Christian Garin se baja de París-Bercy y pone fin a una irregular temporada

Christian Garin se impuso a Lloyd Harris en la primera ronda del Masters 1000 de Roma.

Christian Garin, en el Masters 1.000 de Roma. Foto: AFP.

El tenista nacional sufrió una lesión en el hombro derecho, que ya lo había sacado del ATP 500 de Viena. Cierra su año con un título, progresos en Grand Slam y con una segunda mitad con débiles resultados que lo obligaron a cambiar de técnico. A pesar de ello, logró su mejor ranking, ayudado por el congelamiento de puntos por la pandemia.


Christian Garin puso fin a su temporada anticipadamente. Una lesión en el hombro derecho lo obligó a parar y en esta jornada se borró de París-Bercy tras haberse bajado el lunes del ATP 500 de Viena. Un año bastante irregular y con números contradictorios. Además, debió adoptar varias y controvertidas decisiones a lo largo de 2021.

El tenista nacional que actualmente es el 17 del mundo, su mejor ubicación, finalizó con un registro de 21 victorias y 18 derrotas. En gran medida su muy buen ranking se vio facilitado por el congelamiento de puntos que estableció la ATP durante la pandemia. De ellas, la mejor actuación fue la que tuvo ante Daniil Medvedev en el Masters 1.000 de Madrid. Sin embargo, esa victoria fue una de las tres que tuvo ante jugadores del top 50. Las otras dos fueron en abril, en Montecarlo: frente a Felix Auger-Aliassime (21° en ese momento) y contra John Millman (44°). En tanto, cayó en 10 ocasiones ante tenistas ubicados en esa zona de la clasificación.

En cuanto a títulos, solo pudo celebrar su coronación en el ATP 250 de Santiago, donde supo aprovechar el cuadro que se le fue abriendo, al punto de que solo terminó enfrentando a jugadores fuera del top 100. A la postre, sería el único título que ganaría bajo el alero de Franco Davin, el reputado técnico argentino que llevó a Gastón Gaudio a ganar Roland Garros y a Juan Martín del Potro a quedarse con el US Open.

Con el coach transandino, el nacido en Arica consiguió avanzar por primera vez en su carrera a los octavos de final de un Grand Slam, llegando a esa ronda en Roland Garros y Wimbledon, donde cayó frente a Medvedev y a Novak Djokovic, respectivamente. Sin embargo, en contados torneos se pudo ver la mejor versión de Gago.

Para la segunda parte del año, la decisión tomada en conjunto con su cuerpo técnico de no asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio produjo una ruptura en su año. Por un lado, debió enfrentar duras críticas del COCh, de la Federación de Tenis y de hasta algunos colegas deportistas; mientras que por el otro, sufrió duros ataques en redes sociales, que le afectaron bastante anímicamente. En lo deportivo y bajo ese contexto de cuestionamientos, tras participar en el major londinense, nunca más pudo ganar más de dos partidos seguidos.

Luego sufrir una de las peores derrotas en su carrera en la serie de Copa Davis frente a Eslovaquia, el tenista tomó la decisión de despedir a Davin y asociarse por lo que restaba de la temporada a Jorge Aguilar y al PF Duglas Cordero, ambos colaboradores de Nicolás Massú.

Antes de Indian Wells, hizo una mini pretemporada junto a este nuevo grupo de trabajo. Igualmente y a pesar de mostrar algunos incipientes cambios, los resultados en la cancha no se dieron y el chileno terminó el año dejando más dudas que certezas.

En las próximas semanas deberá decidir si continúa con su actual cuerpo técnico o si busca un nuevo entrenador para 2022, una temporada en la que deberá defender 1.045 puntos en los primeros tres meses del año, precisamente producto del descongelamiento del ranking.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.