Conservado en millones: El lobby de Maldonado para mantenerse en su cargo

SANTIAGO, 05 - 01- 2015ENTREVISTA AL CONSERVADOR DE BIENES RAICES L

Luis Maldonado Croquevielle, Conservador de Bienes Raíces de Santiago. | Foto: José Luis Muñoz/La Tercera

Firme en su puesto de conservador de bienes raíces de Santiago desde 1997, con un sueldo que se estima llega mucho más allá de los $100 millones, Luis Maldonado Croquevielle lleva varias citas con autoridades y parlamentarios desde que enfrenta un nuevo intento por reformar el sistema.




Ayer martes en la tarde se encontraba fuera de la Región Metropolitana, pero atento a lo que pudiese pasar con su futuro laboral. Eso, si es que algún día llega a ser ley el proyecto que pretende reformar el sistema que rige a notarios, como él lo fue alguna vez, y conservadores de bienes raíces, como lo es desde que el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle lo designara por Santiago en 1997. A la distancia, Luis Alberto Maldonado Croquevielle siguió las alternativas del debate en la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, discusión que seguirá hoy en la tarde.

Lo de "algún día" es porque con este ya van varios, sucesivos e infructuosos intentos por modificar –en serio- vía ley el sistema. Las veces anteriores, la queja política ha sido que el lobby de los potenciales afectados ha terminado frenando las tratativas. Y ante el que empuja el actual gobierno,  Maldonado lidera la red de notarios y conservadores que hacen lobby ante parlamentarios y autoridades con tal de cavar trincheras y hacerle frente a la reforma. Así lo describió Reportajes en un artículo de su edición del domingo último. Entendible: Maldonado cumple el próximo mes –el 24 de febrero- 74 años, y uno de los tantos cambios que se busca con el texto es ponerle un tope de 75 abriles a la carrera, terminando con los cargos vitalicios.

Lo de ser vitalicio integra una lista de privilegios que se le imputan al rubro de notarios y conservadores: que ganan sueldos millonarios (en su caso se ha hablado de nueve dígitos), tarifas excesivas a sus clientes, redes familiares casi monopólicas y otros aspectos. Maldonado –quien declinó dar su testimonio para esta nota- enfrenta ahora esta nueva contienda cuando ya parece venir de vuelta de varias guerras. Además de todo lo que ha pasado en su jurisdicción en los últimos veinte años, ha sobrevivido además a una vida "extra notarial y registral", que incluye episodios como un tórrido romance que devino en una acusación que terminó convertida en un intento de chantaje, incendios, y catástrofes familiares.

Maratón de lobby

Hasta donde aparece en los registros asociados a la Ley del Lobby, Maldonado se ha reunido al menos con ocho autoridades y parlamentarios desde que comenzó este nuevo intento legislativo por cambiar el sistema. Lo ha hecho a nombre de su propia oficina y también como gestor de intereses por parte de Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile.

En la nómina figura un encuentro de una hora con el ministro de Justicia, Hernán Larraín (7 de mayo del año pasado). El motivo formal fue un "saludo protocolar y dialogar sobre oportunidades de mejora del sistema registral y notarial". Llegó acompañado de otros cinco gestores: Alfredo Marín Illanes, Marisol Lascar Merino, Juan Carlos Arriaza Ercoreca, Jorge Osnovikoff Romero y Kamel Saquel Zaror.

Saquel Zaror es uno de los tres conservadores que hay en Santiago. Sí: Maldonado no es el único, sino el que está a cargo de los registros de propiedad, comercio y aguas. Saquel Zaror tiene en su carpeta el registro de interdicciones y prohibiciones de enajenar, y Edmundo Rojas, el registro de hipotecas.

Con el diputado RN Sebastián Torrealba, que está en su primer período, Maldonado se juntó el 28 de agosto con el declarado fin de "entregar información sobre la labor de CBRS y su proceso de digitalización en relación a la reforma al sistema notarial y registral". El mismo mes y pocos días antes, el 6, se había reunido con otro debutante de la bancada RN, Francisco Eguiguren.

En octubre, el conservador pasó cambios y puso cuarta. El 5 de ese mes le tocó el turno a otro diputado RN, Gonzalo Fuenzalida; Reportajes relató en su artículo del domingo pasado que había aceptado una invitación de Maldonado para visitar su oficina.

Tres días más tarde, el 8 de octubre, figura una cita con el diputado Gabriel Boric, también para "dar a conocer el proceso de modernización digital que ha realizado el Conservador de Bienes de Raíces de Santiago en los últimos años". En la oficina del parlamentario magallánico dicen que se concedió el encuentro, al que "asistió Manuel Yáñez, asesor del Comité en representación" del diputado.

El mismo día lo recibió el diputado DC Matías Walker. Y el 22 de octubre, el diputado PC Hugo Gutiérrrez. Una semanas después –el 14 de noviembre- se reunió con el senador PS José Miguel Insulza. Que se sepa, la ronda se cierra hasta ahora con su visita a la Subsecretaría de Derechos Humanos (4 de diciembre) cuando advirtió al gobierno que se opondrá a la reforma que "corta" la carrera a los 75, invocando protección a los derechos humanos, un detalle: en el gobierno precisan que nunca se juntó con la titular, Lorena Recabarren, sino que con su jefe de gabinete, Nicolás Pizarro, y con la encargada de temas adulto mayor, Paula Rosales.

Maldonado optó por no referirse a estas gestiones ni a su visión sobre la reforma cuando fue contactado por La Tercera PM.

"Son todos números grandes"

"Protagonistas de la Justicia" se llama un programa del Canal del Poder Judicial. Su capítulo 63, de junio del año pasado, lo protagoniza Maldonado. "Soy conservador de bienes raíces hace aproximadamente veinte años. Antes fui Conservador de Bienes Raíces en Santa Cruz cuatro años; fui notario conservador; después estuve 14 años en Rancagua", cuenta someramente, sin entrar en más detalles sobre su vida.

Sus detractores se los saben de memoria: le enrostran redes familiares que lindan con lo de un "monopolio legal", como lo etiquetó hace algunos años el economista Ricardo Paredes, en un estudio de Expansiva. "El conservador a cargo del Registro de Propiedad, Luis Maldonado Croquevielle, es hijo del ex presidente de la Corte Suprema y hermano de una actual fiscal de la misma Corte", escribió ahí, aludiendo al ex supremo Luis Maldonado Boggiano y a Mónica Maldonado. Maldonado sucedió en 1997 a Herman Chadwick Valdés, padre del actual ministro del Interior, Andrés Chadwick.

En el mismo video, el abogado dedica un par de pasajes a las cifras, a los guarismos. "Tenemos 26 comunas que dependen del conservador. Tenemos aproximadamente 500 empleados. Son todos números grandes: tenemos 490 mil personas inscritas en página web del conservador", cuenta.

Y, al final, cuenta lo que él estima es una anécdota: "Lo más caro que me ha toca acá fue la inscripción de la Disputada de Las Condes, la minera, que el valor era US$1.250 millones. Esa inscripción había que hacerla en un día, porque ingresaban los US$1.250 millones a través de un banco y ese mismo día tenían que salir de Chile; teníamos todo preparado. El valor de esa inscripción fue de $258 mil, que es el tope que tenemos. O sea, por US$1.250 se cobraron $258 mil pesos. Eso es".

Son todos números grandes, como dice él. ¿Qué tan grandes son los que él gana cada mes? La renta, su sueldo, está rodeada de niebla; Maldonado optó por no abordar este ítem para esta nota. Hay versiones que hablan de más de nueve dígitos, de cien millones para arriba. Y más. Uno de los economistas que trabajaron en un informe que hizo la Fiscalía Nacional Económica cuando revisó las condiciones del mercado, Claudio Agostini, ha sostenido que en el puesto de Maldonado se puede llegar a ganar hasta $180 millones al mes.

Hay sí, pistas y estimaciones. Según la información publicada en boletines comerciales, Maldonado aparece registrado con un avalúo fiscal de $762.936.500 correpondientes al registro de 13 propiedades. Cinco de esas son habitacionales, cuatro son estacionamientos, dos corresponden a bodegas, una propiedad es un sitio y otro uno de tipo agrícola. Otro dato lo entregan las dos declaraciones de patrimonio suyas que figuran en InfoProbidad. En la actualización periódica de marzo  de 2017, declara pasivos por $60 millones. En la actualización de abril del año pasado, la deuda se ha empinado a $450 millones, y ahí dice que el aval es la misma oficina del Conservador de Bienes Raíces. Entre ambos años, sus propiedades pasan de cinco (una de ellas en comunidad) a doce.

De los eventos con los que Maldonado ha debido lidiar fuera de las fojas de propiedad, son dos los que se han hecho públicos. Uno, el escándalo que enfrentó el 2007  a raíz del litigio judicial que le entabló Carolina Leal, quien lo acusó de  violación, estupro, promoción y facilitación de la prostitución de menores, proxenetismo, abusos sexuales, exhibición sexual de menor y utilización de menor en la producción de material pornográfico. Todo, a raíz de unas fotos en que ambos estaban desnudos, en que según ella (junto con su abogado, Marcelo Jadue) se las habían tomado juntos cuando ella era menor de edad.

La causa dio un giro y terminó en cazadores cazados, con ella y su abogado acusados y condenados por extorsión. Un caso al que hasta la Revista Chilena de Derecho le ha dedicado artículos, como ejemplo.

El otro evento sí que fue traumático y se remonta al 2012, cuando se incendió una casa de veraneo suya en el sur. Su entonces pareja resultó gravemente lesionada al saltar del segundo piso con tal de salvarse de las llamas. Su nieto murió.

Comenta