La movida jornada de José Antonio Kast como vocal de mesa en Paine

15 de Mayo de 2021/PAINE El presidente del partido Republicano Jose Antonio kast como vocal de mes en el liceo María Ana Mogas de Paine FOTO:JUAN FARIAS/AGENCIAUNO

La molestia y gritos de una apoderada en la sala de votación fue el único hecho que interrumpió la tranquilidad en la jornada en que José Antonio Kast, presidente del Partido Republicano, se desempeña como vocal de la Mesa 84 del Colegio María Ana Mogas en Paine. El candidato presidencial, a su llegada instó a que las elecciones no sean empañadas con hechos de violencia y agresión.




Desde el 18 de diciembre de 2017 que José Antonio Kast, exdiputado UDI y hoy líder del Partido Republicano, no participaba en el proceso de votación y conteo de sufragios. En aquella ocasión, en una mesa del Estadio Nacional, el candidato presidencial vivió momentos de tensión luego de presentarse como apoderado de la candidatura de Sebastian Piñera.

El exparlamentario fue increpado por la abogada Julia Urquieta (PC), quien lo acusó de presunto intervencionismo dentro del local de votación. Esto, luego de que él ayudara a una mujer con movilidad reducida a acercarse a la mesa para votar. El caso generó un gran bullicio, con gritos, insultos y empujones. Tanto así, que incluso debió intervenir personal militar.

Los opositores a Kast gritaban “que se vaya” y sus partidarios pedían “que se quede”. El hecho, aún en la memoria del ahora vocal de la mesa 84 del Colegio María Ana Mogas, ubicado en calle Concepción 470, dentro de la comuna de Paine, contrasta con la tranquilidad de esta jornada. Hoy Kast llegó a las 7.40 horas y tuvo palabras para recordar aquel episodio.

“Son realidades distintas. Este es un local más pequeño y este es un acto democrático importante para Chile y ojalá que nadie empañe estas elecciones con actitudes de violencia y agresividad. Paine es una localidad más pequeña, agrícola y he vivido toda la vida entre Buin y Paine. Espero que esto se refleje en este día y sea un buen acto cívico. Lo más importante es que la gente concurra a votar y que hoy no gane la abstención”, explicó a su llegada al recinto. Sin embargo, su mesa volvería a estar envuelta en gritos.

Cerca del mediodía, un incidente en la sala de votación interrumpió esa tranquilidad. Una mujer con movilidad reducida cuestionó la presencia de una cámara de televisión en la sala. A viva voz pidió que saliera y también criticó que los vocales tuvieran fruta en la mesa. Esto, luego de que una persona amablemente se las regalara a los vocales. El hecho provocó que un votante encarara a la mujer y le dijera: “Yo no pienso nada como el señor Kast, pero tú no puedes hacer ese escándalo”.

Al cierre de esta edición seguía el conflicto. Posteriormente, la mujer se enfrentó al encargado del local, cuestionado la presencia de la cámara de televisión de Mega. Por lo mismo se debió realizar una reunión de apoderados.

Sin excusas

A su llegada, vestido con jeans, camisa celeste, suéter azul y una chaqueta de igual color, el presidente del Partido Republicano explicó que hace unas semanas, al enterarse de que debía ser vocal de mesa, sufría aún las consecuencias del Covid-19. “Al enterarme de que era vocal de mesa pasaba por un momento delicado de salud y mi mente no estaba precisamente en el tema de las elecciones, sino que en oxigenarme. Y luego ya habían pasado los plazos para excusarse. Pero, además, no tengo una excusa legal para poder excusarme. En otras elecciones había sido candidato y pariente de algún candidato. Por lo tanto, se podía y ahora no. Entonces, no dudé en que debía ejercer el cargo como correspondía”, respondió Kast al ser consultado si pensó en presentar una excusa.

Desde su casa al colegio en que se desempeñará como vocal de mesa, existe una distancia de 20 minutos en automóvil. Al llegar al colegio ingresó con una bolsa con sándwiches, SuperOcho, alcohol gel y una serie de cables. También portaba un paquete de mascarillas N-95, extremando las medidas de seguridad sanitaria. Su entrada fue uno de los pocos momentos que interrumpió la pasividad del colegio resguardado por militares y un grupo de jóvenes voluntarios con botellas de alcohol gel. Los sándwiches, señaló Kast, los preparó su esposa, María Pía Adriasola.

Esta es la primera vez que el presidente de Republicanos debe emitir su voto en el Colegio María Ana Mogas. De hecho, programó su sufragio para mañana domingo, contaron desde su equipo de prensa. Pero otro de los datos llamativos de la jornada es que, justamente, en la misma mesa en la que él figura como vocal, deben votar tres de sus nueve hijos. Se trata de Josefina (28), Nicolás (24) y José Antonio (27). Sin embargo, sólo estos dos últimos podrán votar, ya que la primera está fuera de Chile. De hecho, José Antonio Kast Adriasola apuesta por convertirse en alcalde de la comuna de San Bernardo en estas elecciones municipales.

La sala de votación se ubica en el segundo piso del colegio. Ahí está acompañado por Isabel Durán, Rosa Sandoval, Florencia Ramírez y Patricia Valdés, presidenta de la mesa. Esta última, muy estricta, solicitó al personal militar restricción a los medios para evitar que los representantes de la prensa complicaran el acceso a los votantes. No obstante, una hora después de construirse la mesa, a las 9, horas llegó el primer votante.

De hecho, la mayor aglomeración ocurrió al ingreso de JAK al colegio. El encargado del recinto de votación, Cristián Quiroga, pidió más orden a los medios. Acto seguido, permitió la presencia de reporteros sólo por turnos para hacer imágenes y sin establecer contacto verbal con los vocales de la mesa.

La mesa de José Antonio Kast en Paine.

Representación nacional

Ayer, pasadas las 20 horas, José Antonio Kast anunció a través de sus redes sociales que el Partido Republicano logró reunir las firmas necesarias para constituirse como partido político en la Región de Aysén. Hoy detalló que este martes oficializará las firmas recogidas ante el Servicio Nacional Electoral (Servel).

El proceso permitirá al partido transformarse en un conglomerado con representación a nivel nacional. Se trata de un paso nada menor para el partido fundado por el exdiputado UDI en junio de 2019, ya que este proceso le permitirá postular candidatos en las próximas elecciones de consejeros regionales, diputados, senadores y levantar una opción presidencial. “Espero que pueda recaer en mí, pero ya no depende de mí sino que del partido”, añadió.

Su jornada anoche terminó muy tarde, conectado en todo momento a WhatsApp, para coordinar los detalles de su arribo al lugar de votación. De hecho, cuentan cercanos al Partido Republicano, que hasta pasada la medianoche estuvo en constante comunicación con su equipo de colaboradores. En efecto, al colegio de Paine asistió con un grupo de militantes del partido. Entre ellos, la vicepresidenta, María Idilia Gatica; Vicente Bruna, presidente de la juventud republicana, y los candidatos a concejales de Paine: Alejandro Matus y Sebastián Casanova.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.