Stingo, primera mayoría en la constituyente: “La política la concibo como algo colectivo, no personalista... no me interesa ser el presidente de la Convención”

El abogado que salió electo en el distrito 8 con 111.482 votos (24,65%) asegura que buscará incidir en las conversaciones, activar diálogos y redactar textos. Apunta al constitucionalista Fernando Atria como una de las figuras que podría asumir ese cargo. "Que la derecha haya sacado tan pocos constitucionales nos permite poder lograr acuerdos sin vetos, sin amenazas de ir al Tribunal Constitucional como ellos están acostumbrados: son minoría y desde esa vereda tendrán que ceder en los derechos sociales que esta nueva Constitución garantizará para los que fueron olvidados estos 30 años", aseguró.




Un total de $200 mil en aportes para su campaña y un crédito de $10 millones que solicitó al banco. Así financió el abogado Daniel Stingo, quien en los últimos años se hizo conocido por sus apariciones en la televisión, su campaña como constitucional, con la que obtuvo la mayoría nacional con los 111.482 votos (24,65%) que recibió en el distrito 8. El experto en derecho laboral analiza los resultados de una histórica elección y los pasos que deberán ahora seguir bajo la responsabilidad de ser “el favorito” de los electores para integrar el órgano que deberá redactar una nueva Constitución.

“¡No!, no me interesa”, responde rápido ante la consulta de si le gustaría presidir la Convención Constitucional. Luego explica que “sé que me fue muy bien en votación y agradezco el apoyo de la gente a una campaña que créeme respecto a otras fue bien austera, pero en principio no me interesa ese cargo, porque además hay mucha incertidumbre del rol que va a asumir el presidente, si por ejemplo sólo le toca moderar debates y preocuparse de cuestiones administrativas como sucede en el Congreso con los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, no me interesa para nada. Yo quiero ser constituyente porque quiero participar de los debates, levantar ideas, redactar artículos, a eso voy”.

En ese sentido dice que está abierto a conversarlo con el bloque de izquierda con el cual se identifica. Stingo fue como independiente, pero en un cupo de Revolución Democrática (RD) partido del Frente Amplio y en ese sentido siente una responsabilidad de responder a las fuerzas de la lista del “Apruebo dignidad”. “Ahora si el ser presidente significa incidir significativamente en los resultados del órgano, obviamente me interesaría, aunque siempre estoy abierto a conversarlo, lo hicimos con Atria, yo pensando en él como presidente, porque yo veo la política como algo colectivo, un proyecto de muchos en ningún caso personalista”, sostuvo a La Tercera PM.

Las reglas del juego

Daniel Stingo conoce a los ex ministros Marcela Cubillos y Rodrigo Álvarez con quienes estudió. Cree que podría tender puentes con las cartas oficialistas que ganaron un cupo en la Convención Constitucional, pero siempre en el entendido “de que están derrotados y que son minoría y desde ahí podrán defender ciertas ideas, pero la mayoría la tienen personas que no piensan como ellos, porque eso se eligió ayer, se eligió a gente que no va a defender las AFPs, que va a luchar por garantizar los derechos sociales, que va a terminar con el estado subsidiario y que va a representar a quienes estuvieron al margen durante muchos años”.

Valora el que el oficialismo no haya conseguido el 1/3 de la composición de la Convención pues asegura que “el que la derecha haya sacado tan pocos constitucionales nos permite poder lograr acuerdos sin vetos, sin amenazas de ir al Tribunal Constitucional como ellos están acostumbrados, son minoría y desde esa vereda tendrán que ceder en los derechos sociales que esta nueva Constitución garantizará para los que fueron olvidados estos 30 años”. Remata que “también son representantes de parte de Chile, pero la gente ya habló y eligió a quienes terminaremos con una Constitución redactada por diez personas que fueron designadas por un dictador”.

Sobre el rol del Presidente Sebastián Piñera en este periodo constituyente, Stingo dice que espera que “guarde silencio”. “De cierta forma habría que hasta agradecerle el haber hecho todo tan mal, con la salud, con el estallido social, el haber intentado bajar impuestos a los ricos y que ahora el Congreso esté legislando un impuesto a los super ricos, la verdad es que haber presidido el peor gobierno de la historia nos tiene aquí, con una izquierda amplia que va a luchar por una Constitución lo más representativa posible, si hasta en los pueblos originarios la inmensa mayoría de los elegidos son oposición a él, así que yo le pediría que se mantuviera al margen, él es el gran derrotado y ahora sólo le queda callar y esperar el término de un mandato que será recordado como el peor de la historia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.