Amargo final: Junaeb pone término anticipado a contratos de empresas que dan alimentación en Renca, San Bernardo, Maipú y Lo Espejo

CONCEPCIÓN: Manipuladoras de alimentos de la Junaeb en la región buscan que se cumplan los compromisos del Gobierno.

Servicios LMA SpA y Comercializadora Ecoimport Ltda. funcionarán hasta el 31 de diciembre. Las causales esgrimidas por el ente estatal fueron insolvencia, incumplimiento grave a las obligaciones del contrato e interés público o seguridad nacional.


Quizás si uno de los grandes malestares que han manifestado decenas de comunidades educativas a nivel escolar a lo largo de este año tiene relación con la alimentación que reciben en sus establecimientos. Y si bien Camila Rubio, la nueva directora de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) decía en octubre que “los problemas se dan en ciertos lugares y momentos” y que no podía decir que había una deficiencia general, lo cierto es que esos lugares y momentos han ido pesquisándose, al punto de que la propia Junaeb tomó decisiones drásticas.

Así las cosas, este miércoles 30 de noviembre Junaeb dispuso mediante resolución el término anticipado de los contratos de las empresas Servicios LMA SpA y Comercializadora Ecoimport Ltda., ambas proveedoras del Programa de Alimentación Escolar y que en conjunto entregan 69.207 raciones diarias (desayunos, almuerzos y otros) a 137 establecimientos educacionales (escuelas, liceos y jardines infantiles) de Renca, San Bernardo, Maipú y Lo Espejo. Sus contratos terminaban entre el 31 de diciembre de 2024 y 31 de diciembre de 2025, pero culminarán el último día de 2022 por lo que la Junaeb describe como notable insolvencia económica e incumplimientos graves. Ayer, de hecho, las empresas, de propiedad de Ángelo Castiglione, fueron notificadas de la determinación.

Nuestra intención jamás va a ser poner término anticipado a ninguna empresa proveedora, lo que queremos es que los contratos funcionen, pero hay situaciones que se escapan y son complejas”, asegura a La Tercera Camila Rubio.

En concreto, Servicios LMA SpA tiene 13.582 raciones asignadas en Renca (20 establecimientos) y 33.883 en Lo Espejo (55 establecimientos), mientras que Comercializadora Ecoimport Ltda. tiene 21.742 entre San Bernardo (25 establecimientos) y Maipú (37 establecimientos). En conjunto implica casi un 6% del mercado regional y el problema mayor se registra en Lo Espejo, donde solo esas empresas entregan todo el servicio de alimentación comunal.

Desde la Junta Nacional detallan que durante la ejecución de los contratos se constató de diversas formas que las empresas incurrieron en una serie de incumplimientos a las exigencias técnicas y operativas en la entrega del servicio de alimentación y en las responsabilidades que le corresponden en el manejo de las cocinas de los establecimientos educacionales. Entre actas de supervisión, las alertas que levantaron las manipuladoras y las quejas de los propios municipios, Junaeb entendió que los problemas no eran puntuales.

Ya en agosto, de hecho, el alcalde Claudio Castro (Renca), advertía en una carta dirigida a Marco Antonio Ávila, ministro de Educación, algunas de estas dificultades, como la denuncia por parte de las manipuladoras de alimentos de incumplimiento de contrato desde la empresa, y “la falta de abastecimiento, deterioro de infraestructura e implementación precaria de los elementos mínimos necesarios para el cumplimiento de sus funciones”.

Rubio ahonda en esos inconvenientes: “Había problemas de desabastecimiento, no llegaba la comida, tanto así que algunas trabajadoras nos contaban que muchas veces tenían que ellas salir a comprar productos para poder dar una alimentación más completa, desembolsando de su bolsillo. Eso no es posible de sostener, no podemos llegar a eso”.

Rosa Fierro, trabajadora y presidenta del Sindicato Interempresa Manipuladoras PAE y PAP, detalla lo que vio en terreno: “Las cotizaciones previsionales no se pagaron desde que llegaron en marzo. Hicimos la denuncia en Junaeb, también demandamos por la Dirección del Trabajo y recién pagaron hace 10 días. Pero también hay otros temas pendientes. Fueron tan abusivos que a las colegas les hacían el descuento de la cuota sindical, pero la empresa no le pagaba al sindicato. O a las que tenían préstamos en cajas de compensación les hacían el descuento de sus cuotas, pero la empresa no las pagaba en las cajas de compensación y las han empezado a llamar diciendo que los intereses crecen. Se han quedado con una cantidad de plata enorme”. Y añade: “La empresa pasó todos los límites en cuanto a la mala alimentación de los niños. La empresa no traía cebollas, zanahorias, verduras. Las tías hacían una colecta y salían a la feria a comprar las cosas, esperando que la empresa devolviera el dinero en algún momento. Les debieron haber quitado el contrato mucho antes”.

Cosas como esas fueron concluidas en el informe técnico fechado el 10 de noviembre de 2022, el que detalló incumplimientos entre los que se cuentan falta de abastecimiento de productos alimenticios y materias primas; falta de abastecimiento de útiles de aseo; incumplimientos en la programación de minutas alimenticias; falta de entrega de componentes en la bandeja de los beneficiarios; falta de equipamiento y mantención de equipos; y problemas de infraestructura de su responsabilidad, entre otros.

Además, en Junaeb cuentan que sostuvieron una serie de reuniones con las empresas a las cuales se les solicitó “ajustar su comportamiento a lo dispuesto en las respectivas bases y contrato”, pero que, sin embargo, según añaden, no se evidenció un cambio en la calidad de servicio. “No hay nada que muestre que van a funcionar de buena forma”, asegura Rubio.

Pero no es todo. En Junaeb añaden que paralelamente tomaron conocimiento que las mismas empresas se encuentran en un “notable estado de insolvencia”, hecho que aseguran se constata por las deudas a proveedores, situación que arriesga la continuidad del servicio de alimentación.

Si bien se han puesto un poco al día, nos encontramos con que las cotizaciones previsionales no estaban del todo pagadas, tenemos reclamos directos de proveedores de esas empresas por no pago de productos. Imagínate que solo a una panadería pequeña le deben casi 50 millones de pesos, tenemos situaciones de embargo a Junaeb porque los acreedores llegaron a nosotros, entonces se ponía en riesgo el servicio”, detalla Camila Rubio.

Así fue que dispuso, mediante resolución, el término anticipado de las respectivas contrataciones a contar del 31 de diciembre de 2022. Las causales esgrimidas fueron insolvencia; incumplimiento grave a las obligaciones del contrato; por interés público o la seguridad nacional.

¿Cómo sigue el servicio?

Para asegurar la continuidad del servicio, la Junaeb levantó una propuesta de contingencia, la que, explican, implica el levantamiento de una nueva empresa que permita la operatividad desde el 1 de enero y dar continuidad también a los contratos de las manipuladoras de alimentos.

Aquí señalan que se priorizarán los jardines infantiles, dado que “no es posible entregar alimentación de contingencia”. Y que, en caso de que las empresas actuales no terminen este mes de contrato, regirá un plan de contingencia de entrega de alimentación y colaciones frías.

“Las empresas fueron notificadas para poner término el 31 de diciembre. Necesitamos terminar el año escolar, que se pague a las trabajadoras su salario, hay que generar un proceso de cierre, pero tenemos plan B y C. Hay que generar las acciones para que ingrese una nueva empresa que ya tenga la experiencia. Si llegásemos a tener problemas el plan es que alguna otra empresa ingrese antes y opere el servicio o la entrega de ración fría, que es lo que menos queremos hacer, pero sería en caso de emergencia por estas casi dos semanas”, se extiende la máxima autoridad de Junaeb.

Y cierra: “Hay otras circunstancias que también van apareciendo, pero situaciones como esta menos mal que no tenemos. Esto excede las posibilidades de mejora. El programa es gigante, tenemos empresas que responden de buena forma, esta alianza público-privada tiene que mantenerse, pero cumpliendo los contratos”.

La Tercera contactó a Ángelo Castiglione, representante legal de las dos y único dueño en Servicios LMA SpA, para que entregara sus descargos, los que dio por escrito: “Lo que hace Junaeb es una medida absolutamente arbitraria y tendenciosa, no queremos pensar mal respecto a cuál es la intención de los funcionarios a cargo. En primer término nunca hemos tenido una multa, que es la forma de reprochar las falsedades que se indican. Por otra parte, se hace alusión a la insolvencia y no tenemos ningún proceso de quiebra vigente. Por lo tanto, yo tendría especial cuidado con qué es lo que quieren hacer los funcionarios con nuestra posición y eventuales tratos directos. Así que claramente podría haber una afectación al interés público, pero provocado por el mismo organismo, ya que pareciera no tener conciencia que hay niños y manipuladoras que día a día se sustentan del programa”.

Además, se le preguntó específicamente si es que reconocía atrasos en el pago de cotizaciones, que la cuota sindical descontada a las trabajadoras no se le pagaba al sindicato, o que los préstamos que ellas pedían a las cajas de compensación no eran pagados por la empresa a pesar de hacerles el descuento, no descartando estas situaciones: “Si existieron desajustes fueron corregidos oportunamente, ya que de lo contrario Junaeb no nos habría pagado”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Eleanor Woods, de 12 años, creo una mochila alimentada con energía solar y un dinamo, que es capaz de filtrar eficientemente el aire.