Ántero Flores-Aráoz, el nuevo primer ministro que asume en medio de la crisis política de Perú

El abogado Ántero Flores-Aráoz jurará hoy como el nuevo presidente del Consejo de Ministros de Perú.

El abogado de 78 años tiene una larga trayectoria en la política peruana: exdiputado, exministro y excandidato presidencial. Ahora enfrenta la tarea de diseñar el nuevo gabinete que acompañará al mandatario Manuel Merino hasta julio de 2021.




“Es un gobierno de transición, clarísimo, tenemos que mejorar las condiciones en las que lo hemos recibido para poder entregar un país en orden. No estamos en el mejor de los mundos, tenemos una crisis económica muy fuerte, un desempleo galopante y una crisis sanitaria. No es el mejor momento para hacer experimentos”. Así, el reconocido político peruano Ántero Flores-Aráoz confirmó a la prensa local que el martes por la noche -un día después que el Congreso destituyó al mandatario peruano Martin Vizcarra por “incapacidad moral”- aceptó ser el nuevo presidente del Consejo de Ministros y que durante hoy jurará en el cargo para luego entregar una serie de propuestas al gabinete liderado por el exjefe del Congreso y ahora Presidente, Manuel Merino, que estará en el poder hasta el 28 de julio próximo en medio de un nuevo capítulo de crisis social y política en Perú.

El abogado, de 78 años, no es un desconocido en la arena política local. Nacido en Lima en 1942, Ántero es el cuarto nieto de Francisco Aráoz de Lamadrid, prócer en los procesos de independencia de Argentina y Perú. Después de estudiar en la Pontificia Universidad Católica del Perú y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos trabajó varios años en su profesión hasta que a los 44 años se inscribió en el Partido Popular Cristiano (PPC).

Seguidores del destituido mandatario Martín Vizcarra cantan el himno nacional en los alrededores del Congreso, en Lima.

Al inicio de su militancia postuló sin éxito a un curul en la Cámara de Diputados para las elecciones de 1985. Ante ese fracaso se desempeñó como regidor de la Municipalidad de Lima entre 1987 y 1989 para luego llegar al Legislativo como diputado en 1990 de la mano de la alianza Frente Democrático (Fredemo). Sin embargo, su cargo quedó suspendido debido al autogolpe impulsado por Alberto Fujimori en 1992 que disolvió el Congreso e intervino las demás instituciones públicas.

A pesar de esto, desde ahí nunca más dejó el Legislativo. Entre 1992 y 1995 fue congresista constituyente, mientras que desde 1999 al 2003 fue jefe de su partido. Sin embargo, tras una serie de discrepancias y “problemas personales” internos, renunció a la coalición en 2007.

En su última reelección como congresista (carrera que desempeñó de 1995 a 2006) vivió uno de los periodos más destacados. En julio de 2004 dio un salto al transformarse en el presidente del Congreso, siendo el único de oposición en llegar a ese cargo durante el gobierno de Alejandro Toledo. En diciembre de 2006, fue designado representante de Perú ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tras un año en el cargo, Flores-Aráoz dimitió para regresar como ministro de Defensa en diciembre de 2007, en el segundo gobierno de Alan García. Sin embargo, dos años después se vio envuelto en una nueva crisis política, cuando debió renunciar a la cartera tras la dimisión -mediante una carta- del primer ministro Yehude Simon Munaro, impulsada por una serie de protestas a nivel nacional a raíz de la muerte de 33 personas -entre policías y civiles- en enfrentamientos motivados por 10 decretos legislativos que promovían la inversión privada en la Amazonia.

Según el diario peruano Gestión, el excongresista nunca negó sus aspiraciones de llegar a la presidencia. Por esto, tras fundar su propio partido político, Orden, lanzó una candidatura en 2016 defendiendo que la propuesta era impulsada “a favor de los pueblos olvidados del interior del país”. En esa línea, propuso que su eventual gestión modificaría el sistema de fondos de pensiones -estatal o privado- para que los usuarios pudieran retirar su dinero. No obstante, en la carrera presidencial llegó en último lugar, con menos del 0,5% de los votos.

El Presidente interino de Perú y exjefe del Congreso, Manuel Merino, en un discurso tras asumir el poder.

Sus labores de analista político se vieron eclipsadas con su designación como primer ministro en medio de fuertes movilizaciones contra la vacancia de Vizcarra. El nuevo premier aseguró al diario El Comercio que analiza la conformación del gabinete que le propondrá hoy a Merino. A pesar que evitó entregar nombres, este líder histórico de la política peruana manifestó que le gustaría que Pilar Mazzetti se mantenga como ministra de Salud para el manejo de la pandemia y aseguró que los ministros “no están saliendo del Parlamento". "El único que sale del Parlamento es el presidente por mandato de la Constitución”, comentó.

La cercanía entre el nuevo jefe de Estado, Manuel Merino, y el próximo premier se habría desarrollado cuando ambos compartieron en el pleno, en el hemiciclo del período 2001-2006. Además, Flores-Aráoz remarcó que cumplirán “estrictamente” con el cronograma electoral, que incluye las elecciones generales programadas para el 11 de abril de 2021, lo que les permitirá dejar el cargo el 28 de julio de ese año. Sin embargo, dijo que les preocupa el ambiente de movilizaciones desatado en la capital y en las principales ciudades del país.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.