María José Zaldívar, la ministra que paga los costos del post natal

05/03/2020 FOTOGRAFIAS A A LA MINISTRA DEL TRABAJO, MARIA JOSE ZALDIVAR Mario Tellez/La Tercera

La titular del Trabajo ha sido el muro de contención del gobierno frente a la discusión de dos temas que han marcado las últimas semanas: la extensión del post natal durante la emergencia y del eventual retiro de fondos de la AFP. En los nueve meses que lleva en la cartera que dejó el ministro Nicolás Monckeberg, la hija del fallecido timonel DC, Adolfo Zaldívar, ha tenido que salir del espacio técnico para aprender a negociar en la arena política.




María José Zaldívar (44) asumió como ministra del Trabajo el 28 de octubre, el mismo día en que el economista Ignacio Briones se estrenó en el gabinete del Presidente Sebastián Piñera como titular de Hacienda. A nueve meses de haber asumido en sus cargos, ambos secretarios de Estado muestran dispares cifras de aprobación ciudadana. Mientras Briones es el segundo ministro mejor evaluado con 56% de aprobación, la abogada aparece entre las tres autoridades del gabinete más distantes de la ciudadanía, con un 53% de rechazo y 41% de aprobación (Cadem).

En los nueve meses que lleva en la cartera que dejó el ministro Nicolás Monckeberg, la hija del fallecido timonel DC Adolfo Zaldívar ha tenido que salir del espacio técnico para aprender a negociar en la arena política. Y en su gestión le ha tocado defender públicamente la negativa del gobierno frente a proyectos que provocan división en las filas oficialistas, como la extensión del post natal durante la emergencia por el Covid que ayer declaró admisible la comisión mixta de senadores y diputados.

La ministra también asumió públicamente la vocería del gobierno para rechazar la propuesta de retiro de fondo de las AFP para enfrentar la crisis económica generada por la pandemia. Otro tema que no suma popularidad, al igual que el alza en el desempleo que alcanzó a 11,2% en el trimestre marzo - mayo producto de la crisis y que recae directo en su cartera.

En la oposición y entre algunos personeros del oficialismo reconocen que desde el estallido social a Zaldívar le ha tocado asumir un rol incómodo que contrasta con el estilo cercano que ha cultivado el ministro Ignacio Briones, quien paradójicamente es quien tiene la palabra final ante los proyectos que implican gasto fiscal.

Así lo estima, por ejemplo, el diputado DC Gabriel Silber, quien como integrante de la comisión de Trabajo de la Cámara Baja ha sido un interlocutor permanente de la ministra.

“A la ministra le han tocado acciones impopulares difíciles de explicar ante la opinión pública, versus otros ministros que cuidan su imagen. Por eso está pagando costos políticos. En el tema de ley de protección al empleo, el retiro del 10% de las AFP y otros uno esperaría un mayor protagonismo del ministro Briones, pero finalmente vemos a la ministra Zaldívar de escudera”, dice el parlamentario.

“En el tema de ley de protección al empleo, el retiro del 10% de las AFP y otros uno esperaría un mayor protagonismo del ministro Briones, pero finalmente vemos a la ministra Zaldívar de escudera”.

Gabriel Silber, diputado DC

La senadora Carolina Goic (DC) añade: “La ministra ha sido dialogante y receptiva y tiene capacidad técnica. Uno entiende que los límites no están en lo que quiere, más bien los límites están en Hacienda”.

El analista de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, coincide en que “la ministra Zaldívar ha tenido que ir en contra de dos medidas ampliamente populares: posnatal y retiro del 10% de los recursos acumulados en las pensiones. Ella no tiene espacio para abrirse a estas reformas porque ya llegó el cuadrillazo del Presidente y del ministro de Hacienda. Además, si Zaldívar quisiera ir en contra de aquello, no tiene espaldas políticas para hacerlo por su condición de independiente”.

En el Senado apuntan a Goic como uno de los principales apoyos de Zaldívar en la oposición. De hecho, gran parte de las redes políticas que la ministra tiene en la oposición están ligadas a la gestión de su padre. Así, también se cuenta entre sus cercanos el presidente de la DC, Fuad Chahin.

En la oposición y en el entorno de la ministra reconocen que en los últimos meses también ha logrado cultivar cercanía con el senador PS, Juan Pablo Letelier, histórico integrante de la comisión del Trabajo en la Cámara Alta.

“Su alianza con Letelier y Goic le permite lograr mayorías de 1 o 2 votos, por lo tanto, no cultiva relaciones con el resto de la oposición. Y frente a proyectos con alto respaldo ciudadano optó por decir “no” y ser muralla”, comenta un negociador de la oposición.

Post Natal

Quienes la conocen, aseguran que la ministra Zaldívar se desenvuelve con más soltura en la gestión técnica antes que en la política y así -dicen- ha sido frente a la discusión del post natal, donde ha tenido que enfrentarse públicamente a la bancada transversal que conforman los diputados promotores del proyecto y que integran desde Maite Orsini de RD hasta los diputados Gonzalo Fuenzalida y Marcela Sabat de RN.

Con el grupo de diputados se reunió una vez vía zoom. Según la versión de uno de los asistentes, el encuentro no resultó bien debido a que Zaldívar se apegó a los aspectos técnicos que a juicio del gobierno hacen inviable la iniciativa. La conversación fue subiendo de tono hasta que uno de los patrocinantes la llamó a entender el sentido humano del proyecto.

En la versión de cercanos a la ministra, en ese encuentro Zaldívar se mostró abierta a propuestas más eficientes, y fue la antesala de otras reuniones bilaterales con los impulsores de la iniciativa que hoy está en comisión mixta.

En el gobierno destacan que Zaldívar ha tenido que ponerse a la cabeza de unas de las carteras más sobreexigidas desde el estallido social y por la cual han pasado los proyectos clave como el de protección del empleo. Asimismo enfatizan: “La ministra no actúa sola, actúa sobre la base de las restricciones presupuestarias que hay”.

Comenta