El otro "corte" de Essal: Congelan inversiones inmobiliarias en 33 comunas por déficit en redes de aguas lluvias

Osorno-aguaWEB

Essal pide "reglas claras" y un acuerdo público privado para fomentar la inversión en redes de aguas lluvias. La compañía congeló la expansión de sus redes, lo que ha provocado la paralización del desarrollo inmobiliario de las principales ciudades de Los Lagos y Los Ríos.




Durante la jornada de hoy, el servicio de agua potable en la ciudad de Osorno en la Región de Los Lagos fue reestablecido. Desde el pasado jueves, el problema generado en una planta de tratamiento fue el gran dolor de cabeza de la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (Essal), compañía controlada por Aguas Andinas, la cual a su vez está ligada a la española Agbar.

Detrás de la contingencia del suministro básico se esconde un problema mayor que se arrastra hace años y cuyos efectos son evidentes en el sur del país, afectando su desarrollo. ¿La razón? La falta de inversión histórica en redes de aguas lluvias del Estado de Chile en las principales ciudades, que según el último catastro de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), alcanza US$1.900 millones a nivel nacional.

"Actualmente tenemos las redes colapsadas y no por los clientes con aguas servidas, sino que por la cantidad de aguas lluvias que nos entran. Por eso decidimos paralizar el crecimiento de los territorios de operaciones sanitarias que la compañía tiene", sostuvo el gerente general de Essal, Gustavo Gómez.

"Cualquier desarrollo, ya sea de vivienda, hospitales o cualquier tipo de desarrollo tiene que contar con una factibilidad que la sanitaria tiene que dar. Nosotros en agosto de 2018, ya que nos estaba causando problemas y que el Estado no hacía suyo, decidimos paralizar porque no tenía sentido tener la infraestructura paralizada y seguir creciendo", añadió el ejecutivo español.

Dicha paralización corresponde a todas las comunas de la concesión y que estén fuera del territorio de operación. Esta área de concesión incluye a las regiones de Los Lagos y de Los Ríos (excepto la comuna de Valdivia), y está constituida por 33 localidades correspondientes a las provincias de Valdivia, Ranco, Osorno, Llanquihue, Chiloé y Palena, llegando así a cubrir una población de 700.490 habitantes

El problema de fondo -según explica la empresa- es que la falta de infraestructura en redes de aguas lluvias no sólo está afectado las redes de Essal, sino que también la expansión inmobiliaria de las capitales de las Regiones de Los Ríos y Los Lagos. De hecho, el presidente del gremio constructor de Puerto Montt, Fernando González, explicó a La Tercera PM que "a la fecha hay más de 100 proyectos por este problema con una inversión superior a los $100.000 millones y ello está considerando más de 6.000 puestos de trabajo. Este tema se lo hemos hecho ver a las autoridades nacionales y regionales".

En 1997, el Estado de Chile separó la administración y desarrollo de las redes de alcantarillado y las de aguas lluvia. Es así como la expansión de las redes de aguas servidas y agua potable quedó bajo la tutela de las empresas sanitarias. Mientras que la gestión y desarrollo de infraestructura para aguas lluvias quedó sujeta a la Dirección de Obras Hidráulicas y la Dirección de Aguas. Ambas dependientes del Ministerio de Obras Públicas.

"Hay bastante infraestructuras sociales y de interés que están paralizadas, pero lo que estamos haciendo es un ejercicio de responsabilidad y diciendo que esto se soluciona con un acuerdo público privado. Queremos concienciar a la administración responsable que por un lado el MOP y por  el otro lado la Superintendencia y definamos los caudales y las responsabilidades de cada una de las partes y a partir de allí con reglas del juego claras estaremos encantados en seguir creciendo", remató Gómez.

El alcalde de Puerto Varas, Ramón Bahamondes, criticó la resolución de la sanitaria. "Ellos con una forma de presionar al Estado, en relación al aumento de aguas servidas por los de planes de desarrollos urbanos colocaron como condicionante que no iban a aceptar ningún aumento de recepción de aguas servidas, mientras no se les resuelva el problema", sostuvo el jefe comunal.

En los últimos años la relación entre la comuna y Essal no ha sido fácil. En 2017, la municipalidad presentó una demanda a la sanitaria por su supuesta responsabilidad en la contaminación con aguas servidas vertidas al lago Llanquihue. A la fecha, el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia aún no emite sentencia por el hecho. No obstante, por el mismo evento la sanitaria fue multada en $400 millones por reiteradas descargas de aguas sin tratamiento al lago.

"Ellos (Essal) se salvaguardan con que no tienen la capacidad técnica para hacer frente a las aguas lluvias que entran a sus redes de alcantarillado, mientras no se resuelva el plan maestro de aguas lluvias. Aquí hay responsabilidades que descansan en dos ministerios, como el Ministerio de Vivienda del cual dependen los Departamentos de Obras Municipales, y en concomitancia con Obras Públicas que son los que deben controlar la capacidad que resiste el sistema", aseguró Bahamondes.

Según el jefe comunal, el Plan Maestro de Redes de Aguas Lluvias de Puerto Varas está avaluado en $38.000 millones.

Gervoy Paredes, alcalde de Puerto Montt sostuvo que hace un año ejecutivos de Essal le anticiparon que no ampliarían sus redes. "Esto nos afecta, porque tenemos varios sectores que queremos incorporar de acuerdo al plan regulador, pero en un 60% es un problema ocasionado por el Estado. No puede ser que Puerto Montt tenga desactivado su plan maestro de aguas lluvias", sostuvo el jefe comunal.

"La relación con la empresa sanitaria ha sido un poco extraña. Hay un problema de contaminación de la bahía, donde ellos tienen que hacer lo suyo. El congelamiento (de Essal) tiende a paralizar el desarrollo y tenemos que arreglarnos con lo que tenemos. Esto sobre todo con la expansión de viviendas sociales con temas precarios de agua potable, como sectores de La Vara, que pese a estar en una zona urbana no tienen agua potable. Estamos haciendo todo lo posible para dar una solución definitiva", sostuvo Paredes.

Sumario concluirá en dos semanas

Para Essal la paralización del suministro de agua potable en Osorno se produjo debido a un error humano. La compañía espera en un plazo máximo de dos semanas concluir su sumario interno. No obstante, la sanitaria ha prestado colaboración en todo momento al Ministerio Público y la Superintendencia de Medio Ambiente que han iniciado investigaciones por lo ocurrido.

En horas de la tarde de ayer, la autoridad regional confirmó que los seis filtros del recinto Caipulli están libres de hidrocarburos por lo que ya están funcionando adecuadamente y en buenas condiciones. Recordemos que los seis nuevos filtros gravitacionales fueron instalados en tiempo record por los equipos de Essal en la instalación que abastece a gran parte de Osorno. Se trata de amplios lechos filtrantes para las seis piscinas de la planta que requirieron en torno a 150 toneladas de material traído en 8 camiones desde Santiago durante el fin de semana.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.