Amistades peligrosas, los rincones de Gino Lorenzini

El hermano de la senadora Ximena Rincón, el exdiputado Ricardo Rincón, es el abogado del dueño de Felices y Forrados. Aparece un correo que los vincula con indicaciones que ella ha presentado sobre AFP, y audios en que Gino Lorenzini habla sobre cómo se moverá “la Ximena” en el Congreso. Pero la parlamentaria lo niega.




“Sí, es mi abogado, y ¡qué tanto! Sabe de leyes, poh, ¿o no? Estuvo en el Congreso”. Gino Lorenzini, el CEO y fundador de Felices y Forrados, no se contuvo.

El martes 24, en la noche, más de 50.000 espectadores esperaban escuchar las prometidas pruebas que daría sobre las triangulaciones de fondos desde las AFP, en las que estarían involucrados el Presidente Piñera y miembros de su familia, las que fueron descartadas por la Superintendencia de Pensiones. Ahí, al calor de la emoción por la sustantiva audiencia, Lorenzini reconoció lo que para entonces ya no era secreto: que el exdiputado democratacristiano Ricardo Rincón estaba contratado y oficiaba como abogado, lobista y asesor de Felices y Forrados.

-Sí, es mi abogado, y ¡qué tanto! -dijo el dueño de la empresa dedicada desde 2011 a dar asesoría financiera y a hacer recomendaciones de cambios de fondos de pensiones a los miembros de “la comunidad de Felices y Forrados”, como llama a los 185 mil clientes premium que pagan por sus consejos de cambios masivos de fondos de AFP, según cifras de la propia empresa. De ser efectivo el número de suscriptores que ellos mencionan, a los que les cobran $2.000 mensuales, recibe alrededor de $ 370 millones al mes por este negocio, que ha sido cuestionado por el presidente del Banco Central, Mario Marcel, argumentando los efectos adversos e inestabilidad que provocan en los mercados estos traspasos masivos, y que se encuentra bajo investigación del Sernac por eventual publicidad engañosa.

El organismo a cargo de la protección de los consumidores, que dirige Lucas del Villar, envió el lunes 16 un oficio a Felices y Forrados solicitando información que corrobore la rentabilidad superior al 10% en los últimos 12 meses, como afirman en sus videos y programas. Desde enero al 31 de octubre pasado, el Sernac ha recibido 20 reclamos contra Felices y Forrados, la mayoría por incumplimiento de contrato, por renovación automática de las suscripciones sin haber dado aviso a los usuarios y por publicidad engañosa.

El 2019 los reclamos habían sido nueve, cifra que contradice la queja de Gino Lorenzini, quien sostiene que el Sernac actuó de oficio, sin que hubiera denuncias de usuarios en su contra. Felices y Forrados tiene 10 días hábiles, prorrogables, para responder a la autoridad.

Sernac afirma que está investigando a Felices y Forrados por denuncia de publicidad engañosa
Gino Lorenzini, CEO y fundador de Felices y Forrados.

Pero hay más. El lunes 18 de noviembre, ocho días antes de que el CEO de Felices y Forrados admitiera su relación de trabajo con Ricardo Rincón, la existencia de ese vínculo no fue debidamente transparentada en la sesión de la Comisión de Constitución del Senado. Ahí se debatía el proyecto de ley del gobierno para permitir un segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP, en la que se produjo una polémica intervención de la senadora DC por el Maule, Ximena Rincón, hermana de Ricardo, que desató la molestia de sus pares. La parlamentaria presentó una indicación que beneficiaba directamente a Felices y Forrados.

“Lo que hizo Ximena no corresponde, intentó pasar una cuchufleta”, afirma a La Tercera el senador DC y compañero de bancada suyo, Francisco Huenchumilla.

Ni él, ni los otros cuatro integrantes de la Comisión de Constitución sabían de esa indicación de Rincón, que en su último párrafo señalaba: “No podrá restringirse la asesoría provisional, sea gratuita o remunerada, para efectos del retiro de fondos de pensiones que las disposiciones transitorias de esta Constitución establezcan, o para otros fines previsionales que el afiliado determine”.

La votación del proyecto había avanzado sin contratiempos hasta ese momento. Cuando faltaba media hora para que terminara la sesión, Huechumilla pidió permiso para retirarse, pues debía asistir a la Comisión de Seguridad -que también integra- y que iba a recibir por primera vez al ministro del Interior, Rodrigo Delgado. Por eso, pidió que Rincón lo reemplazara en la votación, dado que ella fue ministra del Trabajo. Fue entonces cuando la senadora y jefa de bancada falangista sacó el as de la manga.

“Yo creo que aquí se mezcla en la discusión que plantea la senadora Rincón, la situación de Felices y Forrados y lo que esto genera en Chile en los fondos de pensiones chilenos. Pero sea cual sea la manera de resolver algo como eso, yo creo que esto no es materia de una reforma constitucional, no debe estar en la Constitución por ningún lado”, advirtió el senador RN Rodrigo Galilea, quien votó en contra de la iniciativa, al igual que los demás parlamentarios de gobierno y oposición. El único voto a favor fue de Ximena Rincón.

La discusión se daba justo en momentos en que el gobierno ha puesto urgencia a otro proyecto de ley que está en segundo trámite constitucional en la Cámara de Diputados, que pretende precisamente fortalecer las regulaciones a los actores del mercado financiero, entre ellos a los asesores previsionales.

Dos meses antes, el 19 de agosto, la diputada Joanna Pérez -vicepresidenta de la DC y cercana a Rincón y al presidente del partido, Fuad Chahin-, aunque no es integrante de la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja, había presentado algunas indicaciones que buscaban flexibilizar las normas que restringen el accionar de empresas como Felices y Forrados. Al ser consultada para este artículo, Pérez admitió que esas indicaciones no eran de su autoría, sino que las había recibido de los asesores de la bancada de senadores de la DC, cuya jefa es Ximena Rincón.

Ricardo Rincon se refiere a su situación actual en la DC
El exdiputado DC Ricardo Rincón es abogado y gestor de intereses de Felices y Forrado, la sociedad que fundó Gino Lorenzini.

No sabía

“Yo no sabía que mi hermano era abogado de Felices y Forrados, y para inhabilitarme, tendría que haber sabido. Por qué tendría que preguntarle a él las cosas que hago, ni que tenía que informarme de cuáles son sus clientes. Soy abogada, fui ministra del Trabajo, fui directora un tiempo de una AFP, conozco de este tema”, señaló la senadora Ximena Rincón al ser consultada por La Tercera.

La parlamentaria, quien aspira a ser la abanderada presidencial de la DC, ha criticado la forma en que se maneja el sistema previsional chileno, ha exigido cambios a las tablas de mortalidad y a las tasas de interés con que se calculan las rentas vitalicias. Además, ella misma sigue una estrategia activa de cambios de sus fondos -desde diciembre a la fecha se ha cambiado siete veces, consiguiendo, afirma, una mejor rentabilidad-, por lo que ha criticado fuertemente las restricciones que busca imponer el gobierno a las asesorías previsionales.

Varias veces ha asistido a los programas que, a través de las redes sociales, transmite “la comunidad” de Gino Lorenzini (este año, solamente, participó en las transmisiones del 9 de abril y del 25 de junio). Los mismos canales de YouTube y Facebook Live ligados a Felices y Forrados que suelen difundir sus intervenciones en el Senado, entrevistas y declaraciones referidas a los cambios a las AFP.

Pero más allá del “cariño” que dice tener por Gino Lorenzini, la senadora Rincón niega cualquier nexo con el fundador de Felices y Forrados. Con mayor fuerza descarta haber recibido, a través de su hermano Ricardo, análisis o sugerencias de esa empresa.

Nace el ciudadano

Fue el 25 de julio del año pasado. Lo habían despedido de FyF hacía seis días. Molesto, Esteban Rodríguez González envió un correo a Gino Lorenzini con copia a otros miembros del staff de la firma. En este -que luego el propio fundador de FyF presentaría en tribunales-, Rodríguez sostiene que “el señor (Lorenzini) plantea contumazmente que yo habría reducido las garantías de rentabilidad mínima a las AFP, y no habría realizado la separación societaria de los fondos de pensiones para el primer borrador con indicaciones de la reforma previsional elaboradas para la senadora Ximena Rincón”. En el mismo documento da cuenta de que Gino Lorenzini le informa vía telefónica del fin de la relación con la empresa a las 16 horas del 19 de julio de 2019, “mientras yo trabajaba en concluir las indicaciones finales de la reforma, por el acuerdo de apoyo presidencial que don Gino pactó con la senadora Rincón”.

Esteban Rodríguez había ingresado a inicios de 2018 a Felices y Forrados. Fue Gino Lorenzini quien fue a buscarlo. Rodríguez por entonces estaba dando una pelea contra la Superintendencia de Pensiones y varias AFP a través de la Ley de Transparencia para conseguir la “caja negra” de las AFP, las notas diarias explicativas que permiten calcular el valor cuota de los multifondos.

Gino Lorenzini llevaba años tratando de obtener lo mismo. Su padre, Héctor Lorenzini Basso, el 2013 había presentado -sin éxito- recursos ante la Superintendencia de Pensiones pidiendo lo mismo. La estrategia seguida por Rodríguez en el Consejo de la Transparencia, sin embargo, iba mucho mejor encaminada. En septiembre de 2017, la entidad ofició a la Superintendencia que liberara los antecedentes solicitados por Rodríguez desde 2002 a 2016. Gino no dejaría escapar esa oportunidad, así que contrató a Rodríguez. Según ha señalado Rodríguez, le ofreció un sueldo entre 600 mil y 800 mil pesos mensuales, con la promesa de que montarían juntos una sociedad dentro de FyF dedicada a judicializar recursos contra las AFP y las compañías de seguros. La sociedad nunca se creó y fue parte de la disputa que quebró la relación entre ambos.

Pero en ese momento, las cosas entre Rodríguez y Lorenzini andaban bien. En agosto de 2018, poco antes de que el caso del “ciudadano Rodríguez” se viera en la corte -y finalmente esta le diera la razón-, Gino Lorenzini le dijo a Rodríguez que se pusiera en contacto con el presidente de la DC, el abogado Fuad Chahin, para que se hiciera cargo de los alegatos ante estrado. Así lo hizo. Tomó sólo un resguardo. Rodríguez temía que si tenían éxito, Lorenzini se quedara con todo el esfuerzo que había realizado, por lo que exigió pagarle a Chahin por sus servicios para remarcar, así, que había una relación profesional de abogado-cliente al que echar mano en caso necesario. El timonel DC y exdiputado, aunque dice que había ofrecido hacerlo gratis, aceptó cobrar una cifra simbólica de 500 mil pesos. Suma que Lorenzini le adelantó a Rodríguez.

Gino movilizaría todo su equipo comunicacional por redes sociales para convertir el caso del “ciudadano Rodríguez” en un suceso nacional y transformar a su empleado, un tipo retraído y que se encontraba en esos momentos en una situación de vulnerabilidad emocional, en un personaje épico, un David enfrentado a los Goliat de las AFP y la Superintendencia de Pensiones.

El día del alegato, el 22 de agosto de 2018, Gino Lorenzini, micrófono en mano, desde las afueras del Palacio de Tribunales, transmitió en vivo el “momento histórico” que se estaba viviendo en estrados.

Pero ese alegato que ganó en la corte no sería la única intervención de Fuad Chahin con Felices y Forrados. El 13 de abril de 2018, antes de asumir el caso del “Ciudadano Rodríguez” y dos meses antes de convertirse en presidente de la DC, Chahin solicitó una audiencia para Gino Lorenzini con la entonces subsecretaria de Previsión Social, la actual ministra del Trabajo María José Zaldívar. El motivo era “exponerle en representación de Felices y Forrados una serie de propuestas para mejorar el actual sistema de pensiones”, según quedó consignado en el registro de audiencias por ley de lobby.

Para Esteban Rodríguez, el triunfo obtenido en la corte significó un cambio de estatus dentro de Felices y Forrados. Rodríguez afirma que en junio de 2019, Lorenzini le pidió que, además de las tareas que ya realizaba, se hiciera cargo de revisar el proyecto de ley de pensiones impulsado por el gobierno y preparar material para la senadora Rincón, el que se distribuía sólo entre un pequeño equipo integrado por Gino y Roberto Lorenzini, y Ricardo Rincón.

El 19 de junio, por ejemplo, Rodríguez envió a esos destinatarios un análisis sobre posibles cambios a las tablas de mortalidad a fin de mejorar las pensiones. “Lo único negativo es que estas tablas y beneficios aplicarían, para quienes se pensionen después de la modificación, a menos que el control del CNU pase a manos del legislador”, señala en el correo que envió en la madrugada de ese día. Desde su iphone, Ricardo Rincón acusaría recibo horas más tarde. “Es que hay que actuar vía administrativa modificando decreto y vía legal tomando control de la CNU”, respondería el exparlamentario DC.

El poder de la hermana

Para este reportaje, Rodríguez aceptó reproducir mensajes de audio que le envió por WhatsApp Gino Lorenzini entre junio y julio de 2019, en uno de los cuales le comenta que “tuve un café con el Ricardo Rincón y estuvo muy buena la info cruzada” (...) “Según Ricardo, uno como diputado sí puede hacer indicaciones. Me decía que, en teoría, se podía, por ejemplo, hacer la parte de clave de la indicación, por ejemplo separar la AFP del fondo de pensiones, y podía presentarlo un diputado, mira la hueá. Entonces me dice que si es por armar una tole tole, habría que meterle cuatro indicaciones que le peguís por sala que no afecten el presupuesto ni la seguridad social. Ve ahí tú y les cambiamos las reglas, no hay que darse por vencidos. Lo otro es que en el Senado la hermana tiene harto poder, porque al final congrega a Provoste y a Huenchumilla, entonces lo otro es dar la pelea por arriba, pero él iba a conversar con ella, así que luego vamos a tener novedades”.

Imagen-XIMENA-RINCON-294
La senadora Ximena Rincón.

El 7 de julio de 2019, Lorenzini enviaría otro audio con ideas para que Rodríguez las explorara, justo en momentos en que la senadora Rincón presionaba por cambios a las tablas de mortalidad y a las tasas de interés para las rentas vitalicias. “Es difícil entender el (Decreto) 3.500. Aquí el tuerto es rey, así que hay una luz de esperanza si manejamos bien el tema con la Ximena y agarra fuerza, después se puede modificar en el Senado. Nunca antes un grupo de personas, en este caso nosotros, habían tenido posibilidades de meternos en la ley. Así que hay que hacer un trabajo muy intenso, porque ahí está la gran pelea. Tenemos que hacer bolsa, pero bolsa, el tema en el Senado. Tenemos que prepararnos bien, porque ella ya le dijo a Fuad que en el Senado es ella la que va a poner las condiciones”.

“Hay una luz de esperanza si manejamos bien el tema con la Ximena y agarra fuerza,

después se puede modificar en el Senado”.

Gino Lorenzini en mensaje de audio por WhatsApp enviado a Esteban Rodriguez.

La senadora Rincón asegura que ella no conoce a “ese señor Rodríguez, y nunca ha recibido informes o documentos de él”. Dice que sólo se ha asesorado en estas materias por sus asesores previsionales, Patricio Basso y Ricardo Hormazábal, y “he consultado muchas veces cosas que circulan en las redes e información a Gino, nunca lo he contratado, nunca le he pagado, nada, no tengo una relación con él. Pero sí he chequeado cosas con él y con mucha otra gente”.

Ricardo Rincón no respondió los llamados ni los mensajes que se le enviaron para conocer su versión. Gino Lorenzini, en tanto, señaló que no respondería mientras no se publicaran las cartolas previsionales que grafican las utilidades que Felices y Forrados dice generar.

Al igual que su hermano Ricardo y al presiente DC, Fuad Chahin, la senadora habría conocido a Gino Lorenzini en 2015, en medio de la pelea en contra de la frustrada fusión de las AFP Cuprum y Argentum.

Fue ella, como ministra del Trabajo, quien el 30 de agosto de 2016, tras las masivas marchas del movimiento No+AFP, logró que la entonces Presidenta Michelle Bachelet recibiera a Lorenzini en una audiencia en La Moneda.

En Palacio

El ministro de Hacienda Rodrigo Valdés se enteró minutos antes de que la reunión sería con el polémico personaje y decidió no armar un escándalo sólo para no tensionar aún más la difícil relación que tenían con la titular del Trabajo. Incluso, los asesores técnicos de la ministra a cargo de la reforma previsional, entre ellos Cristóbal Huneeus, supieron 30 minutos antes que Gino Lorenzini estaba incluido en la cita. “Es una locura, cómo expones a la Presidenta, lo único que se gana es darle aval a un actor que profita del sistema”, le habrían dicho los asesores a Rincón.

Para entonces, Lorenzini ya manejaba una masiva red de seguidores en redes sociales. Su equipo de comunicaciones lo filmó desde que salió de su casa, con entrevista en directo por todo el trayecto hasta La Moneda, donde adelantaba lo que le diría a la Mandataria. La grabación seguía después de la reunión para anunciar lo que le había dicho la Jefa de Estado, lo que fue divulgado por sus redes. Esa noche, Lorenzini empoderado, daría entrevistas a canales de televisión.

La idea original de Rincón, eso sí, era sentar en la misma mesa con Bachelet al vocero de No+AFP, Luis Mesina; a un representante de la CUT y a Lorenzini. Pero Mesina se negó tajantemente, porque Felices y Forrados “no había estado nunca en la calle y no se oponía al modelo”. Al final, Bachelet debió juntarse por separado con los distintos actores.

La relación de los dirigentes de No+AFP -quienes buscan reemplazar el modelo de capitalización individual y crear un sistema de previsión social- con Lorenzini nunca ha sido buena. En junio del año pasado, el creador de Felices y Forrados habría hecho maniobras para debilitar al movimiento de Mesina justo en momentos en que las movilizaciones en contra de las AFP adquirían renovada fuerza. En varias cortes de Apelaciones del país algunos afiliados a las AFP habían presentado recursos para exigir que los tribunales autorizaran el retiro de los fondos de pensiones. Uno de los casos emblemáticos fue el de la profesora de Antofagasta María Angélica Ojeda. Gino Lorenzini, aseguran fuentes de No+AFP, llamó a varios de los demandantes para ofrecerles hacerse cargo de sus juicios, incluso anticiparles un porcentaje de lo que podían obtener, a cambio de que siguieran con él y no con No+AFP.

Ese mismo mes, cuando se estaba armando lo que sería Unidad Social, se reunió con un dirigente gremial que estaba peleado con No+AFP para ofrecerle el apoyo de la masividad de sus redes sociales de Felices y Forrados, para impulsar las movilizaciones sociales, cuando aún no se vislumbraba siquiera el alcance que tendría el estallido social.

Una estrategia similar a la que usó el martes 24 en la noche, después de exigir la renuncia del Presidente Piñera; del superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías; de los directores de AFP, e insistir en su denuncia de una triangulación ilegal de fondos. Allí instó reiteradamente a los seguidores de “la comunidad” de Felices y Forrados a movilizarse pacíficamente y a enviar miles de correos a los parlamentarios para hacer sentir la presión. “Yo tengo la información, tú la viralizas”, es una de las frases recurrentes de sus videos y formas de operar.

El 10 de agosto pasado ya había echado mano a esa herramienta como parte de su ofensiva contra los esfuerzos del gobierno por regular a los asesores previsionales y evitar lo que ha llamado un nuevo intento por “matar Felices y Forrados”. Tras pedir formalmente una audiencia en la Comisión de Hacienda de la Cámara, miles de correos llegaron a los parlamentarios de la comisión exigiendo que escucharan a Gino Lorenzini.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.