“Antiespecistas”: los grupos que piden la renuncia del ministro de Agricultura por apoyo y proyecto a favor del rodeo

gonzalez 3.JPG

El antiespecismo aboga por el respeto de todos los seres vivos, "independiente de la especie que sea", explica la vocera de una de las agrupaciones que piden la salida de Esteban Valenzuela. Uno de esos movimientos se habría adjudicado el ataque incendiario a una carnicería ocurrido la madrugada de este lunes.


Agrupaciones “antiespecistas” se manifestaron ayer martes 20 de septiembre a las afueras del Ministerio de Agricultura, en Santiago, para exigir la renuncia del ministro Esteban Valenzuela (FRSV).

¿El motivo? Un proyecto de la cartera, anunciado ayer a través de su cuenta de Instagram, que busca “optimizar el bienestar animal en la práctica del rodeo”, a través de una mesa de trabajo que comenzará a sesionar en octubre y reunirá al gobierno, al Colegio Médico Veterinario (Colmevet) y a la Asociación de Facultades y Escuelas de Ciencias Veterinarias de Chile.

La semana pasada, agrupaciones animalistas ya habían criticado al ministro Valenzuela por entregar su respaldo a esta tradición, cuando pidió no compararla “con el salvajismo de otros deportes (...) aquí no se mata a los animales” y aclaró que “no existe una postura oficial del gobierno que pretenda prohibir el rodeo”.

En respuesta, 30 movimientos y activistas -algunos de los cuales se declaran antiespecistas- firmaron una declaración en donde exigieron la renuncia del secretario de Estado, explicando que “la práctica del rodeo no considera el bien mayor de los animales, basta recordar que se usa un elemento tan brutal como la picana eléctrica para levantar a los animales caídos, se obliga a caballos a embestir en contra de los novillos, se expone a los novillos a sufrir hematomas, fracturas, bruxaciones, sangramiento nasal, estrés, ente otros”.

A raíz de sus declaraciones, el Partido Ecologista Verde también solicitó la salida de la autoridad: “Creemos que si el Presidente de la República, Sr. Gabriel Boric Font, pretende continuar catalogando a su gobierno como uno ecologista, debe solicitar la renuncia del ministro Valenzuela lo antes posible”.

Antiespecistas

Así, a la sede del ministerio, en Teatinos 40, llegaron simpatizantes de movimientos antiespecistas -como Valparaíso Animal Save, Santuario Justicia y Acción Vegana- quienes sostuvieron distintos lienzos donde solicitaban “que la tortura no sea tradición. No + rodeo”, “rodeo es violencia” y “renuncia Esteban Valenzuela”.

“Exigimos el cambio inmediato del ministro de Agricultura, debido al apoyo que brinda hacia el rodeo, una práctica abusiva y que no representa a la mayoría de la ciudadanía chilena” explica Leo Tulleres, organizadora de Valparaíso Animal Save.

Pero, ¿cómo qué es el antiespecismo y quiénes integran estos movimientos?

Tulleres comenta que antiespecismo es “rechazar la ideología de que la especie humana está por sobre las demás, rechazando la postura de que tenemos el derecho de utilizar a los y las demás animales como objetos de consumo, sea para alimentación, vestimenta, entretención, experimentación (...) entendiendo que su libertad les pertenece, y que son sujetos capaces de crear sus propias experiencias y relaciones interpersonales”.

En este grupo porteño participan personas de entre 14 y 42 años, estudiantes y profesionales del área de la salud, educación y gestión cultural. También la integra una persona con discapacidad visual.

Por su parte, Jessica Barros, vocera de No más vivisección (disección de un animal vivo para estudios o investigaciones científicas), agrega que el antiespecismo corresponde a la “no discriminamos de forma arbitraria a ningún individuo independiente de la especie que sea y no avalamos ninguno de sus usos. Creemos que los animales no humanos deben ser considerados moralmente y respetados como seres sintientes”.

Esta agrupación capitalina -que firmó la petición de renuncia de Valenzuela- está conformado por personas adultas que bordean los 30 años y que ejercen como médicos veterinarios, profesores, científicos y en otras áreas no afines a las ciencias.

Asimismo, la agrupación Vínculo Humano Animal también declara una posición política antiespecista, “respecto de los derechos que tienen todos los seres vivos a vivir”, señala su directora, Claudia Ruiz.

En este movimiento participan adultos de entre 27 y 48 años, la mayoría de la Región Metropolitana, y de profesiones variadas, como psicología, diseño gráfico, ingeniería, derecho, música, entre otras.

Respecto de la participación del Colmevet en la mesa de trabajo con el gobierno, Ruiz señaló que “me parece un doble estándar que por un lado condenen el maltrato animal para algunas especies y que, por otro lado, participen de un intento de regulación de una práctica que a todas luces tiene a la base el maltrato animal”.

Consultado el gremio sobre su postura en relación a esta práctica, no hubo respuesta.

Ataque a carnicería

Por otro lado, un grupo antiespecista (Koi Vegan) se habría adjudicado la quema de un frigorífico y seis camiones en Quilicura, correspondiente a la empresa Carnes Susaron, la madrugada de este lunes.

“Se amplía el ataque y vamos creciendo en atrevimiento, mente y peligrosidad. Cuidado que los grupos de intransigente beligerancia antiespecista están floreciendo como margaritas. Hoy atacamos esta empresa, mañana será a sus dueñxs y colaboradores de cualquier tipo. Para todxs ellxs pronosticamos plomo y esquirlas. Liberación animal sin consideraciones con quien se cruze (sic) por delante”, se lee en uno de los panfletos dejados en el lugar, según informó Carabineros.

El hecho está siendo indagado por la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de la PDI.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.