¿Quién “engañó” a quién? El cruce de acusaciones, desmentidos y versiones sobre la partida del Frente Amplio al Servel en plena negociación

Timoneles del Frente Amplio arribando a las oficinas del Servel ayer en la tarde. Foto: Agenciauno

Para algunos fue un subterfugio que la ex Concertación utilizó para desahuciar un pacto que ya agonizaba. Para otros, implicó una verdadera “traición” en medio de las negociaciones. Lo que es claro es que el hito será recordado por la centroizquierda como la señal política que terminó de dinamitar el -a esas alturas- ya casi imposible acuerdo unitario del sector para las elecciones municipales y de gobernadores regionales. Aquí, la trastienda de ese episodio.




16.15. A esa hora los presidentes del Frente Amplio (FA) dejaron ayer la sede del Partido Socialista, donde en ese momento se hacían los últimos intentos para alcanzar un pacto unitario de toda la oposición para inscribir primarias a la elección de gobernadores regionales.

En la puerta de la sede socialista, los timoneles comunicaron su decisión a la prensa, sin estar conscientes de que justamente ese gesto sería la razón que utilizarían algunos para dar por muertas las conversaciones. En esas declaraciones -que dieron los presidentes de Comunes, Jorge Ramírez y de Fuerza Común, Fernando Atria- los dirigentes explicaron que aún veían “espacio” para alcanzar una acuerdo y que ellos se dirigirían al Servel preparados para inscribir primarias entre todos o solo como Frente Amplio.

En paralelo, en el segundo piso de la casona, los encargados electorales del bloque se quedaron en la oficina habilitada para la reunión general esperando a que llegaran los presidentes de la Convergencia Progresista, Álvaro Elizalde (PS), Heraldo Muñoz (PPD) y Carlos Maldonado (PR), quienes, según cuentan desde el FA, no habían llegado a la hora pactada para retomar las conversaciones. En ese momento, en esa oficina también estaba presente el timonel comunista, Guillermo Teillier y los representantes del PRO, de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) y el secretario general de la DC, David Morales.

Fue en ese momento, casi media hora antes de que se acabara el plazo de inscripción que había comunicado el Servel -a las 17 horas-, que se dio la conversación que condenó a la oposición a dividirse frente las primarias.

Una vez que los timoneles de la Convergencia Progresista entraron a la sala, el senador Elizalde le consultó a los representantes del Frente Amplio dónde se habían ido sus dirigentes. La respuesta se la dio la encargada electoral de Comunes, Camila Ríos, quien le señaló que ellos habían decidido que sus timoneles fueran al Servel por la hora que tenían pedida a las 16.30, pero que ellos como equipo electoral habían quedado con “toda la facultad” para sellar un acuerdo político.

El ambiente se puso tenso. La noticia indignó a los representantes de la Convergencia Progresista, quienes acusaron de una verdadera “estratagema” a sus espaldas. Según presentes, desde el FA señalaron que no había ningún motivo para no continuar con las conversaciones, sin embargo, desde la ex Nueva Mayoría dieron por terminadas las negociaciones y acusaron que estaban actuando a sus “espaldas”, lo que consideraban una “traición de las confianzas”.

“Mientras estábamos todavía tratando de acercar posiciones se fueron al Servel, sin avisarle a nadie, dejaron a algunos representantes de sus partidos, pero los presidentes y secretarios generales inscribieron primarias para resolver los problemas internos del FA donde ellos tenían dos o más candidatos sin disposición a llegar a entendimiento con el resto”, recalcó Elizalde, añadiendo que “lo que hicieron ayer no se hace”.

En el FA admiten que pecaron de falta de experiencia política al dejar la sede socialista en medio de las negociaciones. Sin embargo, descartan que haya habido mala fe en su jugada. Esto, pese a que tenían pedida la hora al Servel desde las 11 de la mañana. Desde el sector, siempre entendieron que el plazo de las 17.00 era fatal y subrayan que ese fue el deadline que primó durante toda la negociación. Sin embargo, en la ex Concertación aseguran que la ley es clara y habla de “24 horas del sexagésimo día”, por lo que no creen que los frenteamplistas no hayan tenido eso a la vista cuando partieron rumbo al Servel.

Según relatan en el FA, la salida de sus presidentes hacia el Servel se dio luego de que el timonel del PL, Luis Felipe Ramos, alertara a su par de RD, Catalina Pérez -quien estaba afuera de la sede socialista- de que les quedaban pocos minutos para que se les pasara la cita agendada en el organismo electoral. Con eso, ambos presidentes se fueron en el auto de la diputada hacia las oficinas del Servel, donde luego se reunieron con sus pares de Comunes y de Convergencia Social, Alondra Arellano.

Con todo, en el Frente Amplio aseguran que ellos les transmitieron a su contraparte que habían agendado cita ante el organismo para cualquiera de los escenarios. Según el acta oficial del servicio, el bloque terminó inscribiendo primarias aparte del resto de la centroizquierda a las 16.55 horas. Cinco minutos antes de que expirara el plazo impuesto por el Servel para oficializar los pactos, pero siete horas antes de que venciera el plazo legal.

“Decir que el Frente Amplio engañó a la mesa (negociadora) y fue escondido al Servel es faltar a la verdad”, dijo Catalina Pérez hoy en Cooperativa.

En tanto, el presidente del PC, Guillermo Teillier, respaldó los dichos de la frenteamplista y responsabilizó al resto. “Ese incidente sirvió como subterfugio para que los dirigentes de la Convergencia Progresista se pararan de la mesa, se fueran y no conversaran más”, dijo el timonel del, partido que finalmente quedó aislado junto al FRVS y no se sumó a ningún pacto.

Los candidatos que se enfrentarán

Cuatro primarias de gobernadores regionales y ocho para las municipales. Esas fueron las contiendas que inscribió el Frente Amplio como conglomerado y donde sus candidatos se enfrentarán el 29 de noviembre.

En el caso de los gobernadores, el bloque sostendrá comicios en las Regiones de Tarapacá, Los Lagos, Valparaíso y la Metropolitana. En la RM competirán por el expresidente de RD, Sebastián Depolo, la historiadora María José Cumplido por el PL y la expresidenta de Poder, Karina Oliva, por Comunes.

En tanto, para el caso de los alcaldes, el bloque tendrá primarias en las comunas de Putaendo, Maipú, San Miguel, Til Til, Quinta Normal, Viña del Mar, Quilpué y Villa Alemana.

En el pacto que finalmente inscribió la exConcertación -denominado Unidad Constituyente-, en tanto, se anticipan contiendas en todo Chile. Las más emblemáticas se darán en las regiones de Valparaíso y la Región Metropolitana. En la primera, se enfrentarán Aldo Valle (respaldado por el PS y el PPD) y Cristián Mella (DC). Y en la segunda Álvaro Erazo (PS), Claudio Orrego (DC) y la exministra de Salud, Helia Molina (PPD). Mientras que la Democracia Cristiana inscribió en todas las regiones, el PRO lo hizo en tres (Antofagasta, Biobío y Aysén) y Ciudadanos solo en la región de El Maule.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.