Qatar 2022, el Mundial de los millones, el calor y las polémicas tiene a los favoritos de siempre

El Estadio de Ciudad de la Educación, el Diamante del Desierto, fue inaugurado en junio de 2020 y tuvo un costo cercano a los 800 millones de dólares.

Como en la mayoría de las versiones de la Copa del Mundo, Brasil es el principal candidato para alzar el trofeo en Qatar 2022. Un mundial atípico, no sólo por la fecha del calendario para evitar las altas temperaturas -entre noviembre y diciembre- sino por una inversión de 6 mil millones de dólares recintos y las polémicas que rodearon su organización. Una cita a la que la Roja todavía no pierde las opciones de visitarla.


El 21 de noviembre en el estadio Al Bayt en la ciudad de Jor, al norte del pequeño estado de Qatar, el local dará inicio a la vigésimo segunda versión del Copa del Mundo ante un rival que se conocerá sólo el próximo 31 de marzo, tras el sorteo de Doha. Una versión diferente para la fiesta del deporte con más seguidores en el planeta, que ha vivido una historia particular desde su nominación como sede, pero con los mismos favoritos de todos los torneos.

Al margen del anfitrión, ya son doce las selecciones que lograron su clasificación al Mundial 2022. Seis de las ocho selecciones que alguna vez lograron levantar el trofeo ya ganaron un lugar en esta edición: Brasil, Alemania, Francia, Argentina, Inglaterra y España; y sólo Italia y Uruguay aún pelean para llegar al campeonato. La misma condición de la selección de Chile, que lucha por acceder a un cupo, a cuatro fechas del final de las eliminatorias.

Una tendencia que advierten de la supremacía de estos equipos frente al resto de los aspirantes. Así, según las casas de apuestas, la Verdeamarelha -que ya tiene cinco títulos en sus vitrinas y clasificó invicta en Sudamérica- es la principal candidata para lograr la corona en el primer mundial que se disputará en Medio Oriente.

Francia, actual campeón, es el segundo en la lista de potenciales ganadores, siempre de acuerdo con los pronósticos. Hispanos, germanos, ingleses y argentinos completan las preferencias para acceder a la medalla de oro en la cita qatarí.

Las probables estrellas

En la elite del balompié mundial nada es el azar. De los 15 jugadores más valiosos del planeta, de acuerdo a la calificación del sitio germano Transfermarkt, una docena de ellas ya ganó su derecho a participar en una Copa del Mundo que promete ser una de las más seguidas en la historia.

El primero de todos, sin lugar a duda, es el galo Kylian Mbappé con una tasación de más de 180 millones de dólares. El delantero, quien termina contrato en junio con Paris Saint-Germain para seguir su carrera en Real Madrid, acaba de cumplir los 23 años y ya fue una de las figuras en el título de los Blues en Rusia 2018. Cuatro años más tarde, Donatello promete superar los cuatro goles que anotó en la versión pasada.

Dos de los otros futbolistas en el top cinco también ganaron el boleto. El brasileño Vinicius Junior del Madrid y el británico Harry Kane seguramente estarán en la lista de sus respectivos países. Erling Haaland de Noruega, segundo en el listado de los más valiosos, definitivamente se lo perderá, ya que los nórdicos no alcanzaron el repechaje. Mohamed Salah está en la fase final de las eliminatorias africanas con Egipto y espera mejorar la imagen del mundial pasado, al que llegó a medias por una lesión en el hombro.

Lionel Messi
Lionel Messi durante una presentación con Argentina el año pasado.

El papel de los consagrados

Lionel Messi, quien acaba de ganar su séptimo Balón de Oro, comenzó a pagar la deuda que mantenía con la selección de Argentina. El título de la Copa América que La Pulga levantó en Brasil, el año pasado, es el envión preciso para intentar dar el gran golpe en dl certamen de Medio Oriente. Sobre cuando ya logró disputar la final de 2014, cuando cayó ante Alemania.

El brasileño Neymar es otro de los talentosos que tiene el trofeo planetario entre sus objetivos. Al fichaje más caro de la historia sólo ha ganado un título adulto con la Canarinha: la Copa Confederaciones de 2013. Ahora, en Qatar, espera sumar la sexta corona de su país en un mundial.

Capítulo aparte merece Cristiano Ronaldo, quien está completamente vigente a sus 36 años, la tiene más complicada. Portugal no alcanzó la clasificación directa en la fase de grupos y, en el mejor de los casos, deberá definir la clasificación frente al equipo nacional de Italia, vencedor de la última Eurocopa.

Millones y polémicas

De acuerdo con los números proporcionados por la propia FIFA, el pequeño estado árabe invertirá 1.696 millones de dólares sólo en la organización del campeonato, entre premios, televisión, propaganda, transporte, logística, entre otros ítems. Eso no incluye los casi 6 mil millones de dólares que se gastaron en la construcción de siete de los ocho estadios que contempla el desarrollo de la competición.

Un evento que estuvo cuestionado desde su adjudicación. En 2010, cuando se eligió la sede, el favorito era Estados Unidos, antes que los qataríes. Tres años más tarde, la revista France Football destapó las irregularidades cometidas por la FIFA para la elección de la sede, tras el pago de una gran cantidad de sobornos. Un escándalo que, incluso, salpicó al primer ministro francés de ese tiempo: Nicolas Sarkozy, quien dio su apoyo a cambio de la compra del PSG.

Sin embargo, uno de los problemas que más complica a las asociaciones miembro es la fecha del certamen, entre noviembre y diciembre, cuando los torneos europeos llevan tres meses en competencia. Es más, algunas de las competencias más importantes adelantaron que sólo cederán a sus jugadores sólo una semana antes del inicio del certamen.

La elección de la fecha tampoco es un hecho baladí. Junio y julio, meses en los que normalmente se ha celebrado la justa deportiva a lo largo de la historia, las temperaturas en Medio Oriente pasan de los 40 grados, algo que hace imposible la práctica del fútbol. Cerca del final de año, los termómetros llegan a los 30 grados.

Pero uno de los hechos que más incomoda es la gran cantidad de vidas humanas que se han perdido en la construcción de los opulentos y majestuosos recinto qataríes. Según publicó el diario británico The Guardian, más de 6.500 personas han perdido la vida en la realización de las obras y casi 40 mil sufrieron herias leves o moderadas, la mayoría migrantes, lo que habla a las claras de las pocas medidas de seguridad que se han contemplado y la precariedad de las condiciones en que trabajan.

Encima, la pandemia estará omnipresente en el certamen, con medidas especiales en los protocolos sanitarios para jugadores y países en competencia. Sobre todo, cuando se esperan más 1,2 millones de turistas en el país, sólo para presenciar el torneo, según adelantan en la organización.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.