¿Jadue, el único?: las otras veces que se ha ocupado peto amarillo y esposas contra un alcalde UDI, un ex-PS y los exmilitantes de RD del caso Democracia Viva

Miguel Ángel Aguilera, Daniel Andrade, Carlos Contreras y José Luis Yáñez.

Diversas figuras políticas, entre ellos el senador PS Fidel Espinoza y el comunista Daniel Muñoz, cuestionaron el accionar de la justicia, y también de Gendarmería, luego que el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, se presentara a su audiencia de revisión de medida cautelar esposado y con una chaquetilla amarilla que distingue a los imputados. Se acusó "desigualdad ante la ley", "trato vejatorio", un "exceso". Lo cierto es que dichas medidas de seguridad se han dado en otras oportunidades con figuras de alta connotación pública como el exjefe comunal de San Ramón Miguel Ángel Aguilera, su par de Algarrobo, José Luis Yáñez (UDI), y también los exmilitantes de RD hoy presos por el caso convenios.


“Esposado y con peto amarillo. Trato vejatorio en contra del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue. En cambio cuando llevaron al tribunal a Torrealba y Barriga no usaron el mismo sistema. ¿Igualdad ante la ley?”.

Hace 20 horas eso posteó el senador PC Daniel Núñez sobre las imágenes que recorrieron los noticiarios en la revisión de prisión preventiva del jefe comunal que lleva 36 días bajo la medida cautelar más gravosa, imputado por una serie de delitos vinculados a corrupción. También se sumaron otras figuras como el senador PS Fidel Espinoza, quien calificó como “un exceso la sobreexposición” del alcalde y lo comparó con el otrora compañero de labores Jaime Orpis, el único político que efectivamente cumplió pena de cárcel tras los casos de financiamiento ilegal de campañas que afectaron a todo el espectro de los partidos políticos.

Entonces cabe preguntarse si la situación de Jadue es excepcional. Para ello basta revisar algunas otras audiencias, dicen fiscales y jueces, de otros personeros conocidos y de alto perfil público. No pocos destacan lo ocurrido con los exmilitantes de RD Daniel Andrade y Carlos Contreras, hoy en prisión por el caso Democracia Viva, en el marco de investigaciones por fraude en el ‘caso Convenios’. Ambos imputados, al igual que la concejala Paz Fuica, tras ser detenidos fueron trasladados y presentados al tribunal con la misma indumentaria que vistió este lunes el jefe comunal.

Daniel Andrade y Carlos Contreras fueron formalizados por tres delitos de fraude al Fisco.

Protocolo penitenciario

El senador Espinoza con su tuit en “X” olvida la situación que vivió también -hace un par de años- su otrora camarada Miguel Ángel Aguilera. El exmilitante PS está siendo investigado por una serie de delitos de corrupción mientras fue alcalde de San Ramón. Tras su detención, también tuvo que equiparse con lo que es parte del protocolo que ocupa Gendarmería con los imputados en prisión preventiva. En este caso, de hecho, a diferencia de Jadue, el exedil no fue enviado al anexo Capitán Yáber sino trasladado a una cárcel común de imputados: Santiago 1, pese a su calidad de autoridad.

Santiago, 27 de julio de 2021 El exalcalde de San Ramón Miguel Ángel Aguilera es ingresado al centro penitenciario Santiago 1. Javier Salvo/Aton Chile

Y es que, sostienen las fuentes consultadas, algunos jueces piden que las esposas sean abiertas en los calabozos, pero siempre dependerá del tribunal y las peticiones que hagan las defensas. De hecho, el abogado de Jadue, el penalista Juan Carlos Manríquez, solo solicitó a la magistrada Pamela Muñoz quitar los dispositivos de seguridad al alcalde al primer receso de la audiencia, cerca de las 11:00 a.m.

Sobre la materia, el ministro (s) de Justicia, Jaime Gajardo (PC), indicó que “Gendarmería es una institución que cumple con sus estándares y procedimientos. Si eventualmente Gendarmería ha incurrido en alguna falta de sus procedimientos, tendremos que primero tener una denuncia formal al respecto y revisarlo en el mérito de aquello”.

También descartó, el militante comunista, un trato desigual en este caso y explicó que se trata de una situación normal. “En general, lo que hemos visto es que, tanto el alcalde Jadue como al conjunto de personas que están siendo imputadas o que tienen que pasar por los tribunales, Gendarmería les da un trato igualitario. Si alguien considera que eso no está ocurriendo de esa manera, tendrá presentar el reclamo respectivo y habrá que evaluarlo en su mérito. (...) Reclamo formal no ha habido ninguno”, agregó.

En el caso de Orpis, mencionado por los críticos a las medidas contra Jadue, no fue muy distinto. Si bien no se aplicó el peto amarillo, el único político condenado a cárcel efectiva en los casos Penta, SQM y Corpesca sí debió, en varias oportunidades, presentarse esposado ante la justicia.

Jaime Orpis.

La comparación con la exalcaldesa Cathy Barriga (ind.-UDI) es inexacta. Esto, ya que la exjefa comunal tras ser formalizada, el tribunal rechazó su privación de libertad. Por ende, Gendarmería nunca debió usar los implementos de seguridad. Quién sí debió hacer y fue exhibido ante las cámaras fue el UDI José Luis Yáñez, quien está en la cárcel acusado de un millonario fraude al Fisco y debió vestir peto, esposas y grilletes.

Alcalde de Algarrobo.

“El trato es extremadamente duro”

Consultado respecto a las medidas que se han aplicado a su representado Daniel Jadue, el abogado Juan Carlos Manríquez sostuvo que entienden que la disposición respecto del uso de esposas se funda en protocolos de seguridad de Gendarmería.

“Liberar al imputado o no de las medidas de seguridad dependerá de la petición de la defensa y la resolución del juez. Hay casos en que Gendarmería dice que por protocolo o por perfil del imputado eso no procede, pero nosotros ayer solicitamos que se le retiraran las esposas y aquello se acogió”, indicó el penalista.

Respecto de otros casos donde imputados ingresaron a la sala sin dichos resguardos, Manríquez optó por no hacer comparaciones. “Son casos distintos. Nosotros lo pedimos y esto se acogió. Desconozco por qué en los otros casos estuvieron sin medidas. De todas maneras, en general, el trato que ha recibido Daniel Jadue) es exageradamente riguroso y extremadamente duro”.

“El trato que se le ha dado al alcalde, entendemos que es una pretensión con miras a dar una señal de mayor dureza que afecta la exigencia y la ponderación con que se deben manejar los procesos penales. Se ha tratado de dar una señal de mayor rigor”, aseguró.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.