Otra quiebra más: Sastrería Cubillos pide su liquidación y acusa impacto por baja en eventos debido a protestas

La sastrería -tras 83 años de operación- acusó que “la crisis social de octubre de 2019 significó el cierre de nuestros locales por el riesgo de saqueo así como una ola de cancelaciones de pedidos, quedándonos con los materiales ya comprados, los cuales atendido el carácter de a la medida de nuestros productos, muchas veces no podían ser utilizados para otros pedidos”.




No va más. El complejo momento por el que atraviesa el retail en Chile hizo mella en una de las cadenas más tradicionales de sastrería de Santiago. Se trata de Sastrería Cubillos, cuyos dueños decidieron bajar la cortina definitivamente tras 83 años de historia.

La noche del pasado viernes, Marcelo Cubillos Veiga, gerente general de la compañía de propiedad de los hermanos Ricardo, Patricio y Mariano Cubillos Vergara, solicitó la quiebra voluntaria de Cubillos Hermanos SpA y Confecciones Cubillos SpA. La primera es la empresa matriz de la sastrería que cuenta con ocho décadas de historia en la elaboración de trajes formales a la medida y trajes de novio. Mientras que la segunda abordaba el rubro de ropa y uniformes, con una trayectoria de 50 años en el mercado nacional.

En su escrito presentado ante el 24° Juzgado Civil de Santiago, la sastrería sostuvo que “la crisis social de octubre de 2019 significó el cierre de nuestros locales por el riesgo de saqueo así como una ola de cancelaciones de pedidos, quedándonos con los materiales ya comprados, los cuales atendido el carácter de a la medida de nuestros productos, muchas veces no podían ser utilizados para otros pedidos”.

“La empresa no se encontraba en buen pie a comienzos del año 2020 pese a que se veía un aumento en el interés y las consultas que permitían suponer un recupero relevante, más cuando se considera la gran cantidad de matrimonios que debieron suspenderse producto de los acontecimientos y protestas sociales”, acotó el documento. “Con todo, las buenas perspectivas no alcanzaron a concretarse cuando comenzó la crisis sanitaria vivida en el país desde marzo a la fecha y la cual generó una cancelación importante de los matrimonios en el primer semestre del año”, complementó la presentación.

Pero a las complicaciones por la contracción económica, se sumaron los problemas que la sastrería enfrentó por las medidas de confinamiento, que desplomaron sus ventas. Sastrería Cubillos mantenía abiertas cuatro tiendas previo a la cuarentena, las que se ubicaban en las comunas de Vitacura, Providencia y Santiago, todas comunas donde hoy hay cuarentenas.

Mientras, que en un segundo escrito presentado ante el 4° Juzgado de Civil de Santiago, Confecciones Cubillos SpA apuntó directamente a la banca por negar créditos que podrían haber dado un mayor alivio a sus alicaídas arcas financieras.

“Las cuarentenas impuestas en la comuna de Santiago primeramente y en la totalidad de la Región Metropolitana con posterioridad hizo que la producción se paralizase completamente ante lo cual la empresa postuló a los denominados créditos Covid-19 como un último mecanismo para generar capital de trabajo y poder cumplir con sus obligaciones previsionales, laborales y con acreedores, las cuales fueron rechazadas por la banca haciendo imposible la continuación de la sociedad”, sostuvo en su presentación la sastrería representada por Luis Felipe Castañeda y Juan Cristóbal Pino, socios de Castañeda Abogados.

“La pandemia significó repetir los problemas que habíamos enfrentado durante el último trimestre del año 2019, no pudiendo entregar productos ni recibir mercadería, afectando las ya bajas reservas de liquidez que tenía la empresa para cumplir con sus obligaciones de corto y largo plazo con sus acreedores. Todo lo anterior llevó a la empresa a una situación de extrema gravedad producto de la falta de capital para capital de trabajo”, concluyó.

Según la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, el objetivo de la liquidación de una empresa es la venta rápida y eficiente de sus bienes tras volverse inviable económicamente, con el objeto de pagar a sus acreedores en un plazo expedito de aproximadamente 12 meses. Un reciente artículo de PULSO-LT detalló que durante mayo, seis empresas iniciaron procesos de reorganización de sus deudas y aludieron al estallido social y la pandemia.

La Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento informó que entre enero y mayo de 2020 se registraron 703 procedimientos de liquidación de empresas deudoras. Las regiones del Biobío (63); Valparaíso (43) y O’Higgins (32) son las más afectadas. Las quiebras aumentaron 25% en comparación con el periodo de enero y abril de 2019, cuando se registraron 564 liquidaciones.

Los mayores acreedores

Cubillos Hermanos SpA y Confecciones Cubillos SpA mantienen deudas por un total de $2.582.756.468, siendo la banca sus mayores acreedores. La mayor parte de las deudas las concentra Confecciones Cubillos SpA con $2.377.291.360. Sus principales acreedores son AVLA y los bancos Itaú y Scotiabank con un 43,6% de los pasivos.

Entre los activos que quedaron fuera de la liquidación se encuentran uniformes para cajeros y administrativos del Banco BCI.

Mientras que las cuentas por pagar a proveedores suman $340.543.899 y a la Tesorería General de la República adeuda $21.811.735.

Por su parte, los pasivos de sociedad Cubillos Hermanos SpA suman $205.465.108. Sus compromisos con acreedores bancarios suman $152.795.243.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.