Consulta de la Contraloría dice que Chile es “mucho más corrupto” que en 2019

contraloría

Las compras públicas (71,8%), contratación de personal (65,3%), lideran la percepción de entornos donde se pueden dar actos corruptos.

¿Cómo perciben los chilenos la corrupción en el Estado? Una encuesta del ente contralor ahondó en cómo se ve la probidad en el Estado y la forma de combatir este fenómeno que corrompe a los organismos públicos.




Los resultados del estudio eran esperados desde hace semanas en la Contraloría General de la República. No solo por el contenido del análisis que revela cómo los chilenos perciben el avance de la corrupción en el Estado, sino porque, además, con las conclusiones del estudio el organismo que dirige el contralor, Jorge Bermúdez, alista nuevas decisiones para hacer frente a este problema.

A través de una consulta online en la que participaron 16.809 personas, preguntó sobre la percepción de corrupción que existe en el país. Para desarrollar el estudio el organismo accedió a fondos del programa de la Unión Europea Eurosocial, y en el ámbito estadístico y metodológico, contó con la colaboración de la Universidad Austral y Chile Transparente.

¿Cuáles fueron las principales conclusiones del estudio? Según el sondeo realizado en 16 regiones del país y en 328 comunas, más de un 70% de las personas que participaron en la encuesta consideran que Chile es hoy más corrupto que el año anterior. La encuesta detalla las cinco áreas en que se genera una mayor percepción de faltas a la probidad: compras públicas (71,8%), contratación de personal (65,3%), construcciones de obras públicas (54%), la entrega de beneficios sociales (43,8%) y la fiscalización y auditoría (32,6%) encabezan la lista.

Con los resultados en la mano, el contralor Jorge Bermúdez asegura que este primer estudio sobre percepción de corrupción en el país será un insumo clave para los próximos cuatro años que le restan en el cargo que asumió el 17 de diciembre de 2015.

Tipos de corrupción

Uno de los aspectos que aborda el sondeo identifica los tipos de actos que se perciben como corrupción dentro de los organismos del Estado. Así, por ejemplo, la obtención de beneficios por ser familiar de una autoridad, favorecer a un amigo o familiar, aceptar dinero por acelerar un trámite o no denunciar actos irregulares son parte de los conceptos identificados por los 16 mil participantes del estudio.

¿Ha sido usted víctima y/o testigo de un acto de corrupción? es otra de las preguntas en las que ahonda el análisis. Y las respuestas, a ojos de la Contraloría, fueron reveladoras: el 51,4% de los participantes, es decir, uno de cada dos encuestados (8.645 personas), dice haber visto o conocido de un acto de esta naturaleza. Pese al alto número de víctimas o testigos de estos hechos, apenas un 32,9% denunció estos hechos. La razón detrás de la baja cantidad de denuncias, detalla el estudio, se explicaría porque un 47,4% desconfió de las instituciones que verían la denuncia, mientras que otro 39,9% consideró que su denuncia no tendría consecuencias.

En Contraloría sostienen que el detalle del sondeo se conocerá en diciembre, donde se dará una explicación de las conclusiones obtenidas y se compartirán las bases de datos con las respuestas recabadas para ser analizadas por académicos y expertos en la materia. Tras obtener esta primera fotografía sobre la corrupción en instituciones públicas, en la Contraloría enfatizan que los resultados serán complementados con otras formas de participación ciudadana que profundizarán los resultados obtenidos de una inédita encuesta que ahondó en una problemática que parece difícil de ser erradicada de raíz.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.