Gobierno activa ofensiva judicial por ataque y profanación a tumba de Jaime Guzmán: “Se faltó gravemente el respeto a su memoria”

El lugar donde estaba guardada el ánfora que contenía las cenizas de la madre de Guzmán.

El Ministerio del Interior presentará una denuncia ante la Fiscalía Regional Centro Norte por el delito de "violación de sepulcro" para que se busque a los responsables de los desórdenes en el mausoleo de la familia del asesinado senador UDI, donde además se sustrajeron las cenizas de la madre del abogado. El texto apunta directamente como sospechosos a quienes asistieron al funeral de Luisa Toledo -madre de los hermanos Vergara, víctimas de la dictadura- el miércoles de la semana pasada. "El nivel de odio y violencia que constatamos como familia es simplemente desolador", dijo el sobrino del asesinado parlamentario.




Con una serie de rayados amaneció el jueves la tumba de Jaime Guzmán en el Cementerio General, en la comuna de Recoleta. Sin embargo, no fue hasta ayer que una serie de imágenes comenzaron a circular en redes sociales que daban cuenta de la vandalización del lugar y de la sustracción del ánfora que guardaba las cenizas de la madre del senador UDI, Carmen Errázuriz Edwards.

La situación despertó el rechazo de la UDI, quienes a través de un comunicado anunciaron una querella y una demanda en contra del propio camposanto: “La vandalización del memorial es un hecho inaceptable, lo que se suma a que el partido pudo constatar que delincuentes retiraron las ánforas que contienen las cenizas de la madre de Jaime Guzmán, Carmen Errázuriz, lo que constituye una inaceptable profanación”, señalaron.

Pero el caso también activó la molestia del gobierno, quienes iniciarán, durante esta jornada, una ofensiva judicial para que se logre dar con los responsables del ataque. Para el Ministerio del Interior las sospechas recaen en quienes asistieron al funeral de Luisa Toledo -madre de los hermanos Vergara Toledo, asesinados por efectivos de Carabineros en 1985- el miércoles de la semana pasada.

Así queda expuesto en una denuncia judicial que Interior ya preparó y presentará durante esta jornada ante la Fiscalía Regional Centro Norte. El texto invoca el Artículo 321 del Código Penal, el que sanciona a quien “violare los sepulcros o sepulturas practicando cualquier acto que tienda directamente a faltar el respeto debido a la memoria de los muertos”.

En la denuncia, Interior expone que “con fecha 7 de julio del presente año, en medio del masivo funeral de Luisa Toledo, madre de los hermanos Vergara Toledo, se realizaron intervenciones en distintos puntos del Cementerio General, en la comuna de Recoleta, entre ellos, graves daños en el memorial donde se encuentran sepultados los restos del exsenador de la República, Jaime Guzmán Errázuriz, y de su madre”.

En el documento se agrega que “además de la vandalización y destrucción del sepulcro, se faltó gravemente el respeto debido a su memoria con rayados y frases como ‘ahora que barran tus cenizas colador qliao, mil veces morirás, no descansarás colador bastardo ctm, los gusanos vomitaron en el cementerio’, todo en el contexto de alusiones a la persona que había fallecido y cuyos restos estaban siendo velados y sepultados, al agregar rayados como ‘Luisa Vive, Luisa X siempre’”.

El gobierno explica al Ministerio Público que “estos lamentables dichos quedaron plasmados en la infraestructura del memorial”, por lo que adjunta una serie de imágenes que dan cuenta de los ataques.

Una de las fotos presentadas por el Ministerio del Interior ante la Fiscalía Centro Norte.

El ataque a la tumba del fundador de la UDI ya está siendo investigado por la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural de la PDI. En el caso, además, deberá indagarse la sustracción de las cenizas de Carmen Errázuriz, quien falleció en 2008.

La familia: “El nivel de odio es desolador”

El exsubsecretario de Hacienda Francisco Moreno, sobrino de Guzmán, se manifestó impactado por lo ocurrido. “El nivel de odio y violencia que constatamos como familia es simplemente desolador”, dijo a La Tercera PM.

Agregó que “durante el funeral de Luisa Toledo, un grupo de jóvenes que no superaban los 25 años, según nos comentaron los guardias del Cementerio General, no solamente profanaron la tumba de Jaime, sino que derechamente intentaron abrir su ataúd al destrozar la lápida que cubría su estructura. Como no lograron su objetivo, se llevaron la ánfora que contenía las cenizas de nuestra abuela y madre de Jaime, Carmen Errázuriz. Pocos meses antes de morir, ella nos pidió que luego de su muerte la cremáramos y que sus cenizas descansaran en la tumba de su hijo asesinado. Así lo hicimos. Hoy nos duele el alma saber que profanaron sus restos”.

Moreno profundizó en lo ocurrido y expuso que “un grupo de jóvenes aprendices del odio político más visceral, y que no respetan ni siquiera la memoria de los muertos, pudieron actuar impunemente gracias a una dirección del Cementerio General que nunca ha mostrado ni el más mínimo interés en tomar las medidas preventivas necesarias para evitar la ocurrencia de este tipo de hechos criminales. Como familia interpondremos acciones penales contra todos los que resulten responsables de esta violación de sepulcro, ya sea de manera directa e indirecta”.

El actor Ignacio Santa Cruz, también sobrino de Guzmán, dijo que “el director del Cementerio General debería renunciar a su cargo”. A su juicio, “toneladas de odio circulan por las calles de Chile, lindo país esquina con vista al mar (…). Esta es la paz que nos trae el proceso constitucional”.

El intérprete añadió que “esto es el comienzo. Lamentablemente, esto no lo para nadie. Es una oleada de odio en ambos extremos con las consecuencias que deberemos afrontar”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.