El permiso que rompe la división de Wanderers

Foto: Daniel González, de negro, con uno de los PF personales que lo ayuda con sus rutinas.

La cuarentena en el equipo de la Quinta Región no era para todos. El equipo entrenaba, pero ocho jugadores no podían. Todo dependía de donde tuvieran la casa. Desde el miércoles podrán unirse. "Entusiasma", dice el juvenil Daniel González.




En su hogar, con una sensación amarga, Daniel González (18) entrena a diario de manera online bajo las indicaciones del cuerpo técnico de Santiago Wanderers. En paralelo, el resto del plantel realiza sus prácticas en cancha, con balón, y al aire libre, debido al levantamiento de la cuarentena en algunos sectores de la Quinta Región. El encierro no le resta motivación para seguir peleando un lugar en la defensa del Decano, menos cuando este lunes, desde el gobierno anunciaron la autorización para que deportistas en cuarentena puedan realizar sus prácticas. Siempre bajo estrictos protocolos.

“Aún no nos han dicho nada, pero claro que entusiasma que las cosas empiecen a avanzar para el retorno del fútbol. Todos queremos volver a jugar, pero en el caso de Wanderers no es tanto lo que nos afecta porque nuestro complejo se encuentra en Mantagua, que es un sector en donde nunca se ha decretado cuarentena. Ahora lo que estamos esperando es que puedan salir los permisos de movilización para que los ocho que no vivimos en esa zona nos podamos mover sin problemas a nuestro lugar de trabajo”, dice González.

“Es natural que hasta el momento no podamos volver a entrenar, porque yo y otros siete compañeros vivimos en ciudades que actualmente se encuentran en cuarentena. En mi caso vivo en Valparaíso y no tengo cómo salir a entrenar, a diferencia de los compañeros que viven en las ciudades del interior de la región. La mayoría trata de vivir cerca del complejo deportivo, que se encuentra en Mantagua. El club desarrolló un protocolo que validó la autoridad sanitaria, pero entendiendo que sólo podían participar los jugadores que no están limitados por la cuarentena hasta ahora”, parte explicando González.

Pese a que no levanta quejas, como futbolista y amante del deporte no oculta sus ganas de volver al césped, lo que ya podría hacer a partir de este miércoles a las 22.00 horas. “Veo las fotos y videos que suben y las ganas de querer estar ahí son muchas, como a cualquier apasionado por el fútbol le pasa. Pero también soy consciente de lo que estamos viviendo hoy en día y de que hay cosas más importantes como la salud. En este caso me tocó estar en cuarentena. Obviamente es fome no poder estar físicamente con mis compañeros, pero no soy el único que está viviendo esto y, en ese sentido, se está haciendo un trabajo súper completo con el grupo que sigue trabajando en casa. Al final lo importante es dar siempre lo mejor para estar en óptimas condiciones cuando los profes puedan contar con uno. Este deporte siempre se ha tratado de eso”, comenta.

Mientras espera a poder integrarse al plantel en terreno, el joven defensa que brilló en el Mundial Sub 17 con Chile no desperdicia su tiempo. Incluso agrega más trabajos que el establecido por Wanderers. “El profe (Marcelo) Oyarzún nos envía una pauta de trabajo diario. Cada día son distintos tipos de ejercicios. Todos súper intensos, en la misma línea de lo que hacíamos en el complejo deportivo antes de la pandemia, pero adaptados a nuestra realidad. Además de esos trabajos, en la tarde entreno otra vez con preparadores físicos personales, Erick Farías y Joan Ulloa. Me ha servido mucho para ir superándome día a día”, cuenta.

Pese a que admite que no le tiene fe a la fecha estimada del regreso del Torneo Nacional, mantiene la ilusión de retomar la competencia y poder ganarse la titularidad. Ya sumó partidos en el campeonato pasado, en el que el equipo porteño logró el ascenso. “Todos los días con o sin cuarentena trato de dar lo mejor de mí para estar dentro de los once que entran a la cancha. Si no fuera así me dedicaría a otra cosa. En ese sentido yo creo en mis capacidades y sé que tendré oportunidades cuando el fútbol vuelva”, dice.

El patrón de la sub 17

González fue parte de la Selección sub 17 que logró la clasificación al Mundial de Brasil en 2019, siendo una carta fija en la defensa del plantel dirigido en el Sudamericano por Hernán Caputto y en la cita planetaria por Cristián Leiva. Pese a que los nacionales cayeron en octavos de final ante los locales, Daniel hace un buen balance del proceso. “Fue una tremenda experiencia que nunca olvidaré. Me dejó mucho como jugador y persona. Clasificar a un Mundial y además jugarlo es algo inexplicable. Dependerá de cada uno el poder llegar a una futura selección adulta”, opina.

Sobre la partida de Caputto a la U, a meses del Mundial, González evita críticas y se enfoca en lo positivo que le dejó el DT. “Es muy buen técnico. Aprendí mucho de él como jugador y como persona, bastante. Adquirí muchas cosas positivas con el profe y que ahora llevo conmigo. Es totalmente respetable su decisión de irse a la U. Él tiene que velar por su carrera y el bienestar de su familia ante todo. Fue un poco rara su salida porque los lazos y la confianza ya estaban hechos con todo el grupo, pero el fútbol así”, sentencia.

Ya está el visto bueno de las autoridades para que Daniel González, junto a sus otros siete compañeros, puedan integrarse al trabajo en cancha de Santiago Wanderers, una vez pasadas las precauciones. Allí, seguirá creciendo como promesa para los caturros y la Roja.

Comenta