Palestino gana el derecho a soñar

El equipo árabe perdía 2-0 con Talleres, pero despertó a tiempo para empatar el duelo. En la revancha le basta con igualar hasta 1-1.


Ficha del partido

Talleres: G. Herrera 4; N. Tenaglia 4, J. Komar 4, E. Díaz 4; J. Soñora 4 (69’, G. Maroni), A. Cubas 4, P. Guiñazú 5, T. Pochettino 4 (87’, D. Valoyes), J. Ramírez 5; S. Palacios 4 (90’+2’, J. Arias), D. Moreno 5. DT: J. P.Vojvoda 3.

Palestino: I. González 5; G. Soto 5, A. González 5, L. Mago 3, B. Véjar 5; J. Fernández 4 (83’, D. Rosende), A. Farías 5, C. Cortés 5; L. Jiménez 5; L. Passerini 2 (60’, C. Jorquera 5), R. Gutiérrez 4 (90’+1’, E. Guerrero). DT: I. Basay 5.

Goles: 1-0, 3’, Moreno, define suave ante la salida de I. González; 2-0, 35’, Ramírez, de penal; 2-1, Cortés, remate dentro del área; 2-2, 68’, Soto, remate dentro del área.
Árbitro: A. Herrera (VEN) 5. Amonestó a Díaz (T); Gutiérrez, Fernández, Soto y Farías (P).
Estadio Mario Kempes. Asistieron 45 mil, aprox.

Palestino lo pasaba mal. No había rastro del orden mostrado en Medellín. Talleres lo superaba en todas las facetas y era cosa de tiempo que eso se reflejara en el marcador del Mario Kempes. Dayro Moreno puso justicia rápidamente (3’). El colombiano de 33 años recibió en el área y definió suave sobre la apresurada salida de Ignacio González.

Lejos de mejorar, los árabes seguían dormidos. Luis Jiménez, el motor, no lograba asociarse con Roberto Gutiérrez y menos con el intrascendente Lucas Passerini. La pelota no duraba nada en los pies chilenos, que sufrían con cada embate del conjunto de Córdoba, de fútbol directo e intenso.

El 1-0 era poco a esas alturas. El cuadro de Ivo Basay la sacaba barata. Sin embargo, Luis Mago derribó a Juan Ramírez en el área y el árbitro venezolano Alexis Herrera cobró penal. El propio Ramírez lo convirtió.

Recién ahí, con la pista pesada, los de La Cisterna esbozaron una reacción. Sin mucho fútbol, comenzaron a arrimarse tibiamente al pórtico de Guido Herrera, ayudados también por Talleres, que bajó un cambio.

Y cuando el primer tiempo expiraba, llegó el descuento. César Cortés aprovechó un pivoteo rival y la metió adentro. Un gol de visita importantísimo, que le dio vida al equipo nacional y que le dolió a los cordobeses.

Basay leyó bien el partido y reemplazó a Passerini por Jorquera. Palestino jugó mejor. El formado en Colo Colo fue clave: habilitó de gran forma al buen Guillermo Soto, quien decretó un empate valiosísimo.

Palestino despertó a tiempo y ahora sueña en grande. Le basta empatar sin goles en la revancha para clasificar a la fase de grupos.

Seguir leyendo