El reino del Príncipe

Charles Aránguiz

Con la llegada de Peter Bosz como técnico del Bayer Leverkusen, Charles Aránguiz tiene un rol clave en el equipo. Eso sí, su continuidad en el club no está asegurada más allá de 2020.


En un año de Copa América, es clave observar la actualidad de los seleccionados. Uno de los pocos que destaca afuera es Charles Aránguiz, elemento consolidado en el Leverkusen. En su estadía en el fútbol alemán ha tenido que lidiar con lesiones graves e irregularidad. De hecho, no participó de manera normal de la pretemporada. Pero hoy atraviesa por uno de sus mejores momentos en la Bundesliga. El arribo de un nuevo entrenador le ha permitido tener un papel más protagónico.

En diciembre pasado, el Bayer Leverkusen cesó a Heiko Herrlich y lo reemplazó por el holandés Peter Bosz, subcampeón de la Europa League 2016-2017 con el Ajax y de paso discreto en Borussia Dortmund. Con este DT, Aránguiz se instaló como volante central en el esquema 4-3-3 (muy holandés) de Bosz. Una labor que tiene similitudes a la que hace Marcelo Díaz en Racing, aunque con matices claro está. También ha tenido un par de juegos como interior derecho.

"Charles es un jugador importante para nosotros y era importante que encontrara su papel con el nuevo entrenador", afirmó Simon Rolfes, próximo director deportivo de los farmacéuticos, quien sustituirá a Jonas Boldt (deja el cargo en junio), el mismo que vino a Chile para llevarse a Arturo Vidal.

La omnipresencia del puentealtino se manifiesta de diferentes perspectivas. Desde el arribo de Bosz, el Leverkusen ha jugado 10 partidos (entre liga, Copa y Europa League) y Aránguiz ha sido titular siempre y presente en todos los minutos. En este periodo ha anotado dos goles, al Krasnodar y al Friburgo, respectivamente. Si de estadísticas se refiere, tras 24 fechas de la Bundesliga ya igualó su rendimiento del torneo pasado: un gol y tres asistencias. En su partido más reciente, ante el Friburgo, dio 99 pases, con un notable registro de 94,9% de efectividad.

[caption id="attachment_562153" align="alignnone" width="374"]

Este es el mapa de calor de Aránguiz en el partido ante Friburgo, que refleja su gran recorrido en la cancha. Fuente: Opta[/caption]

La propia página de la Bundesliga lo ha destacado como el "hombre clave" del equipo. "Se ha transformado en el engranaje, la aduana, el jugador que controla los tiempos y sale desde atrás con pelota dominada para armar el juego de Los Obreros", afirma la nota. "Bosz es un entrenador enormemente ofensivo, muy cruyffista, le gusta el toque y los jugadores como Charles, que maneja bien el balón, es aplicado, aguerrido y con buena visión de juego", opina Javier Cáceres, periodista chileno del periódico Süddeutsche Zeitung.

El vínculo de Aránguiz con el club de las Aspirinas acaba en junio de 2020. En la entidad trabajan para su renovación. Hoy por hoy, el Bayer Leverkusen tiene la primera opción para estirar el contrato del chileno. Eso sí, el 20 manifestó que en el largo plazo retornará al país. "Quiero volver a Chile; mi mujer también quiere volver. No creo que pueda quedarme acá", reconoció ante preguntas de los hinchas.

El Príncipe, quien va rumbo al centenario de presencias en el Bayer Leverkusen, disfruta de un momento dulce. Algo que ilusiona de cara a la Copa América.

Comenta