¿Otro ministro vinculado con Sendero Luminoso?: la nueva polémica que envuelve al gobierno de Pedro Castillo en Perú

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, camina por el Congreso después de la ceremonia de juramentación en Lima. Foto: Reuters

La difusión de documentos policiales que vinculan al ministro del Trabajo, Iber Maraví, con ataques del grupo terrorista reavivan los cuestionamientos al gabinete izquierdista, 48 horas antes de que el Congreso decida el voto de confianza.




El gabinete peruano lleva menos de un mes en el cargo y una nueva polémica implica a los colaboradores del Presidente Pedro Castillo. Han sido días intensos y difíciles para el Ejecutivo, que ahora tiene contra las cuerdas a su ministro del Trabajo, Iber Maraví, quien ha sido vinculado con atentados terroristas perpetrados por Sendero Luminoso entre 1980 y 1981. La polémica complica al gobierno izquierdista, que realizaría cambios entre sus filas a 48 horas de que el Congreso decida el voto de confianza.

Según documentos policiales difundidos por el diario limeño El Comercio, Maraví aparece mencionado en condición de “no habido” -no hallado o que no debe declarar de forma obligatoria- en informes del 3 de agosto de 1981 por los ataques que incluyeron “incendios, asaltos a mano armada, rebelión, terrorismo y falsificación” a una estación de Electro-Perú, una oficina de cobranza de agua potable y un hotel de Huamanga, en Ayacucho.

Manifestantes ondean la bandera nacional de Perú durante una protesta contra el gobierno del Presidente Pedro Castillo. Foto: Reuters

De acuerdo con la indagatoria, el titular del Trabajo aparece bajo el alias “Iber” y es nombrado junto a otras tres personas. En los papeles aparecen mencionadas personas como Edith Lagos, miembro de Sendero Luminoso abatida en 1982, y Arturo Morote, hermano de Osmán Morote, parte de la cúpula de poder de los senderistas.

Iber Maraví vuelve a ser nombrado en un informe del 5 de febrero de 1982 por los hechos cometidos entre junio de 1980 y octubre de 1981, en una investigación por presuntos delitos de homicidio y lesiones graves con armas de fuego en ataques contra puestos policiales, un aeropuerto nacional, un banco, una agencia de aerolínea y el Registro Electoral de Huamanga.

Según la emisora RPP, Maraví es uno de los ministros más cuestionados del gabinete de Castillo debido a que fue secretario general del Sindicato Único de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep) y ha sido vinculado con una rama del magisterio que está relacionada al Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), que según la policía es una extensión de Sendero Luminoso.

En esa línea, El Comercio enfatiza que Maraví fue sentenciado en septiembre de 2009 a cuatro años de prisión suspendida por disturbios contra la propiedad del Estado y daño agravado, por actos vandálicos contra la Dirección Regional de Educación de Ayacucho y establecimientos particulares en 2004.

Manifestantes frente a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores para exigir la renuncia del ahora excanciller Héctor Béjar, en Lima. Foto: AFP

Ante las críticas, el jefe de la cartera aseguró este martes que no tiene ninguna investigación o condena en su contra por actos terroristas. “Con un atestado policial (documento técnico) se pretende condenar más allá de la justicia, porque en el país tenemos un Poder Judicial, existe un Ministerio Público. Se supone que si se hubiese encontrado responsabilidad producto del atestado policial, hubiese sido condenado, hubiese purgado prisión”, cuestionó Maraví.

El ministro aseguró que la difusión de los documentos “de un caso de hace 40 años” se da cuando el Estado ha llevado una “lucha contra la subversión y muchos ciudadanos, como yo seguramente, han sido involucrados en investigaciones, pesquisas, seguimientos, labor de inteligencia. Está bien que se haga, pero tenemos que informar completo a la población. ¿En qué quedó? Yo estoy libre de todos esos atestados. Estoy libre y he hecho mi vida”.

Ante una eventual renuncia al gabinete, Maraví defendió que cualquiera de los ministros puede dimitir en cualquier momento, pero que no puede ser presionado como motivo válido por acusaciones en su contra basadas en atestados policiales.

La excandidata presidencial del partido Fuerza Popular Keiko Fujimori señaló que su bancada no brindará el voto de confianza al gabinete de Guido Bellido tras la revelación de las investigaciones que recaen sobre Maraví.

A través de su cuenta de Twitter, indicó que las revelaciones sobre actos terroristas de Sendero Luminoso registrados en Ayacucho entre 1981 y 1982 son “muy graves”. “No podemos tolerar que este gabinete sea encabezado por un investigado por apología al terrorismo y conformado por algunos ministros que hasta se habrían alzado en armas”, agregó.

Ante la polémica, el congresista de Perú Libre, Edgar Tello, dijo que “el presidente estará evaluando a ver si continúa al frente de la cartera”. “Mientras no haya una sentencia directa, el señor tiene la presunción de inocencia y está designado en el cargo, debe seguir cumpliendo su función”, agregó.

Seguidilla de controversias

El 29 de julio pasado, un día después de asumir la presidencia, Castillo sorprendió al país al nombrar como primer ministro a Guido Bellido, congresista electo y parte del ala más radical del oficialista partido Perú Libre.

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, y el primer ministro, Guido Bellido, en una ceremonia en Ayacucho. Foto: AFP

Las bancadas del Parlamento rechazaron de forma transversal a Bellido, que además de ser parte del círculo cercano del polémico líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón, tiene una investigación por presunto delito de apología al terrorismo. La fiscalía abrió el caso después que el ahora primer ministro difundiera un video en redes sociales en el que enfatiza que tiene problemas para calificar de “terroristas” a los miembros de Sendero Luminoso.

A esto se sumó la dimisión del canciller Héctor Béjar la semana pasada, después de que fueron reflotadas unas declaraciones suyas de noviembre de 2020 en las que acusa a la CIA de ser parte de la formación de Sendero Luminoso y a la Marina peruana de haber iniciado el terrorismo en el país.

El terrorismo en Perú lo inició la Marina, y eso se puede demostrar históricamente. Estoy convencido, aunque no puedo demostrarlo, que Sendero Luminoso ha sido en gran parte producto de los servicios de la CIA y la Inteligencia norteamericana, no puedo demostrarlo, pero estoy convencido de eso”, señaló Béjar, quien tras 19 días en el cargo fue reemplazado por Óscar Maúrtua.

De acuerdo con el portal Infobae, la renuncia de Béjar se dio un día después de mantener una reunión con Castillo, pero las peticiones de su salida se instalaron desde el inicio, cuando la oposición cuestionó su idoneidad para ocupar el puesto debido a su pasado de guerrillero, ya que en los años 60 fue fundador del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El jueves, Bellido debe llegar ante el Parlamento para recibir el voto de confianza a su gabinete de parte de un Congreso dividido. Si no alcanza los 72 votos necesarios no podrá seguir funcionando.

Ante este escenario, el diario La República aseguró que en las próximas horas se realizarán nuevas modificaciones en el gobierno. En ese sentido, informó que Castillo habría decidido remover a Bellido. Entre los reemplazantes más voceados figuran el jurista y catedrático Aníbal Torres Vásquez y la expresidenta del Congreso Mirtha Vásquez. Aún se debate si el cambio sería antes o luego del voto de confianza, precisó el periódico.

Junto a Bellido se irán también, según las mismas fuentes, los ministros de Ambiente, Rubén Ramírez; de Cultura, Ciro Gálvez; de Vivienda, Geiner Alvarado; de Trabajo, Iber Maraví, y de Energía Minas, Iván Merino.

Castillo señaló hoy que también acudirá al Congreso el jueves para pedir el voto de confianza frente al pleno. “Es el momento no de estar pensando quién tiene o no la confianza. Es necesario que el pueblo sienta en su espacio regional la presencia, que hay un Congreso distinto, que hay un gobierno que abre las puertas a todas las autoridades. Vayamos allá, empecemos a conocer el país, pero también con responsabilidad”, apuntó el mandatario.

Aun con la seguidilla de controversias que han marcado los primeros días de Castillo, una encuesta realizada por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) sostiene que un 56% de los consultados considera que el Parlamento debe dar el voto de confianza al gabinete de Castillo, mientras que un 41% cree que no.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.