El rey del drift: El Porsche Taycan entra al Libro de Récords Guinness

El primer eléctrico de Stuttgart hizo historia al recorrer más de 40 kilómetros 'de lado'.




Lanzado hace unos meses en Chile, el Porsche Taycan continúa cosechando proezas. Y es si hace un año impuso su tiempo en el legendario trazado de Nürburgring y también aceleró de 0 a 200 km/h 26 veces seguidas, ahora el primer eléctrico de la firma de Stuttgart entró al Libro Guinness de los Récords tras conseguir el derrape más largo de un auto cero emisiones.

El nuevo récord mundial se logró en el Porsche Experience Centre (PEC) del circuito de Hockenheim, con el instructor holandés de la marca, Dennis Retera, al volante, quien logró firmar un derrape ininterrumpido durante 210 vueltas, recorriendo un total de 42,171 kilómetros.

Retera completó esta gesta en 55 minutos y la velocidad media registrada fue de 46 km/h. Hay que tener en cuenta que para hacerlo posible, se utilizó la versión de tracción trasera del Taycan, que se vende en exclusiva en China, según informa Porsche.

“Cuando se desconecta el programa de control de estabilidad, hacer deslizar al Porsche eléctrico es muy fácil, especialmente con esta variante que pasa toda la potencia al eje posterior. Siempre hay suficiente potencia disponible. El bajo centro de gravedad y la gran distancia entre ejes garantizan la estabilidad. La precisión del chasis y la dirección permiten mantener un control perfecto todo el tiempo, incluso cuando se va ‘de lado’. Aun así, fue bastante complicado mantener alta la concentración durante 210 vueltas, más si tenemos en cuenta que el asfalto mojado del circuito de drifting no tiene el mismo agarre en todas partes. Me concentré en controlar el derrapaje con la dirección, que es más eficaz que utilizar el acelerador y reduce el riesgo de hacer un trompo”, precisó Retera.

Supervisión

La marca del Taycan fue certificada por Joanne Brent, jurado del Libro Guinness de los Récords, quien se sirvió de una amplia gama de ayudas técnicas, así como de otros expertos independientes.

Antes de la prueba, un topógrafo local midió la zona de 80 metros de diámetro del Porsche Experience Centre, mientras que para documentar el récord, el equipo de Brent empleó también sus propios GPS y sensores de velocidad de guiñada (instalados en el vehículo), así como una cámara situada en el techo de la torre de control del circuito, con la que se filmó la experiencia. Todo ello con un Nissan GT-R como testigo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.