Las declaraciones que detonaron la última arremetida de la Fiscalía Nacional Económica en contra de la ANFP

BeFunky-collage (2)

De izquierda a derecha: María Soledad Bull, presidenta de Deportes Iberia; Jaime Estévez, director de Cruzados S.D.P.A y Pablo Hoffmann, gerente general de O'Higgins.

Tanto al ex presidente de Cruzados, Jaime Estévez como el gerente general de O'Higgins, Pablo Hoffmann consideraron que 50.000 UF fijado en noviembre de 2011 con pago de cuota de para ascender era muy alto a para clubes de la Primera B. Posteriromente dicho monto fue rebajado. Mientras la ANFP justificó la racionalidad económica de la cifra.




Fue en mayo de 2016 cuando la Fiscalía Nacional Económica recibió cuatro denuncias por las condiciones que impuso la ANFP a Deportes Valdivia para ascender a la Primera B. Entre ellas, cuestionaban el pago de una cuota de incorporación de 24.000 UF, pero que entre 2011 y hasta noviembre de 2017, ascendió a 50.000 UF.

A raíz de esos antecedentes, la FNE se dedicó, durante prácticamente un año, a tomar declaraciones a un selecto grupo de directivos del fútbol, en una investigación que culminó con la presentación de un requerimiento en contra de la ANFP ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

La Tercera PM accedió a las declaraciones que prestaron los directivos de los clubes, las cuales están contenidas en las carpetas que el propio tribunal hizo públicas en medio del proceso. En los testimonios figura el de Ana Soledad Bull, presidenta de Deportes Iberia –cuadro ligado a Carlos Heller, también presidente de Azul Azul–, quien debió declarar en dos ocasiones.

En la primera de ellas fue muy dura y crítica en contra de la ANFP, detallando incluso las dificultades para el financiamiento del club. "Si hubiéramos tenido los 1.200 millones de pesos que debimos destinar al pago de la cuota, habríamos tenido un campo de deportivo para un mejor entrenamiento con todas las comodidades. Habría mejorado la competitividad del equipo. Habríamos priorizado en instalaciones deportivas", sostuvo Bull en su declaración de febrero de 2017.

"Tuvimos que salir tres veces campeones para poder ascender, porque siempre hay alguna medida, a veces proteccionista, a los clubes donde no bastaba ser campeón, sino que te tenías que enfrentar con el último que había salido de la categoría anterior. Era David contra Goliat", agregó.

De igual manera, José Miguel Gandarillas, presidente de Deportes Valdivia, declaró en dos ocasiones ante la FNE. En la primera de ellas detalló las complicaciones y cuestionó la exigencia impuesta por la ANFP. A modo de ejemplo, criticó que en el caso de Deportes Puerto Montt, ellos no estuvieron sujetos al pago de la cuota puesto que estaban incluidos en el eventual acuerdo.

"Ningún otro club antes había pagado esta cuota de incorporación además de Iberia, porque Puerto Montt devolvió 25 mil UF, (es decir) no pagó 25 mil UF, porque es parte del grupo de clubes que hizo este acuerdo, los que decían que si uno de esos clubes -que estaba en ese minuto- descendía, después se le pagaban 25 mil UF, lo que los deja en una ventaja deportiva extrema frente a sus competidores y después sólo tiene que devolver eso sin intereses, sin nada. Entonces creo que esta fórmula afectó y afecta mucho la parte deportiva, que debiera ser la parte más importante del fútbol", sostuvo el directivo en noviembre de 2017.

Más cauto fue el ex presidente de Cruzados S.A.D.P., Jaime Estévez. El hoy director del cuadro de la franja señaló ante la FNE, que "la existencia de una cuota de incorporación tiene mucha lógica". "El debate fue y creo que debe ser su monto, porque al participar de esta actividad que trae conjunto beneficios, esto ocurre. Esto ocurre en muchos otros mercados. Si uno quiere tener un taxi, tiene que comprarle la patente a otro taxista existente. En otras ligas deportivas, para crear una nueva franquicia, hay que comprarle a alguien que salga del número de clubes. Este monto es más fijo y menos inestable que tener que comprar la franquicia a otro para poder participar de ella".

"No he mentido"

Al igual que Estévez, Pablo Hoffmann, gerente general del O'Higgins S.A.D.P también concurrió a declarar acompañado por un abogado ante la FNE.

En su declaración, que se extendió por 45 minutos -según registra el expediente revelado por el TDLC- constantemente dijo a la FNE que no recordaba haber participado en la comisión de 12 clubes que en 2011 propuso al directorio de la ANFP elevar la cuota de incorporación de primera B.

"No recuerdo haber participado de esa comisión, y no creo que me hubiesen nombrado para formar parte", dijo enfático el dirigente. "Es probable que haya habido una comisión, lo que yo, estoy seguro es de no haber asistido a ninguna comisión", reafirmó, aunque precisó que el único que asistía a las convocatorias de la ANFP por parte de su club fue él hasta junio de 2014.

Posteriormente, se le exhibió el acta del consejo de presidentes de la ANFP del 22 de noviembre de 2011 y para su sorpresa, en ella el ex presidente de la ANFP, Sergio Jadue, revelaba que la citada comisión ya había tenido tres reuniones y fue compuesta por algunos clubes como "O'Higgins, Colo-Colo, Unión Temuco, Universidad de Chile, Santiago Morning, Copiapó, Iquique, San Luis y Rangers".

Pero Hoffmann insistió: "No recuerdo haber formado parte de esa cuestión. Si hay un acta, me gustaría verla. Ya dije. Pero no se ajusta a la realidad. Una cosa es lo que dice el acta y otra es lo que ocurre en la asamblea. No asistí a ninguna comisión de esas. Eso yo se los garantizo. Se lo puedo garantizar. No asistí. Le indico que no he mentido", replicó enfático Hoffmann en su declaración publicada por el TDLC.

Respuestas de la ANFP

Un mes antes de la que FNE presentara su requerimiento ante el Tribunal de Libre Competencia, citó a Claudio Tessa, gerente general de la ANFP, quien ya había acudido una vez a declarar. Allí, el ejecutivo justificó la exigencia del pago de una cuota de incorporación para los clubes que suban a Primera B, argumentando que el objetivo es que cada club demuestre que cuenta con espaldas financieras a fin de evitar los incumplimientos, como el pago de remuneraciones de sus propios trabajadores.

En esta declaración, se le consultó por el origen de la modificación del monto de la cuota, la cual fue rebajada de 50 mil UF a 24 mil UF en noviembre del año pasado. Tessa sostuvo que el directorio de la ANFP fue partidario de la rebaja "dado que el estudio (realizado por Econsult) demostró la racionalidad económica de la cuota, también mostró que podría aplicarse otro análisis económico respecto a una nueva cuota, que estaba muy en línea con lo que pensábamos. Esto sobre los ingresos y la carga que significaba pagar la cuota. Dada esa situación propusimos una cuota nueva, tanto de descenso como de apoyo". El nuevo modelo comenzó con el pago de 12.000 UF que hizo Deportes Melipilla.

Desde Deportes Iberia afirmaron que Carlos Heller hasta diciembre de 2011 estuvo ligado al club y que actualmente es presidente de Azul Azul.

Comenta