Evitar que el proceso constituyente se tope con las municipales: la arremetida de los alcaldes para acelerar un acuerdo

La presidenta de la Asociación Chilena de Municipalidades, alcaldesa Carolina Leitao.

Aunque existe consenso entre los partidos políticos en que el nuevo proceso constituyente concluya en 2023, jefes comunales tienen preocupación con que se tope con las elecciones municipales de 2024. Por lo mismo, les han enfatizado a los representantes de las cámaras del Congreso que esperan que la discusión avance más rápido. En caso de no llegar a acuerdo a tiempo, hay algunos alcaldes que deslizan la idea de extender sus mandatos por seis meses.


Aún quedan 754 días, pero los alcaldes ya tienen el ojo puesto en esa fecha. Las próximas elecciones municipales, según lo ha fijado el Servicio Electoral (Servel), se realizarán el 27 de octubre de 2024. Pese a que todavía hay tiempo, entre los jefes comunales de distintos municipios a lo largo de Chile ven con preocupación que el acuerdo constitucional -que por estos días intentan alcanzar los partidos políticos con representación parlamentaria- se dilate y genere que ambos procesos se topen.

Debido a este temor, los alcaldes han enfatizado ante los presidentes de ambas cámaras del Congreso -el senador Álvaro Elizalde (PS) y el diputado Raúl Soto (PPD)-, durante las dos reuniones que han tenido, que esperan que las conversaciones se aceleren, para asegurar que el proceso constituyente idealmente concluya en 2023.

Pese a que Elizalde y Soto ya están al tanto, durante los últimos días los jefes comunales han tenido distintas instancias de conversación -informales, precisan- referidas al proceso constituyente, donde han abordado esta preocupación. El punto de encuentro que han alcanzado, según comentan algunos de ellos, es que tienen que estar pendientes a los plazos que se anuncien desde los partidos. En todo caso, entre las colectividades existe consenso en que el proceso constituyente concluya a fines del próximo año, con un plebiscito de salida.

Pero más allá de eso, la preocupación ya está instalada. En privado, uno de los integrantes de la directiva de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) afirmó que plantearán públicamente su posición relativa a los plazos una vez que se alcance un acuerdo nacional. Hacerlo antes, creen, sería anticipado.

Sobre las reuniones con los representantes de ambas cámaras, la presidenta de la AChM, Carolina Leitao (DC), sostuvo que “hemos concluidos tres cosas que son las que hemos planteado tanto al presidente del Senado como de la Cámara de Diputados, entendiendo que ellos pueden llevar nuestra voz a la mesa negociadora. La primera es que el proceso de nueva Constitución se retome (...), que sea rápido, que concluya en 2023 ojalá, y que no se mezcle con las elecciones municipales de 2024. Tercero, que en el acuerdo político que se va a traducir en una reforma constitucional, se incluya la participación de los municipios en este nuevo proceso”.

Entre los ediles existe consenso en que mezclar ambos procesos podría resultar confuso para la ciudadanía, en consideración de que una elección sería de carácter local y la otra, nacional. “El proceso constituyente tiene que tener su propio protagonismo. Por eso hemos puesto el énfasis en que se haga lo antes posible. Se confundirían los procesos; la elección municipal involucra proyectos locales, y el proceso constituyente es un cambio a varios sistemas de funcionamiento”, sostuvo la alcaldesa de Quinta Normal, Karina Delfino (PS).

“Sería negativo para nuestro país volver a unir una elección municipal con una de constituyentes. La primera es una elección local, no es ideologizada, es mucho más personalizada, de alcaldes y concejales, de líderes locales. La segunda tiene otras implicancias a nivel nacional. Deben ser dos procesos distintos, estoy seguro que el actual Poder Legislativo y quienes lo encabezan están a la altura de lo que Chile necesita y merece”, dijo Gustavo Alessandri (cercano a la UDI), quien es alcalde de Zapallar y presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch).

En esta línea, otro de los integrantes del directorio de AChM comentó en privado que existe el riesgo de que los alcaldes no sean evaluados por su gestión, sino por la posición en la que están en el plebiscito de salida.

De todas formas, por ahora los partidos ven poco probable que ambas elecciones se topen, en consideración de los tiempos que han planteado en las distintas instancias en las que se han reunido. De hecho, en la propia propuesta del oficialismo se explicita que el plebiscito de salida -con voto obligatorio- debiese ocurrir en diciembre de 2023.

Sin embargo, es un escenario que podría darse si dilatan mucho la discusión. Dentro de las coaliciones de gobierno transmiten que existe un ánimo de dilatar en algunas conductas de Chile Vamos. Por ejemplo, cuando decidieron restarse del encuentro de colectividades que se realizó el pasado 14 de septiembre, además de exigir que el gobierno se excluya de la mesa de diálogo. Finalmente, dicha instancia fue suspendida. En esa ocasión, Elizalde manifestó que “hemos resuelto postergar la reunión (...) por una razón muy simple: porque el diálogo, para ser fructífero, requiere que concurran todos quienes forman parte de ese diálogo”.

¿Recuperar los seis meses perdidos?

Entre algunos alcaldes, hay otro plazo que miran con atención. Se trata del de su propio mandato, en consideración de que, originalmente, las pasadas elecciones municipalidades estaban previstas para el domingo 25 de octubre de 2020. Sin embargo, fueron postergadas debido a la pandemia hasta el 15 y 16 de mayo de 2021. En esta línea, la alcaldesa de Valdivia, Carla Amtmann (Revolución Democrática), agregó que es una conversación de pasillo, junto a otros ediles, la idea de recuperar los seis meses perdidos, aunque no se ha formalizado la solicitud. “Yo soy promotora de recuperarlos”, agregó, haciendo alusión a promover un proyecto de ley que vaya en esa línea.

“Sería lamentable que una vez más nuestros procesos de elección comunal se vean afectados. Recordar que este periodo municipal ya es seis meses más corto por los cambios de fechas electorales, así que espero que cualquier plan no afecte ni se tope con las elecciones municipales, y si se requiere algún cambio, que se evalúe que recuperemos nosotros los seis meses perdidos. ¿Se imaginan si se le hubiera quitado seis meses al Parlamento? Todos hubieran puesto el grito en el cielo. Parece que siempre puede ser a costa de las comunas y eso no se puede repetir”, agregó Amtmann, quien, además, es vicepresidenta de la AChM.

Sobre esta posibilidad, Delfino agregó que “hay algunos (alcaldes) que lo han planteado, pero la verdad es que no ha sido como una demanda que hayamos levantado desde la asociación o desde algún grupo de alcaldes”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.