Chahin rechaza críticas por apoyo DC a reforma tributaria: "Somos extremistas del diálogo"

La directiva de la DC recibe a la Directiva del PPD para abordar temas de contingencia

Santiago 20 de junio 2019 La directiva de la Democracia Cristiana recibe a la Directiva del PPD para abordar temas de contingencia como tambien aspectos electorales. En la foto Fuad Chain Karin Pozo/Aton Chile

"No tiene ninguna importancia la renuncia del diputado Raúl Soto", dice, sin anestesia. Ante la duda de si logrará mantener la votación en su poco dócil bancada de senadores, es cauto: "Voy a conversar con todos: primero conversemos y después nos adelantamos. En la DC las posiciones nunca han sido unánimes".


Ni un centímetro. Es que ni un solo milímetro cede el presidente de la DC ante el enésimo conflicto que ha detonado con el resto de la oposición luego de que -nuevamente- le aportaran al gobierno los votos que le faltaban en la Cámara de Diputados en la reforma tributaria. Fuad Chahin insiste en que no le inquieta la retahíla de cuestionamientos del resto de la oposición por estar legislando con la administración Piñera. Con vehemencia rechaza que los acusen de haber legislado, como dice, para los "súper ricos". Asevera que "no voy a perder un minuto en desgastarme en las críticas que hemos recibido", pero acá las rebate casi una por una, y advierte que lo seguirán haciendo.

Con el mismo énfasis, pasa rápidamente de largo de la renuncia al partido del diputado Raúl Soto a raíz de lo ocurrido: "No tiene ninguna importancia".

"Exigimos que el foco estuviera en las 900 mil pymes que generan el 80% del empleo; nunca antes las pymes han tenido un mejor régimen tributario más simple. Dijimos que íbamos a aliviarles la vida a esos adultos mayores por las altas contribuciones que pagan por la casa, y que íbamos a hablar de descentralización tributaria. Eso, sin debilitar la elusión y que el país siga recaudando. El gobierno pidió reintegración, que al comienzo no nos gustaba... se podría haber corregido sin reintegrar; estuvimos dispuestos a aprobarla sobre la base de compensaciones. Y éstas eliminan el efecto regresivo", explica.

-¿Seguro? ¿Hay informes técnicos que respalden eso?

-Por supuesto, trabajamos con economistas. De los US$840 millones, que es el impacto de la reintegración, que se dice que es un beneficio para los más ricos, hay 568 mil personas que se benefician, que ganan menos de $700 mil mensuales. ¿Son súper ricos? Hay 268 mil que ganan ingresos medios, y solo 24 mil que están en el tramo más alto del global complementario, pero entre ellos profesionales, ingenieros, médicos, abogados y accionistas minoritarios de empresas. No son súper ricos.

Sigue: "Y si fueran los súper ricos, que no lo son, hablamos de US$229 millones. Y las compensaciones que van a tener que pagar son US$400 focalizados en los verdaderamente súper ricos.No es una gran reforma desde el punto de vista recaudatorio. La reforma de Bachelet tenía un gran impacto recaudatorio, pero es buena para las pymes, para los adultos mayores y las regiones. Y la reintegración queda bien compensada para eliminar los efectos regresivos. No es cierto, es mentira absoluta que es para los más ricos".

-Dejando de lado cifras y terminología tributaria, muchos ven que al final la DC vota con el gobierno. ¿Cómo calibró el beneficio versus el costo político?

-Los autoritarios le temen al diálogo y los timoratos le temen a la crítica. Nuestro partido es democrático, pero tiene carácter. No vamos a hacer las cosas para que no nos critiquen, sino que con convicción.

-Gratis no sale. Hay críticas y costos.

-Hay una frase que se repite compulsivamente, como un mantra, y que es falsa. Tenemos que hacer política, aunque nos critiquen. No nos sumaremos al carro de repetir fake news. Que nos digan que legislamos para los más ricos es una fake new. Hicimos un documento de 143 páginas sobre la reforma, nos sentamos a dialogar. Nos preocupan los "súper agobiados", aquellos que se sacan la mugre trabajando. Estoy tranquilo y orgulloso de lo que hemos hecho.

-¿Cómo va a asegurar que sus senadoras y senadores voten esto mismo? ¿Hablará con ellos o los dejará en libertad de acción? En esa bancada lo ha criticado por sus acercamientos al gobierno.

-Nadie puede pretender que este proyecto salga idéntico del Senado. Todavía hay oportunidades de mejorarlo, y los senadores pueden cumplir un rol importante: nos vamos a sentar a trabajar con ellos para consolidar lo logrado en la Cámara. Voy a conversar con todos.

-Puede que le digan que no están de acuerdo.

-Queremos asegurar los avances logrados en la Cámara. Primero conversemos y después nos adelantamos. En la DC las posiciones nunca han sido unánimes. No me complica. Sí me importa que la mayoría de nuestros parlamentarios respeten nuestros acuerdos. Eso lo he sentido en cada uno de nuestros proyectos; no tengo dudas que lo que nos fijamos como marco en el Consejo Nacional del partido será respaldado por los senadores.

-Pero Yasna Provoste y Jorge Pizarro lo han criticado sin eufemismos.

-Somos un partido democrático donde hay derecho a tener opiniones distintas, pero la conducción la tienen la directiva y el Consejo Nacional. Y los acuerdos que hemos adoptado han sido respaldados por ambas. Este partido no es una montonera, tenemos que respetarnos mutuamente. Jamás le imponemos cosas a nuestros diputados y senadores; las conversamos. Pero también exigimos el mismo respeto.

"Durante mucho tiempo se dijo que yo no estaba en el Congreso, que eso iba a provocar que los parlamentarios hicieran cosas distintas. Este año hemos demostrado que los compromisos se cumplen. No voy a perder un minuto en desgastarme en las críticas que hemos recibido: hemos hecho un trabajo serio", asevera.

-Pero de vez en cuanto lo debe mosquear, indignar, que le digan que legisla para el gobierno, que se olvidaron de sus principios.

-¡No! No entienden. La política es influir. Hemos influido y vamos a influir para mejorar el proyecto de pensiones.

-¿Ni siquiera cuando les dicen que poco menos que olvidaron sus principios?

-No. Estamos muy tranquilos. ¡Nosotros somos así! Somos un partido de diálogo, de buscar acuerdos. No somos un partido extremista, nunca lo hemos sido. Si en algo somos extremistas, somos extremistas del diálogo. No de la polarización ni descalificación, ni de mirarnos como enemigos.

"¿Por qué iba a andar convenciendo a Soto de que no renunciara?"

-¿El diputado Raúl Soto tenía derecho a renunciar al partido? ¿Habló con él?

-Él ingresó hace dos años y medio para ser candidato a diputado, y ahora renunció. Llevaba muy poquito tiempo en el partido, y que ahora se vaya porque quiere hacer lo que quiera...

-¿Usó a la DC para ser diputado?

-No. No vale la pena. No me voy a desgastar en el diputado Soto. ¿Por qué iba a andar convenciéndolo? Las personas son libres. No tiene ninguna importancia la renuncia del diputado Soto.

-Con todo esto, ¿cómo pretenden llegar a acuerdos electorales con el resto de la oposición? En las elecciones uninominales, como la de gobernadores y alcaldes, le regalarán cupos al oficialismo si van divididos.

-Hay una pretensión absurda y cierto nivel de ingenuidad. En la oposición somos diversos y no actuaremos por lo que nos pautee un partido; no vamos a renunciar a ser distintos. Y en muchas cosas vamos a estar de acuerdo. Si ellos pretenden que la oposición pueda ser mayoría sin la DC, están muy equivocados.

-O sea, que ellos se traguen este episodio, porque están obligados a pactar con ustedes.

-Nadie tiene que tragarse nada. Esto es siempre bilateral. Tenemos que estar disponibles para ver cómo nos ponemos de acuerdo en los cargos uninominales, y enfrentar a la derecha en pactos electorales que tienen que ser más pragmáticos. Estamos totalmente disponibles a tener esa conversación.

-¿Irían a primarias también con el PC y el FA?

-Nunca le hemos tenido miedo a las primarias.

-¿Pactos por omisión?

-Si quieren hacer un arreglín centralista, para eso no estamos disponibles.

Comenta