paralelo, Piñera ayer por la tarde continuó con los procesos de catarsis y convocó a un consejo de gabinete, que partió pasadas las 17.00. Ahí también se analizó la dura derrota y el difícil escenario que enfrentan por delante. El Mandatario pidió intentar continuar con la agenda: avanzar en mínimos comunes para llegar a un acuerdo lo más transversal posible; continuar trabajando para combatir la pandemia, concluir el proceso de vacunación, entrega de ayudas sociales y recuperación económica.

“Por supuesto que analizamos las consecuencias de esa votación”, dijo el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, tras el encuentro. “El Presidente le ha pedido al gabinete que siga trabajando en terreno, con una relación cercana a la ciudadanía”. Sobre la responsabilidad del gobierno y de Piñera en la derrota, Delgado dijo que “como gabinete fijamos un nuevo rumbo para escuchar a la ciudadanía”. Y ante las consultas por un ajuste en el gabinete, añadió: “Los ministros y ministras están al servicio del gobierno y del país y el Presidente es quién nos puede pedir un paso al costado”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.