La lista de fichajes exóticos que engrosa el holandés de Audax

Bernio Verhagen

Cape Town City

Bernio Jordan Enzo Verhagen, nacido en Surinam, se suma a futbolistas provenientes de países de escasa tradición futbolística o de mercados desarrollados cuyos jugadores no suelen mirar hacia Sudamérica.


El fichaje del holandés Bernio Jordan Enzo Verhagen fue el más llamativo en el cierre del mercado de futbolistas en Chile. En rigor, el delantero nació en Paramaribo, la capital de Surinam, colonia neerlandesa ubicada en Sudamérica. De cualquier forma, en ambos casos, se trata de una contratación de origen poco frecuente.

Tampoco es la única. Sin ir más lejos, Santiago Morning se ha transformado en un auténtico especialista en la materia. En su actual plantel milita el haitiano Judelin Aveska y entre 2017 y el año pasado lo hizo su compatriota Ricardo Adé, quien sigue en el fútbol nacional, pues ahora defiende a Magallanes. Los autobuseros también reclutaron a un ruso, Maxim Molokoedov, cuya historia también tenía una fuertearga social: había sido detectado en la Penitenciaría, hasta donde llegó por tráfico de drogas. Había sido descubierto intentando ingresar al país con seis kilos de cocaína.

Otro haitiano que jugó en el fútbol chileno fue Brunel Fucien. En rigor, fue quien abrió el campo local para sus compatriotas cuando, en 2005, llegó a Chile para defender a Cobreloa, que ese año disputó la Copa Libertadores. No tuvo participaciones.

Otros centroamericanos ha pasado o están en Chile. El costarricense Fabricio Ramírez integra las filas de O'Higgins. Antes, su compatriota Alonso Solís militó en Universidad Católica. En tanto, Gabriel Torres fue el último representante de Panamá. Jugó en Huachipato y en la U. Su compatriota Armando Cooper también estuvo en los azules. En la década de los noventa, Jorge Dely Valdés había ganado la Copa Chile con Unión Española.

Guatemala también dejó sus huellas. Dwight Pezzarossi defendió a Palestino y Wanderers a inicios de los 2000. En la década siguiente, militó en La Serena. Sus compatriotas José Manuel Contreras y Minor López pasaron por la región del Bío Bío: el primero por Universidad de Concepción y el segundo por Naval. En tanto, el hondureño Wilmer Velásquez defendió a Deportes Concepción.

La colonia africana

África también ha tenido representación en las canchas nacionales. El congoleño Occupé Bayenga llegó a fortalecer a Copiapó, en el que marcó cuatro goles, aunque su escuadra descendió. Con esa producción, entusiasmó a Universidad de Concepción, aunque en el equipo del Campanil su producción no estuvo dentro de lo esperado.

Tres cameruneses lo habían antecedido. Luc Bessala llegó a Osorno en 2006. Después estuvo en Temuco y en Fernández Vial. Lo sucedió Antoine Helha, quien en 2009 jugó en Coquimbo. MaMahamat Ngouluore arribó a Cobreloa en 2011. También militó en Iquique, Naval, Mejillones y Barnechea. Otro africano que llegó al país fue el nigeriano Ike Uzoma, quien defendió a Rangers en 2001.

También hubo presencia asiática.  Los japoneses Norio Takahashi e Hiroki Uchida tuvieron un fugaz paso. El primero, ni siquiera jugó un partido en Unión San Felipe. El segundo, defendió a Huachipato entre 2013 y 2014.

Los estadounidenses Chase Hilgenbrinck y Joshua Caleb Norkus también pasaron por campos nacionales. El primero actuó en Naval y Ñublense. El segundo, integró el plantel de Unión Española que se coronó campeón en 2005. Antes, el arquero Johnnie Walker había custodiado los pórticos de Huachipato, Universidad Católica y Colo Colo.

Los europeos

La lista más reciente (y vigente) también incluye a un alemán: el arquero de Barnechea Robert Moewes, quien se formó en el Borussia Dortmund. Otros germanos abrieron la ruta: Hans Werner Lamour, Hans Joachim Schellberg y Ralf Berger, en el Ñublense de Nelson 'Consomé' Oyarzún.

Otros valores provenientes del Viejo Continente han sido el francés Florian Volpe, quien custodió el arco de Magallanes,  y los españoles Juan Carlos Fernández y Francisco y Fernando Sanz, quienes pasaron por Unión Española. El segundo defendió después al Real Madrid. Su padre llegó a ser el presidente del club.

El portugués Adriano Custodio Mendes aportó poco en Santiago Wanderers y el serbio Milenko Popovic ni siquiera es recordado en Iquique.

Comenta