Testigo clave que abrió causa penal contra Torrealba por desvíos de dineros en Vitacura: “(El mecanismo) lo inventó Felipe Guevara”

Felipe Guevara

FOTO:AILEN DÍAZ/ AGENCIAUNO

Domingo Prieto (76) fue parte del íntimo círculo del exalcalde de Vitacura Raúl Torrealba, sin embargo la relación entre ambos se quebró luego de 20 años en medio de acusaciones de desorden financiero en Vita Deportes y Vita Salud. Hoy, además de estar imputado, es una pieza clave en la investigación que la fiscalía lleva en contra del exjefe comunal ex RN y -en una de las tres declaraciones que ha prestado- reveló que el exintendente Felipe Guevara no sólo fue el autor del mecanismo de triangulación de dinero mientras fue director de desarrollo comunitario de ese municipio a fines de los 90, sino que además recibió pagos incluso cuando ya era alcalde en Lo Barnechea. "Estos pagos perduraron entre un año y medio, dos años, por servicios que nunca se prestaron”, aseguró.


Fue el fútbol el testigo de una amistad de décadas entre Raúl Torrealba del Pedregal (74) y Domingo Prieto Urrejola (76). Se conocieron en el club Universidad Católica, ya que el segundo es hermano de Andrés e Ignacio Prieto, ambos seleccionados y figuras del balompié nacional.

En ese círculo fue que Prieto, de profesión técnico agrónomo, conoció a Torrealba, quien por esa época ostentó también el cargo de presidente de la rama de fútbol de la Universidad Católica. “Él es dos años menor que yo. Lo conocí porque Ignacio, mi hermano, exjugador y entrenador, se juntaba en la casa con Raúl a comentar los partidos, en los años 80. Ahí yo asistía. Así lo conocí”, partió relatándoles el 10 de noviembre del 2021, al fiscal Francisco Jacir y a la comisario de la PDI Karen Jara, ambos, investigadores del caso de presunto lavado de activos y malversación de caudales públicos que se sigue contra el exalcalde de Vitacura.

Prieto se ha transformado en una pieza clave en la investigación, declarando en la causa en tres oportunidades, luego de ser desvinculado tras 20 años de las corporaciones Vita Salud, Vita Emprende y Vita Deportes, organizaciones sin fines de lucro que funcionan bajo el alero del municipio y que son subvencionadas estatalmente. Con el “Tronco” terminó su vínculo de amistad de mala manera y ante los fiscales reveló que el sistema que se habría utilizado en esa comuna para triangular fondos estatales hacia supuestamente las arcas particulares del exedil, tiene su génesis en Felipe Guevara, quien durante los años 90 ocupó el cargo de director de Desarrollo Comunitario de Vitacura.

En sus declaraciones Prieto entregó a fiscalía detalles de cómo Torrealba, supuestamente, obtenía dinero en efectivo desde Vita Deportes, y vinculó en el caso al exalcalde de Lo Barnechea, quien trabajó en Vitacura por 12 años antes de ganar la elección como jefe comunal en octubre de 2008.

El 17 de noviembre del 2021, Prieto le dijo a los investigadores que “a la semana de asumir la nueva alcaldesa (Camila Merino), fui al municipio para saber cuál iba a ser mi situación laboral. Hablé con Ximena Núñez, a quien le dije que me habían falsificado la firma en algunos documentos. Este tema ya lo había hablado con ella anteriormente, de hecho había ido a su casa y ahí lo conversamos. Le referí a ella también las otras irregularidades que describí en Vita Deportes, pero solo de manera muy general. Cuando ya me iba, me topé con el director jurídico del municipio (Mauricio Irarrázaval)”. “A él no lo conocía y le refrendé el hecho de haberme falsificado las firmas. Le dije que eso me parecía irregular y asimismo, con más detalle que a Ximena, le señalé las diversas irregularidades que se venían cometiendo en el municipio, en cuanto a que de manera mensual y desde hace varios años, se entregaban sumas de dinero mensualmente al alcalde Torrealba, dinero que se extraía desde Vita Deportes”, afirmó Prieto.

“Todos sabían y consentían en este mecanismo”

Fue ahí cuando involucró a Guevara: “Le señalé que esto lo inventó Felipe Guevara, una vez que comenzaron a funcionar las organizaciones comunitarias funcionales. Él fue director de desarrollo comunitario en Vitacura, luego ese cargo lo ejerció Renato Sepúlveda y luego Antonia Larraín. Todos sabían y consentían en este mecanismo. Le indiqué también al director jurídico que esta práctica se hacía mediante la entrega de sobres con dinero en efectivo”. Según su versión, el abogado tomó nota de todo lo que él le reveló y le dio las gracias.

Un día después, Prieto volvió a sentarse frente a los fiscales y policías del caso. Allí siguió entregando detalles de los presuntos desvíos de fondos y volvió a la carga con Guevara. “Cuando dejó el cargo de director de desarrollo comunitario (decom) de la Municipalidad de Vitacura, Felipe Guevara Stephens, aproximadamente el año 2007-2008, por instrucción de Renato Sepúlveda, se le debía pagar $ 2.000.000 mensuales, suma que salía de Vita Deportes y que se respaldaba con una boleta o factura que emitía un familiar de Felipe Guevara (...). Esta solicitud venía directamente por instrucción del alcalde Raúl Torrealba a Renato Sepúlveda”, reveló.

Guevara asumió como alcalde de Lo Barnechea el 6 de diciembre del 2008 y se mantuvo en el cargo hasta el 29 de octubre del 2019. Luego sería nombrado como intendente de la Región Metropolitana, durante el segundo periodo del Presidente Sebastián Piñera.

En esa misma línea, el testigo detalló en su testimonio que “estos pagos perduraron entre un año y medio, dos años, por servicios que nunca se prestaron, relacionados, supuestamente, al rubro del transporte. Los dineros se los entregaba yo personalmente a Renato Sepúlveda en la oficina de la DECOM que se ubicaba en ese entonces en el tercer piso. A su consulta, desconozco cómo se les hacía llegar el dinero a Felipe Guevara, mientras se desempeñaba como alcalde de Lo Barnechea”.

No hubo semana de la chilenidad, pero hubo sobre

Prieto recordó que fue en 2014 cuando comenzó a ver los sobres con dinero en efectivo, pero que se hizo más frecuente en 2016, recordando, además, cómo, en 2020, se habrían desviado $ 5 millones de los fondos destinados para la “semana de la chilenidad”, siendo que por pandemia, ese año fue cancelada.

“Estos pagos por ‘semana de la chilenidad’ deben haber empezado por ahí por el año 2016. Recuerdo que en un día determinado Antonia Larraín me llama por teléfono y me dice que requería hablar conmigo, reuniéndome con ella en su oficina de la municipalidad. No recuerdo el cargo que ella tenía en ese momento, pero no era aún el de directora de la Decom. Es así que me indica que era necesario entregar al alcalde Torrealba la suma de $ 5.000.000 en dinero en efectivo, para que éste los utilizara”, dijo.

El examigo del “Tronco”, incluso, le expuso a los fiscales cuándo fue que se enteró de primera fuente cómo debía repartirse el dinero. “Comenzó con una petición de Renato Sepúlveda, quien me citó a su oficina en la municipalidad y me dijo que era necesario entregar dinero al jefe, refiriéndose por tal al alcalde Raúl Torrealba, y que era necesario entregarle $ 3.000.000 en dinero en efectivo. Yo me sorprendí con esa petición, le consulté por ello, y me dijo que era para el jefe, para el Big Boss, que él la necesitaba. Así le decía al alcalde Torrealba”, sostuvo.

Prieto les explicó a los investigadores que aceptó solo para cuidar su trabajo, así que habló con otros dos funcionarios para decirles que habría que retirar ese dinero para el alcalde. “Ellos no hicieron mayor cuestión, lo aceptaron y me dijeron que ellos verían cómo justificar contablemente ese dinero. Es así como comenzó este asunto de los sobres en dinero que mensualmente se hacían llegar a Raúl Torrealba, y que posteriormente aumentaron a la suma de $ 5.000.000″, dijo.

Quien se transformó en una pieza clave en el caso es, insiste en sus declaraciones en apuntar, también, a Antonia Larraín Prieto, ex brazo derecho de Torrealba y directora de Desarrollo Comunitario, además de tener un vínculo de amistad con una de las hijas del exalcalde. Ella también está en la mira de la fiscalía.

Domingo Prieto recordó una escena: “Antonia era especialmente insistente, sea por WhatsApp o por llamados telefónicos, de que la plata para el jefe debía estar pronto. Me decía que el alcalde ‘estaba ladrando’, dándome a entender que le exigía que estuviera pronto. No nos podíamos atrasar en la entrega. Como indiqué, la entrega de los sobres con dinero la hacía Arnaldo o César, no obstante también lo hice directamente yo”.

No fue la única imagen que Prieto guardó para luego revelarla a los fiscales. “En unas dos o tres ocasiones, cuando fui a entregarle el sobre a Antonia y esta no estaba o no me podía recibir, le entregué yo directamente tales sobres al alcalde Torrealba en su oficina de la municipalidad. En esas ocasiones incluso le cuestionaba al alcalde por esto, y él recibía el sobre y hacía un gesto, levantando los brazos y hombros, diciéndome ‘yo no sé de qué me hablas’. En más de una oportunidad me lo dijo. En las ocasiones en que entregué yo el sobre al alcalde, éste lo tomaba y lo guardaba en un cajón de su escritorio en su oficina de la municipalidad”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".