Octubre, un mes de decisiones

Presidente-Piñera

Las renuncias para competir en las próximas municipales ya comenzaron. Una elección que hasta la fecha no contempla a ministros y que obligó al gobierno a poner acelerador a la reforma de pensiones. Todo con un foco específico: que el próximo año la ciudadanía respalde con su voto, a nivel comunal y regional, a Chile Vamos.




Paola Becker, militante RN de 47 años, decidió recorrer los 406 kilómetros que hay entre Santiago y Chillán la tarde del domingo 29 de septiembre. El lunes tenía que hacer distintos trámites en la capital. El más importante era llegar hasta La Moneda para presentar su renuncia como gobernadora de la provincia de Diguillín, en la Región de Ñuble. Y así lo hizo.

Ese día, el último del mes de septiembre, llegó con su carta de dimisión dirigida al Presidente Sebastián Piñera. Justificó su decisión "por razones electorales" y reconoció su deseo de postular a la gobernación del Ñuble. Pasadas las cinco de la tarde, el Mandatario dio luz verde a su salida y Becker se convirtió en la primera autoridad regional en dejar su cargo para apostar por las próximas elecciones de 2020.

Como Becker, el gobierno espera que en octubre sean cerca de 40 autoridades las que dejen sus funciones, de ellas, al menos 10 intendentes. Por lo mismo, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, se ha preocupado de sostener bilaterales con los jefes regionales y junto al subsecretario de su cartera, Rodrigo Ubilla, ha ido chequeando una a una las zonas que deberán ser reemplazadas. Entre otras, es el caso de Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana, Maule, Los Ríos o Aysén. Renuncias que, según mandato del gobierno, debían estar -al menos informadas- el pasado viernes 4 de octubre.

https://www.latercera.com/politica/noticia/elecciones-2020-cerca-40-autoridades-gobierno-dejaran-cargos-competir/824847/

La gran duda, sin embargo, estaba en el gabinete ministerial. Tanto la UDI como RN jugaron sus cartas para convencer a algunos ministros para que postularan en las próximas elecciones municipales. En el gremialismo el partido hizo todos los intentos para que el titular de Bienes Nacionales, Felipe Ward, se la jugara por la gobernación metropolitana y en RN hasta el mismo alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, habló con el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, para que se convirtiera en el próximo edil de la comuna. En Atacama, en tanto, todos los números de RN indican que el ministro de Minería, Waldo Prokuriça, es el favorito para alcanzar la gobernación. Pero hasta ahora todo ha sido imposible. Ninguno de los tres ministros pretende dejar el gobierno y las elecciones del próximo año quedarán en manos de intendentes o seremis ministeriales.

Punto de inflexión

El Presidente, por su parte, también tomó una decisión. Pese a que desde el oficialismo hubo voces que pedían aprovechar la salida de autoridades regionales para hacer un reacomodo de fuerzas en La Moneda, el Mandatario ya desestimó cualquier modificación en su equipo ministerial.

Las presiones estuvieron presentes hasta último minuto. La noche del lunes 30 de septiembre, en la reunión que sostuvo Piñera con los diputados de RN- en la casa de la parlamentaria Catalina del Real-, los legisladores reclamaron que muchos ministros no los escuchan y existe una escasa coordinación con ellos.

Dos semanas antes, el jueves 12 de septiembre, esta vez en la casa del diputado Francisco Undurraga, Evópoli también entregó sus observaciones al Presidente Piñera. En la cita, los parlamentarios le hicieron ver al Jefe de Estado la necesidad de retomar la agenda del gobierno y trabajar por las promesas que se le habían hecho a la ciudadanía y no reaccionar a la contingencia. Una semana después, en entrevista con La Tercera, el senador de ese partido Felipe Kast reiteró las críticas. "Se ha perdido el foco y eso es responsabilidad de distintos actores, partiendo por el gobierno", dijo Kast, asegurando que el último cambio de gabinete -realizado el 13 de junio pasado- "no tuvo el efecto esperado".

En privado, senadores de Chile Vamos también se sumaban a las quejas, comentando entre ellos la necesidad de mejorar el trabajo político y moviendo algunas piezas a nivel ministerial.

Sin embargo, hubo un giro inesperado.

En los últimos días, tanto en el oficialismo como en el gobierno reconocen que se generó un "punto de inflexión": los mejores índices económicos que entregó el Imacec el mes de julio, con un 3,2%, y en agosto, con un 3,7%, mejoraron las expectativas económicas, mientras que el triunfo de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, ante la acusación constitucional impulsada por la oposición reforzó el trabajo coordinado del comité político.

https://www.latercera.com/pulso/noticia/economia-chilena-crece-37-en-agosto-sobre-lo-esperado-y-el-mejor-registro-en-10-meses/841971/

Bajo este nuevo escenario, dicen en La Moneda, el Presidente Piñera tiene descartado realizar un cambio de gabinete.

En el cuarto consejo de gabinete, de hecho, que realizó el jueves 3 en La Moneda, Piñera destacó el trabajo del gobierno, señalando que partió la "primavera" para el Ejecutivo.

Un cambio mayor, además, no tiene sentido -explican en el gobierno- cuando octubre aparece como el mes clave para que cada ministro negocie el Presupuesto 2020 y más aún si se toma en cuenta que Chile será el anfitrión de dos importantes cumbres internacionales. Primero, se realizará el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, el 16 y 17 de noviembre, y los primeros días de diciembre se hará la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25).

Foco legislativo

Aunque hay más desafíos. Además de la renuncia masiva de autoridades regionales, octubre se ha definido en el gobierno como el mes clave para sacar adelante reformas que jugarán un rol importante en un año electoral.

En La Moneda establecieron como prioridad para las próximas semanas conseguir los votos para despachar la reforma de pensiones a más tardar en noviembre. De lograr el objetivo, la reforma dará sus frutos en enero de 2020, beneficiando a 1,6 millones de adultos mayores, que verán un aumento en sus pensiones. Una jugada no menor para el gobierno: la ciudadanía tendrá un beneficio directo del Ejecutivo, lo que podría jugar a favor en las elecciones municipales.

En segundo lugar, octubre será decisivo para avanzar en la reforma tributaria. Como plazo, esperan que a fin de año esté despachada. De ser así, el año 2020 los adultos mayores tendrían una rebaja en sus contribuciones y cerca de 800 mil pymes podrán aliviar su carga tributaria.

Tercero, La Moneda espera aprobar la nueva ley de migraciones y demostrar a la ciudadanía que se cuenta con un sistema para controlar la entrada de extranjeros al país.

Octubre, un mes decisivo para el gobierno y que en un año más tendrá una realidad distinta, porque, a diferencia de este 2019, no serán los gobernadores o intendentes los que llegarán con sus renuncias, sino que prácticamente la mitad de los ministros podrían dejar sus puestos para apostar por un cupo parlamentario en las elecciones de 2021. Un año en que, según los cálculos del gobierno, las reformas ya habrán sido aprobadas y estarían dando réditos. Un diseño trazado por el propio Presidente y que tiene a octubre como protagonista.

Comenta