El oráculo de las cifras de Covid-19 en Chile: las historias de Mauricio Canals

El médico Mauricio Canals.

El médico de 66 años, padrastro de Izkia Siches, se ha transformado en uno de los mayores referentes en la predicción de nuevos infectados durante la pandemia. Su modelo ha servido para que el Colegio Médico y el gobierno proyecten sus medidas sanitarias.




Fue quizás durante su primera experiencia académica, cursando Ingeniería Civil en la UC (desde 1972 a 1974), o bien en el magíster en Bioestadística de Medicina que cursó en la Universidad de Chile, tras terminar sus estudios de Medicina (1981), cuando Mauricio Canals (66 años) descubrió su beta estadística.

De hecho, la tesis con que aprobó aquel posgrado tuvo que ver con las recurrentes infecciones en niños chilenos. El sarampión, el coqueluche y la fiebre escarlata fueron los padecimientos que estudió, ocasión en que proyectó cifras y modelos para poder cuantificar el problema. Se trata del mismo ejercicio que realiza ahora, casi cuatro décadas después, con el desarrollo del Covid-19 en el país.

El médico cirujano y radiólogo, docente en la carrera de Medicina y en la Escuela de Salud de su alma máter, ha adquirido una importante relevancia desde el inicio de la pandemia en el país, en que ha conseguido adelantar, por dos semanas y de manera eficaz, las cifras de contagio del virus en todo el territorio. Esto le ha valido ser referencia para el Colegio Médico (que en ese entonces presidía su hijastra, Izkia Siches) y el propio gobierno.

Solo una muestra: el 5 de diciembre pasado proyectó que 15 días más tarde habría 1.153 casos diarios a nivel nacional. La cifra informada esa jornada fueron 1.157. Es decir, solo se equivocó por cuatro casos.

En los últimos días se ha intensificado la toma de test PCR.

La alta contagiosidad de la variante ómicron también ha entrado en el radar de sus análisis. Así, adelantó en su último informe (publicado el 9 de enero) que para el 24 de este mes Chile registraría 15.500 casos, errando en 720 nuevos contagios (se registraron 14.780).

“Nosotros semanalmente recibimos su informe. Cuando fuimos a presentar las proyecciones cuando se cambió el plebiscito (para una nueva Constitución) recurrimos a él para saber cómo venían las cifras”, relata el secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci.

El primer informe sobre el coronavirus de Canals fue publicado a finales de abril de 2020, junto a la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile. Sus hallazgos sirvieron como base para la creación del equipo ICovid, que se realiza semanalmente y en el que trabaja junto a otras dos universidades. Sin embargo, desde abril pasado que volvió a publicar sus estudios, pero esta vez por cuenta propia.

Zoonosis y arañas

Entre las muchas áreas en las que se ha especializado Canals, destaca la zoonosis y la entomología, donde ha dedicado varios estudios al traspaso de enfermedades o parásitos presentes en insectos a los humanos. A las arañas, de hecho, han sido dedicadas buena parte de sus investigaciones.

Y aunque podría presumirse que el más probable origen del virus -a través de un mercado de animales exóticos en Wuhan, China- pudo acercarlo a la pandemia, en realidad fueron sus conocimientos para crear modelos predictivos. “Él llega al Covid porque es una de las personas mejor formadas en el desarrollo de modelos matemáticos para los problemas de salud”, dice Óscar Arteaga, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

El doctor Gabriel Cavada, otro de sus colegas, explica que Canals “maneja las epidemias desde modelos dinámicos, que son más determinísticos”.

En cuanto al modelo que implementa Canals, Arteaga explica que este “consiste en estudiar la dinámica de desarrollo de la pandemia, aplicando una serie de variables que permiten hacer una proyección de corto plazo”.

Incluye en el modelo, como base, la cantidad de personas que activamente pueden contagiarse. A eso le agrega el número de casos, el R efectivo, que determina a cuántas personas puede infectar un contagiado”, profundiza el médico cirujano. Sin embargo, el detalle fino y cuánto pesa cada variable se mantienen como uno de los secretos tras la ecuación Canals.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.