Patricio Rubio: "Johnny no merecía la forma en que salió de la U"

Rubio

El Pato es uno de los grandes refuerzos de los viñamarinos, a quienes les ha tocado el honor de abrir el torneo 2020. Lo hará esta tarde precisamente ante Universidad de Concepción, el cuadro donde el delantero jugó el año pasado.




Tras un 2019 de altibajos en la Universidad de Concepción (arrancó con un póker de goles en la Copa Libertadores, pero se fue apagando, terminó luchando por la permanencia, y solo anotó seis tantos más), Patricio Rubio (30 años) vuelve a Everton un año después de irse. Y lo encuentra muy reforzado. En la víspera del estreno, precisamente ante sus ex del Campanil, recibe a La Tercera.

¿Cómo se explica el mal año en un equipo armado para pelear arriba como la Universidad de Concepción?

Pasó un poco por la eliminación en la Libertadores. Nos preparamos para avanzar, hicimos buenos partidos contra rivales importantes, pero se nos escaparon puntos en el final. Esperábamos por lo menos clasificar a una Sudamericana y fue una decepción quedarnos con las manos vacías. Esa desilusión nos golpeó fuerte. Por ahí pasó el bajón del mal año.

¿Es difícil salir cuando se entra en esa dinámica negativa?

Es complicado. Así como cuando te acostumbras a ganar, en las derrotas pasa eso. Pelear abajo es feo y me tocó dos años seguidos, porque venía de luchar por la permanencia también acá. Espero este año competir por algo importante. Motiva mucho más.

¿Cómo afrontaron que no hubiera descensos sabiéndose colistas?

Como equipo y en lo personal siempre mantuvimos la intención de jugar. Se le hizo saber a la gente que nos representó en el consejo. Queríamos salvarnos en cancha porque era lo que correspondía. Después pasó lo que todos sabemos y nos salvamos. Pero como plantel queríamos jugar.

¿En qué momento de su carrera le pilla este retorno a Everton y cómo proyecta su carrera?

Estoy más maduro, con el aprendizaje de dos años peleando abajo y de no volver a cometer errores por expulsiones o malos tratos con los árbitros. Lo he mejorado y me va a ayudar a tener un mejor año.

¿Qué fue lo que más influyó para su retorno al club?

Mi relación con Torrente. Siempre mantuvimos contacto. Él me intentó llevar a Morelia cuando volvió a México y continuamos en contacto cuando volvió. Aparte Everton es una linda institución. Ha crecido mucho y está armando un buen equipo.

¿Lo llamó antes de venir?

Sí, me habló del proyecto y estaban las ganas de volver a trabajar juntos. Vinieron buenos jugadores y se armó un plantel para pelear arriba.

¿Puede ser la sorpresa del torneo?

Sí, totalmente. Se armó un gran plantel, grandes jugadores de experiencia y nos hemos acoplado muy bien en la pretemporada. Esperamos mostrarlo desde el arranque, para después tener un año tranquilo.

¿Se ponen un objetivo?

Queremos ir por todo; el torneo, Copa Chile y lograr una clasificación a un torneo internacional. Estamos pensando en grande, el club también y por eso se armó bien.

En su paso anterior por Everton, Vitamina Sánchez dijo que usted le hacía mal al vestuario.

Es un tema cerrado para mí, y para él también. No volvimos a tener contacto. Habrá tenido sus motivos de por qué dijo eso y quizá en algún momento los diga. Yo sé lo que soy, quién soy y mis compañeros acá me lo hacen saber. También el profe Javier, que fue, en parte, por quien volví.

¿Le sorprendió la salida de Johnny de la U?

Sí. Acá en Chile se respetan poco los ídolos. Pasó lo mismo con Valdivia en Colo Colo. Te sorprende porque es un referente, capitán, el más ganador en la historia reciente del club, tiene una relación gigante con la U y la forma en que salió no la merecía.

¿Qué puede aportarle a Everton a esta altura de su carrera?

Su experiencia y ser un arquero que gana partidos. En los amistosos que hemos jugado ya quedó demostrado. Puede que nos lleguen dos o tres veces, pero él siempre está atento para cuando le necesitemos. Es un arquero de jerarquía y esperamos que nos aporte mucho en eso.

¿Qué sintió como hincha reconocido al ver a la U pelear el descenso?

Es una pena ver al club así, tuve la oportunidad de jugar ahí y salir campeón. Es una gran institución donde tienes todo para trabajar, tiene una gran hinchada y da lata verla en los últimos lugares.

¿Se quedó con las ganas de volver?

Yo no le cierro las puertas a nadie. Este es un trabajo donde está primero la familia, se conversa y se toma una decisión. A esta altura ya estoy dispuesto a jugar por el equipo que sea y no tengo problema.

¿Tuvo algún llamado de Mario Salas para ir a Colo Colo?

En algún momento se habló a través de representantes, pero quedó en eso. Mario tiene buenos recuerdos míos y la mejor opinión, hemos hablado un par de veces también, pero solo le deseo lo mejor. Él fue uno de los impulsores de mi carrera, me puso de 9 y gracias a él en parte llegué a donde estoy.

Posiciones

En su trayectoria ha jugado de referencia en punta, pero también le tocó actuar en la banda. ¿Cómo fue ese proceso y qué le acomoda más?

Me acomoda jugar por dentro o por fuera, o con otro delantero arriba, no tengo problema. Tengo esa facilidad de adaptarme, tuve mis mejores torneos en la U y en la Unión jugando por la orilla, donde salimos campeones y marqué muchos goles.

¿Se ilusiona aún con la selección al ver la escasez de delanteros y los desafíos que vienen este año?

A veces sí, siempre está la ilusión, pero tengo que afirmarme y no es algo que me mate. He tenido altibajos. Entonces, si tengo un buen año, con más continuidad, la oportunidad puede llegar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.