Cómo se construyó la campaña de Marinovic con la que hoy Republicanos de Kast saca cuentas alegres

Reportajes / La Tercera / Manifiesto Teresa Marinovic, filosofa y columnista Fotografia: Marcelo Segura Millar

Dicen que ella no quería y que la venían sondeando hace meses. Aunque la controvertida columnista no tiene pasado político y nunca ha sido candidata ni milita, en el partido creen que Chile Vamos le hizo la mitad del lanzamiento con la polémica de su inscripción. Y que su campaña -es una opción- la basaría en sus redes sociales y en el canal de Youtube de su fundación, donde la siguen más de 100 mil suscriptores.




Todavía no tiene definido con quiénes ni cómo montará su campaña para convencional por el Distrito 10. Nunca ha participado en una, tampoco milita, y entre sus amistades de fin de semana -dicen sus conocidos- no hay políticos. Pero en el Partido Republicano de José Antonio Kast, donde esperan hacer un lanzamiento de sus candidatos, creen que la “pataleta” con que Chile Vamos reclamó por la inscripción de Teresa Marinovic Vial (y toda la batahola mediática que se armó en derredor suyo a cuenta de su polémico perfil) logró precisamente eso: encumbrarla como candidata.

“Fue muy torpe lo que hizo Chile Vamos, solo la hizo más conocida”, cree Rojo Edwards. El director ejecutivo de Ideas Republicanas (IR) y aspirante a gobernador metropolitano de Republicanos fue, junto con Kast, uno de los promotores de que la filósofa y columnista terminara en la plantilla de postulantes. Ahora viene la campaña, y en en ese partido dicen que aún no han resuelto cómo se desarrollará; unos creen que se hará en conjunto, pero otros que más bien estará en manos de ella y de su gente.

Una opción, creen en Republicanos, es que Marinovic base su despliegue en redes sociales, aprovechando la estructura que ya tiene en la Fundación Nueva Mente, que creó el 2018. Tiene un canal de YouTube con cerca de 107 mil suscriptores que emite streamings bien seguido, algunos con 200, 300 y hasta 400 mil visitas. Edwards ha estado varias veces como panelista invitado. Otro asiduo es Alberto Plaza. En uno de sus programas, “Despierta Chile”, estuvo el año pasado Juan José Santa Cruz -el gran aliado Sebastián Sichel- junto a Sergio Melnick.

Kast y Marinovic se conocen en lides similares: hasta donde recuerda la gente del ex UDI, fue cuando la nueva candidata tenía un espacio en TV Biobío en que difundía columnas de opinión. Se conocieron mejor en la época de la campaña presidencial pasada; ella votó por él.

Ni con él ni con Edwards son amigos, pero hablan seguido. Los Republicanos venían insistiéndole hace meses que fuera candidata, y solo en la última semana antes de la inscripción aceptó, cuentan allá.

En ese canal de Youtube le han sacado brillo a la polémica en torno a su candidatura. El miércoles de la semana pasada hicieron un streaming en que comentaron el caso la conductora Magdalena Miller y el actor de teleseries ochenteras Claudio Reyes. Reyes firmó por la UDI por allá cerca del 2003 (lo presentaron en un acto junto a entonces flamantes fichajes como Mario Osbén), y se lamentaba en el programa no haber renunciado antes para firmar por Republicanos y así ser candidato bajo sus colores en esta vuelta. En el mismo live él se declaraba “kasista - leninista”.

Ahí contaron que Marinovic “le tenía tirria” a la idea de ser candidata, que “quería seguir con sus videos y zona de confort”, pero que los Republicanos la presionaron. Y que al final, cuando Edwards la fue a buscar a su casa para que fuera a firmar la ficha, ella primero quiso ir en pijama, hasta que le dijeron que el trámite era en la sede de al UDI. Ahí fue cuando la vieron algunos dirigentes de Chile Vamos y se llevaron la sorpresa.

Al mismo programa antes citado se conectó otro conocido suyo, Gonzalo de la Carrera, el candidato de Kast a la alcaldía de la UDI. Él había sondeado a Marinovic el año pasado, cuando pensaba postular a la parlamentaria; le propuso que lo acompañara para sumarle votos y ella le contestó con un “¿Y si te gano?”.

Impermeables a las críticas a su estilo y las polémicas que ha suscitado, en Republicanos y en algunos sectores de Chile Vamos creen que Marinovic tiene chances de salir electa en una lista donde el resto de las y los postulantes tienen una imagen más moderada (Gonzalo Blumel, Cristián Monckeberg, Paulina Lobos, Macarena Letelier, Jaime Flores, Sylvia Eyzaguirre, entre otros), sumado a las reglas electorales y de paridad. Que ninguno ni ninguna de ellos le disputa el mismo nicho, y que -nuevamente-, la coalición oficialista “ya le pavimentó media campaña”, insisten.

Pero también algunos hacen ver que aunque Kast se la jugó por inscribirla, no todos en el partido comulgan con su perfil, que admiten -algunos allá- es provocador. “No somos exactamente lo mismo”, explican en las huestes de Kast, por mucho de que aplaudan lo que hace y dice. Si bien esperan ponerle espaldas a su campaña, advierten que el partido no tiene infantería municipal en terreno.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.