Bolsonaro visita a Macri en Argentina: ¿El abrazo del oso?

Con una amplia agenda y temas como la seguridad, defensa, energía y comercio sobre la mesa, el mandatario brasileño compartirá con su par argentino en medio de la campaña electoral. Fiel a su estilo, Bolsonaro ha manifestado su rechazo a Cristina Kirchner y al retorno de la izquierda al poder.




Serán menos de 24 horas las que el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, estará en Argentina, pero su visita al país ha generado reacciones desde el mismo momento en que aterrizó esta mañana en un Buenos Aires, en un año electoral. Movimientos sociales, organismos de derechos humanos y políticos, convocaron a una marcha y organizaron un festival contra la presencia del mandatario ultraderechista, con el eslogan de "Bolsonaro, tu odio no es bienvenido aquí".

Fiel a su estilo directo y sin tapujos, Bolsonaro ha manifestado durante los últimos días sus preocupaciones con respecto a la posible elección de la expresidenta Cristina Fernández en Argentina y al retorno de la izquierda a la Casa Rosada. Lo ha señalado en sus entrevistas y lo reiteró en una reunión que tuvo en Texas con el exmandatario estadounidense, Geroge W. Bush. "Cristina Kirchner fue muy aliada de Luiz Inacio Lula da Silva y de Dilma Rousseff. Y lo que Lula y Dilma defendían aquí, vía Foro de San Pablo, con apoyo incondicional de Hugo Chávez, después Nicolás Maduro, y la dictadura cubana, es una experiencia que nosotros no queremos repetir", dijo al diario argentino La Nación, respaldando así la reelección de Macri y rompiendo, tal como dice el artículo, "con la tradición diplomática de no opinar sobre los asuntos electorales de otro país".

En el kirchnerismo, la figura de Bolsonaro genera antipatía y se espera que finalmente el ruido que provoque la oposición deje en un segundo plano los acuerdos bilaterales en materia de defensa, seguridad, energía y comercio, además del objetivo conjunto para reestructurar el Mercosur y tratar temas como la crisis de Venezuela. Al mismo tiempo, hay quienes han advertido que la cercanía o sintonía que tenga Macri con Bolsonaro, podría tener algún efecto en las percepciones electorales de la ciudadanía.

De acuerdo con información revelada por Agencia Brasil, el portavoz de la Presidencia brasileña , Otávio do Rêgo Barros, reforzó la posición de Bolsonaro y admitió ambos discutirán la agenda electoral de cara a los comicios de octubre.

[caption id="attachment_687795" align="alignnone" width="600"]

Bolsonaro encabeza un homenaje a San Martín al iniciar su visita a Argentina. Foto: EFE[/caption]

A las 10.00 local (11.00 de Chile) Bolsonaro desembarcó en Buenos Aires junto a gran parte de su gabinete de ministros. Acompañado con el titular de Economía, Paulo Guedes; el de Defensa, Fernando Azcevedo y el de Energía, Bento Albuquerque, entre otros, ambos gobiernos buscan reforzar la relación bilateral y revivir la misma señal de unidad reflejada cuando Macri fue el primer jefe de Estado en ser recibido por el gobernante brasileño.

Tal como estaba previsto, Jair Bolsonaro llegó a las 11:4o a la Casa Rosada, donde se llevaron a cabo las fotos oficiales junto a Michelle Bolsonaro y Juliana Awada. Luego del apretón de manos, y de sostener algunas conversaciones privadas, ambos Presidentes se pronunciarán desde la sede del Ejecutivo.

De acuerdo con los dichos de Do Rêgo Barros, Bolsonaro "está a favor de los gobiernos de los países que comparten los mismos valores, los cuales son fortalecidos por la democracia, el libre mercado y las libertades individuales por los que Brasil ha luchado tan arduamente para lograr".

No obstante, el politólogo argentino Ignacio Labaquí pone paños fríos al posible efecto que podría generar en el electorado la llegada de Bolsonaro a Argentina, especialmente para la candidatura de Macri. "No me parece que lo que diga hoy Bolsonaro repercuta sobre la decisión de los votantes en las primarias que son dentro de dos meses, o en octubre", señaló.

Comenta