Comunas de la RM aumentan hasta siete veces casos activos en dos semanas y proyectan 15 mil casos diarios en Chile en 15 días

Foto: Esteban Felix/AP

Lo Barnechea aumentó un 597% sus casos activos de Covid-19 entre el 24 de diciembre y el 7 de enero. Las Condes subió en un 407% y Vitacura, La Reina y Ñuñoa en casi un 350%. Aunque la cantidad de contagios aún no es comparable a la de los peores momentos de la pandemia, la velocidad con que crecen los casos sí es prácticamente inédita.




Exponencial. No hay otra forma de describir la acelerada velocidad con que los casos de Covid-19 crecen en algunas regiones y comunas del país. No es un fenómeno aislado: es lo que ocurre en otras partes del mundo, de la mano de la irrupción de la muy contagiosa variante ómicron. Pero de todas formas, el cambio de escenario en apenas dos semanas impresiona por lo vertiginoso.

Este lunes en la mañana, el Ministerio de Salud actualizó los datos de casos activos a nivel comunal hasta el 7 de enero, a través de la plataforma Datos Covid-19 del Ministerio de Ciencias. El caso más emblemático que muestra la rapidez del alza es Iquique, la capital de Tarapacá. Al 24 de diciembre, ese municipio registraba 67 casos activos; 14 días después, la cifra alcanzaba 1.283, un aumento del 1.814,93%, o, en palabras más simples, casi veinte veces más contagios en esa condición en dos semanas.

Dicha velocidad prácticamente no tiene parangón a lo largo de la pandemia. Para encontrar una situación parecida hay que remontarse a los meses de abril y mayo de 2020, cuando el Covid-19 recién irrumpía y los métodos de control eran escasos y deficientes: no había medicinas, menos vacunas, e incluso recién se formaba un consenso sobre el uso de mascarillas.

Y el escenario de aumento no sólo pasa en regiones. También en Santiago. Durante las últimas dos semanas la capital prácticamente triplicó sus casos activos, pasando de 1.821 el 24 de diciembre a 5.229 el pasado 7 de enero, un alza del 187,15%. 28 de las 52 comunas que componen la Región Metropolitana al menos duplicaron sus casos, y nueve de ellas los triplicaron.

De ese grupo destaca Lo Barnechea, que pasó de 30 casos activos a 209, un aumento del 596,67%, o casi siete veces más en apenas 14 días. La sigue Las Condes, que quintuplicó sus contagiados en esa condición: de 86 a 436, aumentando en un 406,98%. Y luego lo siguen un grupo de municipios en que los casos aumentaron casi cuatro veces y medio: La Reina (350%), Ñuñoa (347,92%) y Vitacura (347,06%).

Los otros tres municipios que los siguen en el alza de casos activos en dos semanas también pertenecen a la zona oriente de la RM: Colina (270,83%), Huechuraba (244,44%) y Providencia (234,62%). En las diez comunas con mayor aumento, cierran la lista Lo Espejo (200%) y San Miguel (189,66%).

Gabriel Cavada, epidemiólogo y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, apunta a que esta velocidad casi inédita es consistente con el comportamiento de ómicron a nivel mundial. “La cepa inicial tenía una capacidad de replicación de un 9% diario, ómicron es del orden del 28%, es decir, día a día los casos crecen un 28%, tres veces más que en el inicio de la pandemia”, señala.

La señal de alarma en el caso de Santiago tiene un matiz. La tasa de casos activos por municipio aún está lejos de las que se marcaban en los peores momentos de la crisis sanitaria, donde varias comunas de la capital superaban los 400 casos activos por cada 100 mil habitantes, e incluso llegaban hasta los 600.

De hecho, hasta el pasado 7 de enero, sólo cuatro comunas de la RM superaban los 100 casos por cada 100 mil habitantes, la cifra que a lo largo de la pandemia ha servido como indicador de cuando un municipio empieza a estar en una situación compleja en cuanto a contagios: Lo Barnechea (168,45%), Vitacura (157,07%), Las Condes (131,82%) y Providencia (110,30%).

Posible récord de casos diarios

A poco más de un mes de la aparición de la variante ómicron del Covid-19 en Sudáfrica, los casos han subido significativamente en el mundo a causa del nuevo linaje. La semana pasada, Estados Unidos registró más de un millón de contagios, su cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Argentina también rompió un récord, pues alcanzaron los cien mil casos positivos.

Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera señaló que “los números van a ir en aumento. Hoy día estamos en torno a los 4 mil, yo pienso que es probable que superemos los 10 mil casos diarios, pero la tranquilidad que quiero darles a todos es que tenemos un país que está bien protegido por las vacunas, por eso estamos iniciando hoy día la cuarta vacuna que aumenta en 20 veces la protección respecto a una persona que no tiene su vacunación completa”.

Sin embargo, expertos advierten que podrían ser más: hasta 15.498 casos Covid-19 diarios en promedio podrían registrarse de aquí a dos semanas, según las estimaciones del académico Mauricio Canals.

En su informe semanal, el académico de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile analiza los casos diarios de cada región y en su última versión concluye que “el panorama es extremadamente complicado. El ascenso ha sido tan rápido que las predicciones tienen poca confiabilidad especialmente en algunas zonas. Sin embargo, de mantenerse constantes las tasas de crecimiento durante 2 semanas, podemos llegar a 15.500 casos”.

Gabriel Cavada coincide: “Efectivamente vamos a tener una avalancha de contagios, probablemente Canals tenga razón en lo que pronostica, pero esperamos que no se traduzca necesariamente en una atención de fallecidos o de camas complejas”.

El riesgo de ómicron

De acuerdo a los expertos, esta variante es más contagiosa, pero ha tenido consecuencias menos graves en cuanto a muertes y cuadros clínicos, considerando además el avance existente en vacunación a nivel global. De hecho, el nuevo reporte del Imperial College of London indica que sí hay evidencia de menor riesgo de hospitalización por ómicron comparado con delta: entre un 20 a 45% más baja. Sin embargo, su alta transmisibilidad sí podría provocar una fuerte demanda hospitalaria.

Frente a los números al alza, Salud anunció que reactivará la red asistencial público-privada tras el “preocupante” aumento de los contagios. En ese contexto, el exsubsecretario Luis Castillo, Coordinador de la Unidad de Paciente Crítico del Hospital Barros Luco, sostiene que “por volumen podría ejercer una fuerte presión asistencial a la atención primaria, a los servicios de urgencia por el aumento de las consultas respiratorios y a los hospitales por la cama media o básica”.

Aunque el efecto de los contagios no se refleja de inmediato, las próximas semanas serán claves para aclarar el panorama.

“Las primeras semanas de febrero vamos a estar mirando la realidad cruda, y ahí vamos a tener por lo menos un mes hasta marzo donde vamos a ver si sigue aumentando o si se produce un descenso”, añade Castillo.

Frente a este escenario, las autoridades sanitarias insisten en tomar las medidas necesarias para evitar agravar el panorama. El infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián, Carlos Pérez, enfatiza que “por ahora no nos queda más que seguir con las medidas de autocuidado, especialmente el uso de mascarilla y el lavado de manos. También hay que seguir con el proceso de vacunación, aún hay personas que no han recibido ninguna dosis y deberían vacunarse lo antes posible”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.