Ahora son "centros urbanos": Malls se reinventan ante avance de e-commerce y bajo consumo en tiendas

MALL

Cristián Jijena, Katia Trusich y Jack Mosa, gerente general de VivoCorp, presidenta de la Asociación de Centros Comerciales y gerente general de Pasmar.

El objetivo de los centros comerciales es ir más allá del comercio tradicional y otorgar una oferta amplia de servicios y actividades a sus clientes. El bajo consumo y el crecimiento de las ventas online impulsa un ajuste en los malls.




Una ola para practicar surf. Un hotel. Bancos y próximamente viviendas. Cada vez es mayor la oferta de actividades y servicios que ofrecen los grandes centros comerciales que apuestan por entregar una mejor experiencia a sus visitantes.

Detrás de la creciente diversidad de servicios no sólo está un interés por incentivar el consumo de los visitantes, sino que también dar respuesta a la fuerte inserción del comercio electrónico en las compras de los chilenos. A modo de ejemplo, sólo Falabella –holding controlado por las familias Solari, Del Río y Cúneo– vende más de US$1.000 millones a través sus sitios de comercio electrónico.

Según la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), los ingresos del comercio online representan actualmente 6% del total de las ventas en Chile. La cifra va en aumento, si se considera que hace siete años atrás alcanzaba a sólo 1,9%.

Si bien el canal online muestra mejores cifras de crecimiento y a futuro sus proyecciones son optimistas, las tiendas físicas siguen siendo un pilar fundamental en los ingresos de los grandes de los malls y tiendas por departamento. No obstante, la ralentización de la economía con bajos índices de consumo y el mayor avance del e-commerce no sólo ha tensionado la relación de los arrendatarios y los grandes centros comerciales, sino que ha impulsado a estos últimos a elevar su mix de ofertas.

"Los centros comerciales nos tenemos que reinventar y lo que estamos viendo es que la estadía de los usuarios debería aumentar. Respecto de la arremetida de internet, nosotros lo vemos como un complemento para que los habitantes de la región puedan acceder a una mayor diversidad de productos y servicios", sostuvo Jack Mosa, gerente general de Pasmar.

Hoy Pasmar con una inversión de US$100 millones busca ampliar Paseo Costanera y es un ejemplo de cómo están los centros comerciales ajustando su oferta. De hecho, la iniciativa contempla que centro comercial pase de cinco a nueve salas de cine. El patio de comida del centro comercial posee una capacidad de 1.000 personas y se ampliará a 2.000 personas.

Bajo la lógica de mejorar la experiencia del visitante, el año pasado, Mallplaza renovó 14 de sus centros comerciales, mejorando el diseño, esquinas de los centros y su iluminación. Remodeló 250.000 m2 de sus tiendas en Falabella, Tottus y Sodimac.

"Transformamos nuestros centros comerciales en centros urbanos. Centros de experiencia e interacción social. Hoy tenemos más de 400 millones de visitantes en nuestros centros, donde 14% de nuestros metros cuadrados está dedicado a la gastronomía y entretención. Un 17% de nuestros metros cuadrados está dedicado a los usos mixtos. Estamos hablando de centros educacionales, centros de salud y oficinas", explicó el Vicepresidente Ejecutivo de Mallplaza, Fernando de Peña en el último Día del Inversionista de Grupo Falabella realizado en junio pasado.

Al interior de los centros comerciales de Mallplaza se realizaron el año pasado 2,4 millones atenciones de salud y diariamente asisten 22.000 alumnos a estudiar a Duoc UC y AIEP.

Katia Trusich, presidenta del directorio de la Cámara Chilena de Centros Comerciales explicó la reconvención de los malls es una tendencia internacional. "Los expertos recomiendan en los eventos a nivel mundial es un mix de 30% en moda, 30% entretención y 30% gastronomía y bebidas. Esa es la fórmula mágica de la que hablan todos los expertos internacionales, como la composición perfecta de rubros dentro de los centros comerciales", dijo la ejecutiva.

Según la ex subsecretaria de Economía lo que viene luego es "todo un trabajo curativo como lo hace un coleccionista que va buscando las mejores combinaciones bajo dicha fórmula para alcanzar el mix correcto".

Iglesias en malls

En Estados Unidos con la crisis económica y el auge del comercio electrónico no sólo cerraron grandes centros comerciales durante los últimos años, sino que hubo una readaptación de los malls con la incorporación de extensas áreas de patios de comida, gimnasios e incluso iglesias.

"Acá (en Chile) también ha habido algunos casos que han tenido iglesias. Pero dicho eso, obviamente siempre vas a encontrar algunos mix que uno no tiene acá, y uno siempre los está mirando. Acá se ha avanzado bastante y se seguirá profundizando. Afuera siempre habrá buenos ejemplos. Nosotros estamos siempre viajando a mirar, pero no veo diferencias muy significativas", acotó Cristián Jijena, gerente general de VivoCorp, controlado por el grupo Saieh.

"Con este cambio digital, queremos ir sí o sí ir con lo que el cliente está pidiendo y empezamos a incorporar distintos usos que van más allá del comercio tradicional", acotó Jijena.

Para el grupo su experiencia más innovadora en el uso de suelos mixtos será Vivo Santiago, proyecto que se ubica en las antiguas oficinas de Copesa en Vicuña Mackenna que incorporará viviendas y abrirá sus puertas en 2023.

Un año después, Parque Arauco habrá concluído la fase 2 del plan de expansión de su emblemático centro comercial ubicado en avenida Presidente Kennedy. El proyecto contempla un Hotel Hilton 5 estrellas, un centro de conferencias y en total 21.000 metros cuadrados adicionales en GLA (superficie bruta alquilable).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.