De capitana a capitán: las figuras de la Roja del hockey césped que lucharán por clasificar al Mundial

Constanza Palma y Fernando Renz, capitanes de las selecciones de hockey sobre césped de Chile.

Ambos líderes compartieron sus experiencias vividas en la preparación para la Copa Panamericana que entrega cupos a los Mundiales de la disciplina: lesiones, entrenamientos, complicaciones y objetivos comunes, todo en medio de un deporte que está en pleno crecimiento y que busca instalarse por primera vez en la cita planetaria. Este viernes debutan Las Diablas, a las 18.30 horas, frente a Argentina.



Durante la jornada del miércoles 19 de enero inició la Copa Panamericana de Hockey sobre césped que se disputa en el Prince of Wales Country Club de La Reina. El torneo entregará dos y tres cupos al Mundial masculino y femenino, respectivamente, lo que es una situación completamente atípica, ya que antes solo se le entregaba un cupo al ganador. Esto surge luego de que la Federación Internacional de Hockey (FIF) decidiera eliminar la Liga Mundial, torneo que anteriormente entregaba el resto de los pasajes a la máxima cita de la disciplina.

Nuestras selecciones de Hockey, la masculina y femenina, piensan en clasificar por primera vez al Mundial serán locales y tendrán la ventaja de conocer el terreno donde jugarán como la palma de su mano. Este viernes debutan las Diablas frente a la poderosa Argentina, a las 18.30 horas.

En ese marco, El Deportivo conversó con la capitana y el capitán de las selecciones nacionales de Hockey sobre césped: Constanza Palma (29) y Fernando Renz (27).

Para ambos deportistas es una instancia que marca sus carreras. Ha sido un camino largo en el que han tenido que combatir contra múltiples dificultades, como el parón debido a la pandemia del Covid-19, el adaptarse las nuevas formas de entrenar, la ausencia de campeonatos y el dejar de lado todo con el fin de prepararse para la Copa Panamericana, siempre mirando de reojo al Mundial.

“Es nuestra primera gran competencia desde que comenzó la pandemia”, afirman casi de manera conjunta, para la que se han preparado de la mejor forma posible pensando en el gran objetivo: “clasificar al Mundial”.

Durante los últimos meses, las Diablas tuvieron una gira por Europa donde disputaron nueve partidos ante selecciones sub-21 de categoría como lo son España, Países Bajos y Alemania, y equipos de primer nivel de dichos países. Además, hace unos días disputaron sus dos últimos amistosos ante dos próximos y duros rivales: Estados Unidos y Canadá.

Los Diablos también tuvieron una gira en el territorio europeo donde jugaron ante la selección francesa, la selección neerlandesa sub-21 y equipos de primer orden de Bélgica. Posterior a la estadía en el viejo continente, estuvieron cinco días en Buenos Aires enfrentando a la selección de Argentina y a “equipos de muy alto nivel”.

Ambos poseen proyecciones similares, sin embargo, el objetivo es el mismo: obtener un cupo ampliado para la máxima cita del hockey césped. Palma afirma que es la “primera vez que estamos tan cerca de clasificar a un Mundial, así que queremos estar en los tres primeros lugares”, pero admite que la situación se puede complicar frente a selecciones como Argentina o Estados Unidos que “en el papel están por encima nuestro”.

Constanza Palma
Constanza Palma, capitana de la selección de hockey sobre césped

Renz, en tanto, comenta la importancia adicional que adquirió el torneo por la suma de la cuota mundialista, por lo que tienen “como objetivo sí o sí alcanzar una final, estar entre los dos primeros puestos y clasificar al Mundial”, pero siempre guardando el respeto frente a rivales como Argentina, Estados Unidos y Canadá, aunque admite que contra estos dos últimos todo puede pasar.

Los capitanes comparten en que la experiencia vivida en las giras “fue clave y de muy alto ritmo”, que tienen “una oportunidad única que tenemos que aprovechar” y que se han estado preparando enérgicamente, a pesar de las complicaciones que han surgido con el pasar de los meses.

Complicaciones en el camino

Los años pasan. Esta será la primera gran competencia oficial como selección desde los Juegos Panamericanos de Lima 2019. La pandemia implicó que los deportistas estuvieran largo tiempo solo preparándose de manera telemática y que, el Campeonato Sudamericano de Hockey que estaba provisto para 2020, fuera suspendido.

“Hubiera sido de gran preparación para esta Copa América”, indicó Renz, refiriéndose al Sudamericano. En este contexto, ambos señalan que fue difícil dejar el entrenamiento. “Al no tener campeonatos es difícil encontrar la motivación para entrenar y, sobre todo, cuando estábamos encerrados no teníamos cancha, pero tuvimos una buena preparación. Nos costó, hubo días buenos y hubo días malos, días donde tuvimos que entrenar por Zoom y solo hacer la parte física porque la parte técnica no la podíamos hacer porque había cuarentena, y no podíamos utilizar la cancha”, complementó el capitán del equipo masculino. También, añadió que las sesiones psicológicas fueron de gran ayuda para preparar al equipo en estas instancias.

Los dos son conscientes de las dificultades que, a veces, tiene ser deportista en nuestro país, pero siguen trabajando como profesionales y deportistas de élite, “dejando de lado todo para entrenar. A veces no nos da el tiempo para trabajar a tiempo completo, algunas se las arreglan y coordinan sus estudios, pero siempre queremos demostrar el profesionalismo que hemos logrado. Somos jugadoras profesionales, pero que no nos pagan, entonces no podemos dedicarnos a tiempo completo. No podemos dedicarnos al cien por ciento, sin preocupaciones, también pensamos en otras cosas”, añadió Palma.

“La clasificación al Mundial es el sueño de cualquier deportista. Tienes los Juegos Olímpicos y un Mundial. Un Mundial es un hito que me genera un entusiasmo y una motivación extra cada día que me levanto a entrenar, a trabajar y en todo lo que hago, pensando siempre en un cien por ciento en ser un deportista de alto rendimiento, por esa motivación de ir al Mundial, de participar, de ser la primera generación que va al Mundial”, complementó Renz.

Hockey, Chile, Panamericanos
Fernando Renz, capitán de la selección chilena de hockey sobre césped.

Lesiones

Palma tuvo una dificultosa lesión en su rodilla. Se operó en febrero del año pasado y en mayo volvió a jugar, pero le encontraron edemas óseos, lo que implicó que volviera a parar. “Fue súper duro. Volví justa con los tiempos y, en momentos, quería mandar todo a la mierda”. No obstante, la volante trabajó física y mentalmente para ser una alternativa durante la copa.

La Diabla es clave en el esquema de Sergio Cachito Vigil, histórico entrenador argentino que dirige la selección chilena. En 2020, la experimentada jugadora dio el salto a Europa y formó parte del equipo Herakles de Bélgica, una de las mejores ligas del continente. “Siempre te da una visión del hockey más amplia. Se podría decir que el hockey en otros países es un deportes totalmente distinto. Pero ir allá te sirve para aprender, agarrar las cosas y traerlas para acá”, añadió.

Además, tuvo tiempo para alabar el desempeño de Vigil como entrenador, quien asumió el mando hace seis años. “Él (Vigil) siempre intenta sacar lo mejor de nosotras, en todo sentido. Yo creo que entre él, Diego (Amoroso, coach) y Alfredo (Castro, team manager) hacen un buen equipo de motivación, de profesionalizar el hockey aunque no nos paguen, de lograr que tengamos una mentalidad profesional, olímpica y mundialista, incluso cuando aún no hemos ido. Al final, el objetivo está hoy, pero también está en el futuro. Estamos pavimentando el camino y el crecimiento del hockey”.

Constanza Palma, en su paso por el Herakles de Bélgica.

Retomando con el jugador del Club Manquehue, es imperativo mencionar que hace tres semanas sufrió un desgarro en los oblicuos internos, una lesión de espalda poco común. “Y si bien, el desgarro está cerrando y está en la última etapa, aún no se encuentra la cien por ciento”, señaló.

Pero tenía que aparecer un oasis después de recorrer tanto desierto. En un principio, la selección masculina debutaría el jueves 20 de enero ante la selección peruana, pero no será así. El Instituto Nacional del Deporte confirmó la baja de Perú, la que se suma a la ausencia del seleccionado mexicano femenino.

Esto obligó a que el calendario fuera cambiado, por lo que los varones finalmente debutarán el sábado 22 de enero a las 18:30 horas ante Argentina. “Que se aplazara el partido debut me da dos días más de recuperación para jugar contra Argentina. Así que vamos a llegar a jugar ese primer partido, espero, al cien por ciento y dejaremos todo en la cancha para llegar a la final y obtener la clasificación al Mundial, de todas maneras. Hay harta ansiedad, pero la estamos trabajando con el equipo, con el staff, con el psicólogo, con el PF, con todos, para poder llegar de la mejor forma a este debut, que finalmente será el sábado, en vez del viernes, pero realmente lo estamos esperando con ansias y con ganas de jugarlo al máximo”, indicó Renz.

En tanto, la selección femenina, que iniciaba su camino hoy a las 18:30, lo hará el próximo viernes 21 de enero a la misma hora, con su par trasandino.

Desarrollo de la disciplina

Y si bien, Palma confía plenamente en el proceso que se ha llevado a cabo, pone los pies en la tierra. “Aún estamos bastante lejos de Argentina, pero, por ejemplo, con Estados Unidos y Canadá tenemos una distancia corta, y que cuando nos enfrentamos son partidos intensos y cerrados, que con pequeños detalles podemos ganarles”.

En ese sentido, la volante enfatiza en la importancia que ha tenido la construcción de la cancha propia en el Estadio Nacional porque ha sido de gran ayuda para masificar el deporte. “Hemos estado con escuelas en el Estadio Nacional y en las selecciones menores tenemos una cantidad de jugadoras gigante, algo que antes era impensado. De a poco va creciendo, pero las cancha del Estadio Nacional son claves”.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.