16 mujeres destacadas del deporte chileno

Pioneras. Valientes. Luchadoras. Historias de mujeres que vencieron todos los obstáculos deportivos y sociales para llegar a lo más alto.




El deporte, muchas veces, va de la mano con los temas importantes que ocurren en un país, y qué duda cabe que la lucha por la igualdad de género es hoy uno de esos temas. En sus más de dos siglos, Chile ha tenido muchas representantes exitosas que, en más de una ocasión, debieron remar contra muchas dificultades para poder salir adelante. Nada las frenó. Ni las rivales deportivas ni los obstáculos sociales. Historias, algunas un poco olvidadas por el paso del tiempo, que son un ejemplo de esfuerzo para las nuevas generaciones de mujeres que luchan por sus sueños.

Anita Lizana, desde niña con una raqueta

Un nombre que no merece ser olvidado. La tenista, nacida en 1915, fue una pionera en su deporte en todo el continente. Creció con una raqueta en la mano, esto porque su casa estaba al interior de un club de tenis. En 1937 fue número uno del mundo (con las mediciones de la época) y ese mismo año pasó a los libros de historia del deporte nacional: fue la primera latinoamericana en quedarse con un Grand Slam, esto al ganar el Abierto de Estados Unidos (Forest Hills, por esos años) tras vencer en la final a Jadwiga Jedrzejowska por 6-4 y 6-2. Acá el registro de esa hazaña.

Ismenia Pauchard, la Abeja Reina

Una carrera deportiva brillante, con el final más injusto de todos. Para muchos es la mejor basquetbolista en la historia del país. La Abeja Reina, como le apodaban, se lució defendiendo los colores de Antonio Labán y Colo Colo. De hecho, con los albos obtuvo 20 títulos en los 17 años en que permaneció en la institución. Como si fuera poco, es una de las jugadoras emblemáticas y más ganadoras de la historia de la selección chilena. Fue protagonista en la generación dorada de este deporte en el país en las décadas del 50 y parte del 60. Participaron en dos mundiales, se coronaron campeonas sudamericanas en Quito 1956 y Santiago 1960, y fueron medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de 1959 en Chicago y en 1963 en Sao Paulo. Su muerte, en 2004, causó dolor e indignación en el país. Fue asesinada por perseguir a un delincuente que le había robado en su casa.

Imagen: memoriachilena

Eliana Gaete, imparable

Otra representante del deporte chileno que marcó generaciones. Hoy, el complejo de atletismo de la Universidad Católica lleva su nombre. Nacida en 1932 en la salitrera María Elena de Antofagasta, se hizo la dueña absoluta de la prueba de los 80 metros vallas en los Juegos Panamericanos. Así, obtuvo medalla de oro en las ediciones de Buenos Aires 1951 y Ciudad de México 1955. Además, sumó otras dos medallas de plata y bronce respectivamente.

Foto: memoria chilena. Eliana Gaete a la izquierda, detrás de la valla.

La valiente Marlene Ahrens

Una gloria no solo del atletismo, sino que del deporte chileno. Nació en Concepción en 1933. Puso su nombre en alto al obtener una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 en el lanzamiento de la jabalina, además de conseguir preseas de oro en los Juegos Panamericanos de Chicago 1959 y Sao Paulo 1963 y, sumado a eso, cuatro oros en campeonatos sudamericanos de atletismo. Cuando sus éxitos deportivos estaban lejos de detenerse, la medallista realizó una grave y dolorosa denuncia de acoso sexual: “Paré en seco a un dirigente por lo que hoy sería catalogado como acoso sexual. Fui a hablar con el presidente del Comité Olímpico para estampar mi reclamo, porque dos atletas más habían sido molestadas por esta persona. En esa reunión me pidieron que me callara, porque si hacía pública la denuncia sería muy grave para el olimpismo. Eso me costó no ir a Tokio, que me suspendieran y me prohibieran apelar”, confesó en una entrevista décadas más tarde.

Erika Olivera, contra todo

Una historia terrible. En 2016 la exatleta confesó que fue abusada por su padrastro en reiteradas ocasiones en su niñez. A pesar de esa etapa dolorosa, hoy destaca por ser la deportista con más presencias en los Juegos Olímpicos, cinco en total. Además, Olivera, que hoy se desempeña como diputada, obtuvo medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Winnipeg en 1999 y bronce en Santo Domingo 2003, sumadas a otras preseas en Iberoamericanos de Atletismo y Juegos Sudamericanos.

La estrella Francisca Puertas

Fue clave dentro de un colectivo que logró una de las hazañas más importantes en la historia del deporte chileno: la obtención del Campeonato Mundial de Hockey Patín Femenino en 2006, que se disputó en el Gimnasio Olímpico de San Miguel. Puertas hizo un gol en la final de ese torneo ante España y fue una de las mejores jugadoras de la cita. Además, fue la goleadora en la Copa América disputada en 2007, en la que Las Marcianitas también se quedaron con el título.

La precisión de Denisse van Lamoen

Una sanción de seis meses por dopaje en 2002 no logró opacar su exitosa carrera. Su gloria máxima llegó en 2011, en el Campeonato Mundial de Tiro con Arco en Turín, donde se proclamó campeona en la categoría de arco recurvo. Además, fue la abanderada de Chile en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Un triste accidente en su casa fue determinante para apurar su retiro.

Una luchadora llamada Francisca Mardones

Un ejemplo de esfuerzo y valentía. El 5 de noviembre de 1999, el huracán Lenny le cambió la vida. Cayó desde casi siete metros, lo que le provocó una fractura de columna. La representante paralímpica llegó al deporte como una terapia, y terminó encontrando logros históricos. Se desempeñó en el tenis en silla de ruedas, deporte con el que asistió a los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y Rio 2016. En 2017 dio un giro e incursionó en el lanzamiento de la bala, y continuaron los éxitos y los momentos conmovedores en su vida. A tres horas de comenzar su participación en el Mundial de Atletismo Paralímpico de Dubai el año pasado, la chilena se enteró de que su padre había fallecido. Días después, Mardones obtuvo récord del mundo y oro en la serie T54, con un lanzamiento de 8.19 metros. Una historia increíble.

María José Moya, la multicampeona

Una ganadora. Cinco veces campeona del mundo de patín carrera: dos veces en 200 metros, dos veces en 100 metros y una vez en 300 metros. Números casi imposibles de conseguir para cualquier deportista. En marzo de 2018 fue madre, y ya en agosto de 2019 nuevamente se subía a lo más alto del podio, ahora en los Juegos Panamericanos de Lima, en los 300 metros contrarreloj.

Cinco veces Bárbara Riveros

Es la actual pentacampeona del Ironman de Pucón, prueba con la que se ha ganado el cariño de los chilenos, siendo una de las más populares de esta lista. Pero no solo en Pucón ha brillado Riveros: obtuvo medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y una presea de plata en Guadalajara 2011. En los Juegos Olímpicos de Rio 2016 logró un quinto lugar en el triatlón, lo que fue el mejor resultado nacional en toda la cita olímpica.

Christiane Endler, una referente

Su importancia actual trasciende lo deportivo. Una portera que con sus atajadas se ganó la admiración de su país y del mundo. Es líder de una Selección que hizo visible la lucha del fútbol femenino en Chile, clasificando por primera vez a un Mundial. Pero su talento venía de mucho antes: disputó la Copa del Mundo femenina Sub 20 en 2008 y brilló durante años en Colo Colo, obteniendo la Copa Libertadores en 2012. En el Valencia de España se quedó con el Premio Zamora como la mejor portera en 2016 y, como si fuera poco, su brillante actuación en el Mundial de Francia 2019 la llevaron a estar nominada en los premios The Best, en el tridente a mejor portera del mundo ese mismo año. Eso solo por nombrar algunos reconocimientos a la arquera que actualmente milita en el PSG.

Un ejemplo de que los sueños sí se pueden cumplir. Hoy, definitivamente, es referente de un cambio cultural: “A pesar de venir de un país machista, yo he salido adelante, vivo del fútbol y eso se puede llevar a otros deportes, a otras posiciones de trabajo, a lo que una quiera en la vida. A una le gusta ser un referente para las niñas que quieren jugar fútbol”, declaró el año pasado en una entrevista con Revista Ya.

María Fernanda Valdés, levantando sueños

Actualmente es la gran carta de la Halterofilia femenina en Chile. Suma dos participaciones en Juegos Olímpicos, un primer lugar en el Campeonato Mundial de Halterofilia de 2017 en Anaheim, entre otros logros. Protagonizó uno de los momentos más dramáticos para nuestro país en los últimos Juegos Panamericanos en Lima 2019, cuando obtuvo la presea dorada en los 87 kg. Un triunfo y un grito de desahogo que quedarán para el recuerdo.

Kristel Köbrich, incansable

Considerada por muchos como la mejor nadadora en la historia del país. Ha representado a Chile en cuatro Juegos Olímpicos, siendo la abanderada del país en Atenas 2004. Durante su carrera, buena parte de su preparación la ha debido realizar en Argentina. Suma destacadas participaciones en campeonatos mundiales, Juegos Sudamericanos y Juegos Panamericanos. En estos últimos, posee cinco medallas: una de oro, dos de plata y dos de bronce. La primera fue en Santo Domingo 2003, siendo la primera chilena en obtener una presea de esas características para la natación. En tanto, en los Juegos de Guadalajara 2011 se subió a lo más alto del podio para colgarse la medalla dorada.

Bárbara Hernández y sus siete sueños

Una nadadora de aguas gélidas que, con sus logros, se ha ganado un espacio y el respeto de todos. Comenzó en piscina, luego incursionó en aguas abiertas para terminar optando por la natación de invierno. En 2018, la International Winter Swimming Association la registró en el primer lugar del ranking mundial. “Quiero ser la primera mujer en nadar los Siete Océanos”, declaraba en una entrevista a La Tercera realizada el año pasado. Actualmente suma tres de esos objetivos: cruzó el Estrecho de Gibraltar, el Canal de Catalina y el Canal de la Mancha. Además, en marzo hizo historia al ser la primera persona que cruza el Canal Beagle.

Melita y Antonia Abraham son presente y futuro

"Estamos muy emocionadas, muy felices. En Toronto sacamos plata y ahora oro. A eso veníamos. Ha sido un trabajo muy largo”, decía Antonia, emocionada, después de quedarse con la medalla de oro en el remo en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Una actuación perfecta, pero que no debería causar sorpresa. Como ella misma decía, apenas siendo juveniles sacaron medalla de plata los en Juegos de Toronto 2015. Estaban destinadas a brillar. Además, en 2017 se coronaron campeonas mundiales Sub 23. Son el presente y futuro del remo chileno.

Comenta