Ex Congreso y Palacio Pereira: Los lugares que baraja el gobierno para la convención constitucional

Arriba: la sede del Congreso en Santiago. Abajo: el Palacio Pereira, también ubicado en Santiago.

Ambos recintos son las alternativas que maneja el Ejecutivo en caso que gane el Apruebo en el plebiscito. La Moneda se inclina por la primera alternativa, mientras que se evalúa que el segundo lugar sea una sede de apoyo para labores más técnicas de la convención.




“El Presidente de la República convocará, mediante decreto supremo exento, a la primera sesión de instalación de la convención, señalando, además, el lugar de la convocatoria. En caso de no señalarlo, se instalará en la sede del Congreso Nacional. Dicha instalación deberá realizarse dentro de los quince días posteriores a la fecha de publicación del decreto”. Este es uno de los párrafos que señala el artículo 133 del funcionamiento de la convención constitucional, en caso que gane el Apruebo en el plebiscito del 25 de octubre.

El lugar que será la sede para el funcionamiento de esa instancia -de triunfar esa opción en la consulta nacional- se ha transformado en un tema de preocupación para el gobierno y está siendo analizado por el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, y por el propio Presidente Sebastián Piñera. En el Ejecutivo, por ejemplo, quieren que el lugar en que funcione sea en Santiago y no en regiones.

Así, hasta ahora La Moneda tiene dos alternativas en mente: la sede del Congreso en Santiago o el Palacio Pereira, ubicado en Huérfanos, en la comuna de Santiago. De hecho, este último lugar lo visitó el Mandatario el miércoles pasado, pero en el gobierno precisan que su arribo al lugar está más relacionado al proyecto bicentenario.

En Palacio, en todo caso, recalcan que la primera alternativa es por la cual se inclinan, debido a que por su espacio e instalaciones sería más adecuado para el funcionamiento de la convención. De todas formas, las mismas fuentes dicen que se está viendo que el Palacio Pereira sea utilizado como un edificio de apoyo para que en ese lugar trabajen asesores y funcionarios administrativos.

Fue durante el mandato del diputado Iván Flores (DC) que la Cámara le propuso al Ejecutivo que la convención desarrollara sus labores en el edificio del ex Congreso. En esa oportunidad, incluso, se hicieron una serie de estudios y proyecciones respecto de los costos que implicaría acondicionar el espacio para que sesione la nueva instancia.

En el Parlamento dicen que, sea cual sea la decisión que tome el Mandatario, la mejor opción es que la convención opere en el edificio de Morandé con Compañía. Esto, dicen las mismas fuentes, abarataría ampliamente los costos que tendrá que desembolsar el Estado para acondicionar un espacio que pueda congregar a 155 o 172 convencionales.

En ese sentido, destacan que la sede del Congreso en Santiago ya cuenta con un hemiciclo y que la expertise de la Cámara en cuanto a contratos de arrendamiento, sistemas operativos y equipos técnicos no debería desaprovecharse.

Asimismo, según quedó establecido en los artículos del funcionamiento de la convención, le corresponderá al Mandatario, o a los órganos que él determine, prestar el apoyo técnico, administrativo y financiero que sea necesario para la instalación y funcionamiento de la convención.

Por esta razón, Monckeberg -tal como lo informó La Tercera PM la semana pasada- ha estado en conversaciones con el Congreso para ver el Presupuesto que tendrá el funcionamiento de la convención, sea mixta o no. De hecho, la Cámara de Diputados, a solicitud de la Segpres, le entregó al gobierno una estimación del costo del proceso constituyente. Y, según ese cálculo, en los siete meses de 2021 en que una convención podría funcionar se podrían gastar $10.270 millones.

De todas formas, en la Segpres están sacando sus propios cálculos financieros en conjunto con la Dipres. Y están viendo los costos para el funcionamiento. Asimismo, según fuentes de gobierno, están viendo cuánto será el número de asesores que tendrá cada constituyente. Además, con el objetivo de abaratar costos están viendo que sean asesores por comité, y no individuales.

De igual manera, están viendo el número de funcionarios administrativos y de secretarios técnicos que tendrá la convención para el funcionamiento de las comisiones temáticas.

Como sea, en Palacio afirman que vendrá una glosa en el Presupuesto 2021 para el proceso constituyente, el que puede ser aumentado dependiendo de si gana el Apruebo y el tipo de convención. En ese sentido, posteriormente, de necesitar más recursos, enviarán una indicación.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.