Los agentes del fútbol chileno lanzan gremio que promete limpiar la actividad: “Hay mucho oportunista que aparece y se aprovecha”

La reunión en que se lanzó la Asociación Gremial de Agentes de Fútbol de Chile.

La reunión en que se lanzó la Asociación Gremial de Agentes de Fútbol de Chile.

La AFCH agrupa al 80 por ciento de los representantes que se desenvuelven en el fútbol chileno. Fernando Felicevich que representa a las principales figuras del fútbol chileno, como la firma de Alejandro Santiesteban y los hermanos Jiménez, declinaron participar. La idea inicial es adaptarse a las exigencias que planteará la FIFA para estos actores del mercado.



La Asociación Gremial de Agentes de Fútbol de Chile ya está en funcionamiento. En ella se agrupa el 80 por ciento de los representantes que trabajan en el país y que realizan negocios vinculados con los traspasos de jugadores. La totalidad de ellos recibió una invitación para participar en la entidad, que pretende regular el desarrollo de la actividad en el balompié nacional. Hace varios años trabajaban en la iniciativa. Eso sí, dos de los actores relevantes del mercado nacional, Fernando Felicevich y la empresa AIM declinaron de incorporarse a la organización, al menos por el momento.

José Luis Carreño lidera el colectivo. “El objetivo de todos es trabajar en forma ordenada y transparente entre nosotros. Es la única manera de hacerlo en forma correcta. El grupo se unió. Había mucha gente, muchos intermediarios que aparecieron. Tuvimos que llamar a la gente que tenía ocho años de antigüedad, conversar y ordenarnos. La gente nueva que llegue tendrá que acomodarse a la reglamentación que sacará la FIFA. Estamos trabajando bajo su alero. Es la espalda que tenemos. FIFA sacará la reglamentación y la vamos a cumplir. Por ejemplo, si dice que la comisión es del 5 por ciento, será así. Estamos llanos y abiertos a lo que nos diga la FIFA. Somos un ente importante en la actividad y queremos hacer bien las cosas”, enfatiza a El Deportivo.

Respecto de las ausencias, Carreño es claro. “Fueron invitados todos. Está el 80 por ciento. Con Felicevich lo conversamos. Él es argentino y se puede inscribir allá también. Tendrá que tomar una determinación, porque es lo que viene. El otro es el grupo AIM, que fue más directo y no quiso participar”, sostiene.

Felicevich
Fernando Felicevich, uno de los principales actores del mercado futbolístico.

La búsqueda de la transparencia

El principal objetivo es buscar la transparencia. “Al ser un ente o depender de la FIFA, debemos mantener un contacto con los clubes. Acá en Chile se va a empezar solo con carné de FIFA. Se terminan los intermediarios. Eso es importante, porque todo se va a transparentar. Antes, si se negociaba por un jugador, llegaban cuatro intermediarios y no se sabía con quien hablar. Si el club no firma con el agente FIFA, se va arriesgar a multas. Y si el jugador no respeta al agente registrado, también”, adelanta. También se procurará mantener un fluido contacto con la ANFP.

El directorio está compuesto, además, por Mauricio Valenzuela, como vicepresidente; Marcelo Contreras, como tesorero; Francesco Barbera, en el puesto de secretario, y Washington Castro como director, todos actores relevantes en el mercado local.

La asociación gremial chilena es parte de la UAIFA, la Unión de Agentes Intemediarios de Fútbol en America, cuyo presidente, José Luis Díaz, participó en el lanzamiento. “Está bien que los agentes pongan la cara, porque tratamos con personas. Que trabajen personas con licencias exclusivamente y que se proteja al futbolista. Esto trasladado a cada asociación miembro. Hay que elevar los estándares profesionales y éticos. Y permitir que trabajen personas capacitadas. Hay mucho oportunista que aparece y se aprovecha. La materia prima del fútbol está de este lado del mundo. Los agentes debemos trabajar en forma corporativa. Chile es un mercado enorme, como lo son todos. Entonces, debemos trabajar en un espíritu colectivo”, puntualiza.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.