“Sobreviviente designado”: Los protocolos de sucesión en el mundo cuando el Presidente se enferma

(Foto: Reuters) El primer ministro británico, Boris Johnson, aparece en un monitor durante una reunión en Londres por la crisis del coronavirus, el 28 de marzo.

La hospitalización del primer ministro Boris Johnson por el coronavirus encendió las alarmas en Reino Unido, pero ya tenía designado un reemplazante en caso de enfermedad. Varios países tienen normas para estos casos, aunque no siempre tan claras.




La hospitalización del primer ministro británico Boris Johnson, tras sufrir un agravamiento de sus síntomas por el coronavirus, encendió las alarmas en Reino Unido. ¿Quién asumiría su cargo en este difícil momento? Pero ese escenario ya estaba previsto. Tal como la serie estadounidense protagonizada por Kiefer Sutherland, Downing Street tenía su propio “Designated Survivor” (sobreviviente designado) para garantizar la continuidad del gobierno en caso de que el líder conservador y sus ministros fueran afectados por la pandemia. En este caso, el Jack Bauer británico es el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab.

La designación es una consecuencia del planteamiento del diputado conservador Peter Bone, que lleva una década tratando de establecer por ley, sin éxito, una línea de sucesión que ofrezca continuidad. "Nadie parece poder decirme qué sucede si el primer ministro está incapacitado", dijo Bone al diario británico The Mirror. Y agregó: "Tal vez hay una carta en alguna parte que dice quién está a cargo, pero en una emergencia nacional, no queremos estar peleándonos por quién estará a cargo".

Según la prensa británica, en el peor de los escenarios, un cese definitivo de Johnson dejaría a Raab como primer ministro de forma permanente, incluso sin necesidad de la celebración de elecciones. Eso sí, la presión mediática y política podría ser suficiente para un adelanto de los comicios.

La enmienda 25

En Estados Unidos, por su parte, la sucesión del Presidente está fijada en la Constitución. Según explica a La Tercera Howard Mankel, director del Centro de Historia de la Medicina de la Universidad de Michigan, al vicepresidente le corresponde asumir la función, según lo establece la enmienda 25. “Si Donald Trump muere o se enferma gravemente, Mike Pence actuaría o se convertiría en Presidente”, afirma el académico. Por ejemplo, en 2007, operaron a George W. Bush de pólipos en el intestino. Si su recuperación hubiera fallado, Dick Cheney hubiera podido tomar el poder a través de esta enmienda.

(Foto: Reuters) El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca sobre el coronavirus.

En Francia, el artículo 21 de la Constitución autoriza al Jefe de Estado a ser reemplazado por el Primer Ministro para dirigir un Consejo de Defensa o el Consejo de Ministros. Sin embargo, esto no es un reemplazo para el cargo de Presidente, apunta el portal del canal France Info. En ese sentido, la cuestión de su reemplazo surge solo en el caso de un "impedimento" del Jefe de Estado o una "vacante", dos situaciones mencionadas en el artículo 7 de la Constitución.

Si bien no hay dificultad para determinar cuándo el puesto de Presidente de la República está “vacante”, sí es más vago lo que constituye un "impedimento" y "la redacción del artículo 7 no es muy clara", apunta Guillaume Tusseau, constitucionalista y profesor de Derecho Público en Sciences Po, en París. El texto confía al Consejo Constitucional el papel de decidir si observa o no el impedimento, declarándolo definitivo o no.

(Foto: AFP) El Presidente francés, Emmanuel Macron, se limpia las manos con un desinfectante hidroalcohólico mientras visita un centro médico en Pantin, cerca de París.

Ya sea que haya un impedimento o una vacante, la Constitución designa a la misma persona para reemplazar en este caso a Emmanuel Macron: el Presidente del Senado. Hoy, este papel recaería en Gérard Larcher. Y si en este escenario catastrófico el miembro del partido Los Republicanos no pudiera ejercer la función, es el primer ministro Édouard Philippe el que aparece a continuación en el orden de sucesión.

Plan B en Alemania

La semana pasada Angela Merkel abandonó la cuarentena domiciliaria que cumplía desde el 22 de marzo, luego de haber estado en contacto con un médico contagiado con coronavirus. Sin embargo, la canciller alemana pudo seguir desempeñando sus funciones oficiales. Si eso cambia, según la Deutsche Welle, entra en vigor el plan B.

(Foto: Reuters) La canciller alemana, Angela Merkel, habla sobre las medidas tomadas por el gobierno para detener la propagación del coronavirus, durante una sesión informativa en Berlín.

El artículo 69 de la Ley Fundamental germana contiene una simple frase: "El canciller federal nombra a un ministro federal como su suplente". Actualmente la responsabilidad recae sobre el ministro de Finanzas, Olaf Scholz. También se ha previsto el caso bastante concebible en la crisis del coronavirus que el canciller y su suplente estén ausentes al mismo tiempo. Porque, según el reglamento, cada miembro del gabinete también está representado por un suplente. En el eventual escenario, las funciones de Scholz serían asumidas por el ministro de Economía, Peter Altmaier.

En Rusia, el artículo 92 de la Constitución establece que, en caso de que el Presidente no pueda cumplir con sus obligaciones -aunque el proceso para declararlo incapacitado no está claro-, el primer ministro se convierte en el mandatario en funciones y se establece la celebración de nuevas elecciones presidenciales dentro de tres meses. El presidente interino no tendría el poder de disolver la Duma, programar un referéndum o alterar la Constitución.

(Foto: Reuters) El Presidente ruso, Vladimir Putin, encabeza una reunión con miembros del Consejo de Seguridad a través de una videoconferencia en la residencia de Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú.

Actualmente, el Presidente ruso Vladimir Putin realiza teletrabajo luego de estar en contacto con un médico infectado de coronavirus. El doctor Denis Protsenko, quien dijo no tener síntomas inquietantes, recibió el 24 de marzo a Putin en el hospital de Kommounarka de Moscú, durante una visita del jefe de Estado a este recinto que atiende a enfermos de Covid-19.

¿Iglesias en La Moncloa?

En España, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, sólo sería sustituido en caso de caer enfermo si dicha dolencia le supusiera una incapacidad para seguir ejerciendo el cargo. La ley prevé que lo sucedería la vicepresidenta primera -esto es Carmen Calvo-, a la que seguiría por orden legal el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. Luego que Calvo estuviera hospitalizada por dar positivo en una prueba de coronavirus, algunos dirigentes del opositor Partido Popular se han preguntado si Iglesias podría convertirse en presidente en funciones en La Moncloa, en el caso de que “Sánchez cayera ahora y no pudiera ejercer su función”.

(Foto: Europa Press) El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, participa en el Consejo Europeo por videoconferencia, el 26 de marzo.

Según la prensa española, las disposiciones del Real Decreto de Alarma establecido a raíz de la pandemia no alteran el orden de sustituciones fijado en el artículo 13 de la Ley del Gobierno, ni constitucionalmente se prevé que pueda hacerlo. Así, dicho precepto señala que, en los casos de vacante, ausencia o enfermedad, las funciones del presidente del gobierno serán asumidas por los vicepresidentes, de acuerdo con el correspondiente orden de prelación, y, en defecto de ellos, por los ministros, según el orden de precedencia de los Departamentos.

Dicho orden de prelación comenzaría por Calvo y seguiría por Iglesias, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño y concluiría por la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, en caso de necesidad.

Comenta