UDI sigue buscando candidato a gobernador metropolitano: Zalaquett entra en la lista

Pablo Zalaquett

29 Septiembre 2016 Entrevista al ex alcalde Pablo Zalaquett. Foto Andres Perez

Agotada -salvo un nuevo vuelco- la opción de Evelyn Matthei, el partido capitaneado por Jacqueline van Rysselberghe ya habría medido a una veintena de nombres, decidido a no regalarle la Región Metropolitana a RN. Con el ex alcalde de Santiago tiene una conversación pendiente, pero dicen tener más opciones.




En el antes conocido como Partido Popular dicen que el tema lo tocaron hace unos dos meses, cuando Pablo Zalaquett visitó a Jacqueline van Rysselberghe en la sede del colectivo para conversar -según una versión- de sus planes para capacitar a sus aspirantes a alcaldes en Santiago y regiones, echando mano a los años que estuvo al frente de la comuna de Santiago. A la presidenta UDI, que estaba acompañada de su secretario general, Jorge Fuentes, le gustó la propuesta, pero de vuelta le hizo otra: que sea candidato en las elecciones de octubre del 2020 (alcaldes, concejales, gobernadores y consejeros regionales). Quedaron de conversar nuevamente, pero hasta esta mañana no le han puesto fecha a esa reunión.

¿Candidato a qué? Una versión de la cita afirma que no le propusieron un cargo cerrado.

Zalaquett -quien fue jefe comunal de Santiago entre el 2008 y 2012- no quiere, o tiene pocas ganas, de ir a pelear que su nombre esté en una papeleta, al menos por esta vuelta. Pero después del "no rotundo" de Evelyn Matthei a ser candidata a gobernadora metropolitana, puede que vuelvan a insistirle. Y a otros más también, porque la reiterada negativa de la alcaldesa de Providencia obliga a la UDI a buscar sí o sí un nombre para que compita en las primarias para la gobernación metropolitana: RN ya está detrás de la intendenta Karla Rubilar y Evópoli pretende disputarla con su presidente Hernán Larraín Matte.

El nuevo cargo de gobernador puede que no tenga muchas atribuciones, pero sí un suculento botín de votos en disputa, que alcanzan a los cientos de miles. Guido Girardi y Manuel José Ossandón, como referencia, ganaron con más de 300 mil cada uno su cupo en el Senado el 2013. La negativa de Matthei, aunque ya era un dato computado en la mesa de la UDI -más bien lo hizo para enviarle a Palacio el mensaje de que el Presidente Piñera no intente también persuadirla-, sí preocupa en el partido.

"Lamento la decisión de Evelyn Matthei porque es la carta más potente para derrotar a la izquierda en la elección más importante del 2020. Aún así, creo que hay otras cartas ganadoras de la UDI y de Chile Vamos, y las estamos analizando en el comité electoral", dice el diputado y ex secretario general Guillermo Ramírez. Entre los nombres figura el de Zalaquett, alejado hace años de la contigencia desde que perdiera ruidosamente su reelección a la alcaldía de Santiago (2012). Luego fue formalizado por delitos tributarios en el Caso Penta, hasta que el pasado 6 de agosto el Ministerio Público suspendió su causa previo pago de $40 millones.

Zalaquett está dedicado hoy a las asesorías desde su oficina Triangular Integración Estratégica, pero a sus cercanos les ha comentado que sí quiere volver a la política. Y regresar a la alcaldía que perdió hace siete años: quiere intentarlo después de que el RN Felipe Alessandri termine su segundo período, si es que logra ser reelecto en octubre. Para eso, lo va a apoyar en su campaña. Llegó a pensar en competir como candidato a concejal por ahí, pero lo desechó.

Lo de ir a gobernador por Santiago no le acomoda. Se considera amigo de Karla Rubilar y ya le habría ofrecido su apoyo para la campaña. Además, la intendenta es amiga de su hermana, la ex diputada UDI y subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett.

El problema es que mientras más se acerca el deadline para que Rubilar tenga que renunciar a su puesto si es que puede competir el próximo año, más y más se comenta en el oficialismo que no le acompañan los números de las encuestas privadas. Y la derecha no puede perder esta elección, porque va a marcar un hito político y medirá el ánimo de las huestes un año antes de la parlamentaria y presidencial.

Las mediciones de la UDI

Así que mientras la intendenta saca y saca cuentas de si realmente le convendrá renunciar, la UDI también las saca. "Tenemos cartas para la intendencia en Santiago" insistió Van Rysselberghe a la salida del comité político de hoy en Palacio, y que éstas son "absolutamente competitivas o más", respecto de Rubilar. ¿Por qué? "Porque tenemos mediciones".

¿Cuáles? En el partido dicen que le han pedido al gobierno y a los equipos allegados al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, que incluyan nuevos nombres en sus encuestas. La misma versión sostiene que ya se ha calibrado a una veintena de nombres, hayan sido o no consultados, se hayan o no mostrado disponibles; puede que ni lo sepan. A Zalaquett lo han medido -insisten-, y también a otro desaparecido en similares o menos auspiciosas circunstancias: Laurence Golborne Riveros.

Cuentan que en esos sondeos Rubilar marca bajo, y que el ex alcalde de Santiago y el ex ministro y fallido candidato presidencial registran cifras similares a la intendenta. Algunos leen eso como una débil posición de Rubilar, pero también como un punto de partida nada de malo para dos nombres que estaban en el casi olvido político. El problema para Zalaquett es que, si bien lo recuerdan, en la UDI hay voces que advierten el peligro que le enrostren su muy reciente pasado juidicial (y presente, porque es investigado en el Caso Tragamonedas).

Mientras siga la búsqueda, el diputado Ramírez dice que "todos los alcaldes bien evaluados de la Región Metropolitana son potenciales candidatos", y que "hay que analizarlos a todos, medirlos, y sondear su disponibilidad". Su par y vicepresidenta, María José Hoffmann, se lamenta que "me hubiera gustado que Evelyn compitiera porque ganaba seguro", aunque sí dice que "la intendenta es una muy buena carta independiente", y que "la Metropolitana, las regiones Quinta y Octava son fundamentales para la siguiente elección".

Menos problema con la primaria tiene el diputado y ex presidente UDI, Patricio Melero: "La intendenta no es militante de RN y no despierta anticuerpos: muchos alcaldes y parlamentarios UDI la vemos con buenos ojos, siempre que mantenga su independencia. Es una candidata de gran potencial. Sin perjuicio de eso, la UDI tiene el derecho de buscar candidatos militantes e ir a primarias".

¿Y ministros? ¿Por qué no?

Siendo octubre un mes de definiciones, una que ya estaría a firme es que ninguno de los ministros del gabinete renunciaría a su cargo para competir en las elecciones del próximo año. ¿A qué se debe?

"Tengo la impresión de que no es una elección atractiva para ellos", dice Roberto Izikson, de Cadem. "No hay ningún ministro hoy con el capital político claro que uno pudiera decir que va a ganar una elección local, dado que el regionalismo se ha hecho cada vez más fuerte. Ellos tienden a buscar posiciones posteriores en el Senado, es como el 'next step' más tradicional".

Algo parecido cree el analista electoral Axel Callís: "Los ministros actuales no son personas con valoraciones muy altas; lo natural es que uno pueda tener una bajada más hacia el Parlamento que hacia espacios regionales". Y además, subraya, "saben que es un cargo muy débil y yo creo que nadie quiere meterse en eso".

"La elección no es tan atractiva porque el cargo no tiene las atribuciones que se esperaría que tuviera. Ya ha habido incluso un proyecto de ley corta para darle más atribuciones, pero mientras no tenga atribuciones, no es atractivo. Probablemente estén apostando a continuar en el Gobierno y pensar en una elección senatorial para adelante, en algunos casos", tercia Cristián Valdivieso, de Criteria .

Comenta