¿Otro coletazo de la negociación constitucional? Cómo el rol que asuma Macaya tensiona las internas de la UDI ad portas de sus elecciones

Para diciembre está estipulado que la colectividad defina a su nueva directiva y varios apuestan a que el senador Javier Macaya continúe a la cabeza. Sin embargo, él todavía no toma una decisión y, en el último tiempo, ha tenido que enfrentar cuestionamientos de la militancia "más dura" que no quiere una nueva Constitución y que mira de cerca cómo enfrenta ese proceso. El líder gremialista iniciará la próxima semana -junto a la secretaria general, María José Hoffman- una gira por el país y después de eso zanjarán si volver a repostularse.


Una discusión incipiente es la que se ha tomado por estos días en la UDI: las elecciones internas de la colectividad que deberían realizarse en diciembre de este año. Ahí, la primera interrogante es si el actual presidente del partido, el senador Javier Macaya, seguirá al mando o no, lo que, en todo caso, la mayoría apuesta a que así sea. Pero falta que él lo confirme oficialmente.

El tema ha formado parte de las conversaciones que algunos parlamentarios y dirigentes del gremialismo han tenido. Hasta ahora existe consenso entre los distintos sectores del gremialismo que la gestión de Macaya -que es acompañado por su secretaria general, María José Hoffmann-, ha sido buena y que la UDI se ha mostrado como un partido más ordenado que sus pares de RN. A eso se suma que varios valoran el rol articulador que ha ido adquiriendo el senador a la hora de tender puentes con el oficialismo.

Por lo mismo, varios quieren pedirle que siga en el cargo por dos años más y creen que una opción es que pueda formarse una lista de consenso evitando que haya una nueva elección interna en el partido -como ocurrió en diciembre de 2020 cuando Macaya se impuso con un 55% de las preferencias ante la opción del ahora exministro Víctor Pérez-, y apostar así por la unidad del gremialismo. Sin embargo, durante las últimas semanas se han generado tensiones internas en la colectividad -así como en el resto de Chile Vamos- debido al rol que está teniendo el senador a la hora de negociar, junto a los otros partidos, el nuevo proceso constituyente tras el contundente triunfo del Rechazo. Así, las mismas fuentes sostienen que varios están mirando de cerca sus pasos, los que podrían propiciar, de acuerdo a la evaluación que hagan los dirigentes, que se levante una lista paralela para competir.

Luego de que Macaya se abriera a una Convención Constitucional 100% electa para darle continuidad al proceso constituyente, se despertaron las críticas internas. Varios consideraron que fue un error debido a que, entre otras razones, creen que la ciudadanía ya rechazó ese camino o porque estiman que no hay que ceder tan rápido ante el oficialismo. De hecho, el timonel UDI y el de RN, Francisco Chahuán, tuvieron que recular en esta opción, y se desmarcaron de un potencial acuerdo entre todos los sectores políticos que se había anunciado el lunes.

Esto ocurrió en medio de una fuerte presión de las bases y dentro de la UDI hubo algunos parlamentarios -como el senador David Sandoval- que se desmarcaron del ritmo negociador y pidieron más tiempo. De hecho, entre dirigentes de la colectividad también hubo molestia porque Macaya acudiera a La Moneda a una reunión con el Presidente Gabriel Boric por el mismo tema.

Más allá de los ruidos que hay en la tienda de Suecia 286, el propio presidente de la UDI ha dicho a sus cercanos que tampoco tiene claridad si buscará o no reelegirse. No ha sido un año fácil para él y ha tenido un elevado costo personal, dicen las mismas fuentes, lo que son elementos que tendrá en cuenta a la hora de zanjar una decisión.

Por lo mismo, en la mesa de la UDI no descartan que se pueda levantar una lista contraria, que provenga de sectores más duros del partido. Todo dependerá, dicen, de cómo Macaya conduzca el proceso. Por esta razón, varios consideran que el hecho de que Chile Vamos decidiera restarse de la reunión de este jueves para continuar con las tratativas para un nuevo acuerdo en materia constitucional, no fue baladí, sino que también se buscó dar señales a las bases de los partidos.

Lo cierto, en todo caso, es que hasta ahora no han sonado con fuerza nombres de posibles contendientes. La disidencia de Macaya -radicada en la exsenadora Jacqueline van Rysselberghe y algunos cercanos a los denominados coroneles- se encuentran fuera de la primera línea. La expresidenta de la UDI está dedicada a asuntos personales fuera de la política y sus adherentes también se han alejado. El rival de Macaya en Rancagua, el exdiputado Ramón Barros, fue derrotado por él en las senatoriales y el exministro Pérez -cercano a Van Rysselberghe- también se alejó de la política. A eso se suma que Macaya mantiene cercanía con rostros de los coroneles, como el exministro del Interior, Andrés Chadwick -de quien Macaya es visto como su delfín- y el senador Juan Antonio Coloma.

Sin embargo, la negociación entre las distintas fuerzas podría radicar en un rebaraje de los puestos de la directiva. Distintas fuentes del partido dicen que, para evitar una interna, se podría hacer gestos como incorporar en vicepresidencias o puestos relevantes a las distintas almas de la UDI. Ahí algunos esperan que se haga algún gesto a sectores que se han mantenido alejados, como el piñerismo.

Al exministro del Interior, Rodrigo Delgado, según comentan en el partido, algunos diputados le consultaron sobre su disponibilidad para liderar una lista, pero él habría transmitido que estaría por apoyar a Macaya. Las mismas fuentes dicen que en la actual composición de la mesa, la exdiputada Hoffman -quien en 2020 buscó presidir el partido, pero terminó apoyando al actual presidente- genera algunos anticuerpos y no sería conveniente que continuara en el mismo rol. No obstante, para el senador, según comentan en su entorno, ella ha sido clave para desarrollar el trabajo del partido y, de repostularse, lo haría con ella.

De hecho, Macaya y Hoffman comenzarán una gira por el país la próxima semana, donde se reunirán con la militancia de regiones y después de eso tomarán una decisión sobre si seguir o no al mando de la UDI.

Otra carta que también ha sonado para liderar a la colectividad, es el del jefe de bancada de los diputados, Jorge Alessandri. No obstante, él es cercano a Macaya y su apuesta sería competir en caso que el actual timonel desista de buscar la reelección.

“La actual directiva, y especialmente el presidente de la UDI, han dejado la vara muy alta. Ha sido una directiva que ha marcado la diferencia con otras. Ha habido una presencia permanente en todas las regiones y un trabajo en equipo. No veo que hayan interesados en postular a alguna lista. En todo caso, estamos 100% disponibles para que si tiene que haber elecciones que las haya”, dice el jefe del comité de senadores, Iván Moreira.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

En la previa al primero de sus tres shows hoy en el recinto de Ñuñoa, la leyenda de reggaetón participó en un homenaje que le rindió la plataforma Spotify con una estatua que permanecerá en el lugar durante sus presentaciones, para luego ser trasladada a Las Condes. “Para mí es sumamente emocionante que Chile me trate con mucho cariño y yo me siento de la misma manera emocionado”, señaló.