Chile aún no da la talla: las conclusiones y el desafío que vuelve a plantear la gira de la Sub 20 en España

Patricio Ormazábal dando instrucciones en la derrota ante Marruecos, en España.

El equipo de Patricio Ormázabal, que cerró su participación en el cuadrangular con una derrota ante Marruecos, retornará a Santiago con la misión de seguir enfocado en la búsqueda de los perfiles y métricas de futbolistas que permitan competir con las selecciones más fuertes del mundo.



La selección chilena Sub 20 terminó su participación en el Costa Cálida Supercup, en España, con una derrota por 1-0 ante Marruecos, tras la anotación de Reda Ergouai, en los 61′. El equipo que dirige Patricio Ormazábal registró su segunda caída en el certamen, luego de la desastrosa presentación ante Inglaterra (3-0), en su debut. El sábado, sin embargo, la Rojita logró abrazarse tras vencer a Australia, por 3-1.

Más allá de los resultados, en la Roja Sub 20 sacan cuentas. Ante Inglaterra, la vigente campeona de Europa Sub 19, el equipo chileno se vio mal. Los Tres Leones, ya clasificado al Mundial Sub 20 de Indonesia 2023, superó a los nacionales en todas las líneas. Esas diferencias entre uno y otro quedaron de manifiesto en la cancha del Pinatar Arena. Un baño de realidad. Maicol León y Daniel Gutiérrez, los respectivos laterales, lo pasaron mal particularmente. durante los 45′ iniciales. De hecho, los dos primeros tantos ingleses llegaron por afuera. Un 3-0 lapidario.

En la Roja, pese a la mala presentación, aseguran que el encuentro sirvió para que los juveniles del Equipo de Todos pudiesen tantear la intensidad del campeón de Europa. Si bien la Roja no se vio bien en la cancha, la experiencia adquirida la asumen como un beneficio de cara al futuro. “Enfrentamos a un equipo que fue superior y a nosotros nos deja muchas conclusiones individuales y colectivas. De los jugadores convocados, ninguno había tenido experiencias con equipos europeos y esto es muy bueno, porque nos damos cuenta que hay que mejorar, y mucho, si queremos pelear contra las potencias mundiales”, señaló Ormazábal.

Frente a Australia, en tanto, la Rojita logró cambiar la cara. Ormazábal metió mano al equipo e hizo siete cambios, siendo uno de los más notorios la ausencia de Darío Osorio, quien retornó a la concentración de La Roja absoluta. Los únicos que se repitieron del debut fueron Maicol León, Darko Fiamengo, Cristóbal Castillo y Jeison Fuentealba. De la mano de Jeison Fuentealba y Renato Huerta, la Rojita logró dar vuelta el marcador y ganar por 3-1. Convirtió para el equipo nacional Paolo Guajardo y dos Fuentealba, el volante que pertenece a la U pero está a préstamo en La Serena.

Ormazábal valoró el triunfo frente a Australia. “El objetivo principal es evaluar. Estamos evaluando constantemente. Yo creo que la evaluación es positiva y que competimos de muy buena forma. Creo que hicimos cosas muy buenas. Al final, el objetivo último es el sudamericano y buscar un jugador mundial. Entonces eso es lo principal que buscamos nosotros como cuerpo técnico, que sean jugadores competitivos”, dijo el estratega de la Rojita.

Tras la participación de Chile, Ormazábal se reunirá durante las próximas semanas con Francis Cagigao, el directorio deportivo, a sacar conclusiones de la participación en el cuadrangular. Según la información recabada por El Deportivo, hay varios temas que serán analizados pensando en la evolución de la próxima generación del fútbol chileno.

“Para nosotros esto es una constante evaluación. Ha sido muy bueno competir fuera de Chile, con países que están en otro nivel. Tienen un distinto fútbol, una distinta capacidad física a la que estamos acostumbrados. Eso es muy bueno para exigirnos para ver dónde estamos y para ver qué nos falta, tanto nosotros como cuerpo técnico y los jugadores en general”, dijo Patricio Ormazábal, a modo de resumen del cuadrangular, tras la derrota ante Marruecos.

Más allá de los resultados, en la Roja valoran el haberse enfrentado a Inglaterra, Australia y Marruecos, selecciones que hoy dominan la categoría en sus respectivos continentes. Sin embargo, al interior de la Rojita sigue existiendo molestia por no haber podido contar con todas sus figuras, por el calendario de la Copa Chile. Lucas Assadi y Marcelo Morales, de Universidad de Chile, y Bastián Roco, de Huachipato, no fueron cedidos por sus respectivos clubes pensando en el certamen local.

En la Rojita asumen que la búsqueda debe seguir. Por lo mismo, continuarán trabajando en los perfiles y las métricas de los jóvenes bajo unos parámetros físicos y atléticos mínimos para poder competir a nivel de Selección. El fútbol es cada vez mas rápido, potente, intenso y fuerte.

“Chile no es un país de mezcla de razas como Francia, por la influencia africana. Tampoco como Ecuador o Colombia, que tienen biotipo espectacular. Con este departamento se puede identificar jugadores a edad más temprana, se podrá proyectarlos”, ha dicho en otras oportunidades Francis Cagigao, el director deportivo.

En la Roja ya se viene trabajando en la formación de jugadores que sean capaces de sostener el roce internacional. Se busca un perfil determinado. “A ese perfil se llega a raíz de un due diligence de seis meses, de ver fútbol, de reunirnos, de llegar a conclusiones de puntos débiles y fuertes del fútbol base. Lo de ADN es por llamarlo de alguna forma. Sobre todo, está basado en los puntos que el fútbol chileno debe potenciar más. Carencias que vemos generales, que se repiten en muchos equipos. Te doy un ejemplo: el jugador joven es muy dado a ir a la presión y no saber temporizar. Se pasan de largo y no les dan ninguna importancia a los duelos en la parte ofensiva. Cuando te rebasa el lateral y llega al mediocampo y es el de Brasil, va a llegar al área, se la va a pasar a un Neymar y te la van a clavar a la escuadra. Se llega a esas conclusiones con cientos de horas de análisis de partidos, por parte de los cuerpos técnicos. El departamento de Identificación, Análisis y Scouting ha sido muy importante”, resaltó en una entrevista el ex jefe de veedores del Arsenal.

Ahora, la Roja se concentra en los Odesur. “Es muy importante para nosotros todo lo que vivimos. Habíamos tenido solo partidos contra Perú y Paraguay. Tuvimos poco días juntos, pero ahora estuvimos más de 12 días juntos. Es muy importante para el grupo, para que los jugadores sepan qué queremos dentro y fuera de la cancha. Esto es un simulacro de un sudamericano, de todo lo que vamos a vivir. Es importante para que sigamos trabajando juntos y consigamos el objetivo de clasificar al Mundial”, cerró Ormazábal.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.