Lo que faltaba: la U se queda sin su joya más preciada

Luis Rojas

Luis Rojas.

El seleccionado Sub 17 Luis Rojas no seguirá su carrera en Universidad de Chile tras el Mundial de la categoría por no llegar a acuerdo para firmar su contrato profesional.




Universidad de Chile se queda sin uno de los jugadores con más proyección de su cantera. Luis Rojas, el talentoso mediocampista que participará del próximo Mundial Sub 17, no continuará su carrera en el cuadro azul tras la disputa de la cita planetaria que se llevará a cabo en Brasil desde el 26 de octubre. La razón es muy simple: no llegó a acuerdo con Azul Azul para la firma de su primer contrato como profesional. Por ende, cuando cumpla 18 años, en marzo próximo, podrá firmar como jugador libre donde estime conveniente.

La historia de este quiebre data de muchos meses. Específicamente desde que la selección chilena que por entonces dirigía Hernán Caputto consiguió pasajes para el Mundial. Tomando en cuenta la gran actuación que cumplió el volante, clave en la ronda final del Sudamericano que se disputó en Lima, la dirigencia del cuadro universitario comenzó a negociar con el representante del futbolista, Marcos Calle, para la firma de su primer contrato. Y aunque en los primeros acercamientos hubo buenas sensaciones, de acuerdo a la versión de ambas partes, todo comenzó a enredarse en el mes de junio.

"La situación iba bien encaminada hasta que el representante del jugador puso números sobre la mesa para cerrar el acuerdo", cuentan desde la concesionaria, donde insisten en que el gran culpable de este desenlace es el agente del volante: "Exigió 80 mil dólares solo por firmar el contrato. Y después pidió un sueldo que evidentemente nos parecía un exceso tomando en cuenta que solo ha jugado un partido por el primer equipo. Por darte un ejemplo, quería ganar lo mismo que Camilo Moya, siendo que él tiene tres años de profesional y más de 40 partidos en Primera División".

Aunque las exigencias de la parte del jugador no cayeron bien en la dirigencia, las conversaciones continuaron su curso, intentando llegar a un acuerdo. "Lo que pedíamos no era nada del otro mundo. Luis es un jugador que despertó el interés de muchos clubes en el extranjero después del Sudamericano y eso se lo hicimos ver a la gente de la U. Pero nuestra prioridad siempre fue que siguiera en el club", reconocen desde el entorno del mediocampista, donde insisten en que nunca valoraron ni menos vieron algún gesto hacia el futbolista.

En la concesionaria desmienten esta última versión. Y se lo hicieron ver al representante Marcos Calle en una de las últimas reuniones que sostuvieron. Cuando planteó que esperaba que por una vez que la U se la jugara por su pupilo, de inmediato le sacaron a relucir un par de antecedentes. "En alguna oportunidad no llegó a entrenar porque estaba en la playa y no tenía a nadie que lo pudiera ir a dejar al terminal de buses. Alfredo Arias, que era el técnico, no lo quería ver más entrenando con el primer equipo y algunos dirigentes le hicieron ver que era mejor conversar con él y no castigarlo. Pasó lo mismo con una publicación en Instagram, cuando lo querían sancionar y otra vez salió ileso. Creo que todo lo que pasó durante la negociación fue muy raro. Es como que nunca quisieron firmar con el club", reconocen desde el CDA.

Sin respuesta

En el último tiempo, las partes apenas hablaban por correo electrónico. A medida que pasaba el tiempo y no se cerraba el acuerdo, la distancia se acrecentaba. Desde el entorno del jugador apuntan que en Azul Azul solo hicieron ofertas irrisorias y se escudaban en que no tenían dinero. "No vamos a hablar de cifras, pero lo que nos proponían para firmar el acuerdo era irrisorio. Así no podíamos seguir negociando. Si a un jugador lo vienen a buscar de Alemania, Francia o Brasil es porque tiene un valor de mercado importante. Y pese a eso, no pedíamos nada de otro mundo", insisten desde el lado del mediocampista, hijo del recordado exvolante del mismo nombre que vistió los colores de Unión Española y Colo Colo.

Aunque durante buena parte del año las negociaciones con el representante las llevó la dirección deportiva del club, en algún momento desde la parte del mediocampista  le hicieron llegar a José Luis Navarrete, timonel de Azul Azul, una contraoferta- Y aquello provocó el quiebre definitivo con el entorno del futbolista. "José Luis quería que no negociáramos más. Que nos estaban utilizando a todos porque a cada uno le hacían llegar una propuesta distinta. Y aunque todavía teníamos una reunión pactada, sabíamos que todo iba a ser infructuoso", afirman desde el CDA. Los mensajes de whatsapp ya no tenían respuestas y podían pasar semanas sin que hubiese novedades de alguna de las partes.

La última propuesta que rechazó el representante del futbolista incluía un dinero garantizado por la firma más un bono por jugar el Mundial. Pero aquello le pareció insuficiente al representante. "Nos jugamos una última carta, sabiendo que aquello nos podía traer un problema a futuro porque cualquier jugador sin contrato iba a pedir lo mismo con tal de presionar. Pero como es un muchacho que nos interesaba, fuimos más allá de los que teníamos presupuestado pero la negativa fue tremenda. Entonces, dimos por terminada las conversaciones. Ahí nos dimos cuenta de que ellos nunca quisieron firmar. Alguna vez el representante dijo que en una de las reuniones que era un oportunista, que de eso se trataba este negocio. Y ahora nos quedó claro", cuentan en Azul Azul.

Luis Rojas debutó con la U en el duelo de ida de la Copa Chile ante Cobresal. Sumó un puñado de minutos en el segundo tiempo de ese duelo. Fue la única vez que vistió la camiseta del primer equipo. Hoy está concentrado con la Sub 17 para disputar el Mundial. Su futuro en el fútbol tras la cita mundialista no está claro. Lo único que sí ya sabe, y se lo comunicaron a su entorno, es que no volverá a entrenar con el primer equipo. Y así será hasta que cumpla 18 años. Después, ya será resorte de su representante encontrarle algún club. Ahí se sabrá si todas las ofertas que comentó durante las negociaciones se concretan.

Comenta