En su adiós, el R8 se convertirá en el Audi de tracción trasera más potente de la historia

La firma alemana anuncia un edición limitada del deportivo con 620 Hp y 20 kilos menos.




Sabíamos que el Audi R8 tal y como lo conocemos tenía los días contados, luego de que la marca de los cuatro aros confirmara que su sucesor será completamente eléctrico. De ahí entonces, que aguardábamos su despedida, la cual hoy se anuncia con una versión limitada a solo 333 ejemplares.

Se trata del Audi R8 Coupé V10 GT RWD, cuyos ejemplares con carrocería coupé y spyder verán la luz en 2023, poniendo así punto final al superdeportivo alemán tras 18 años en mercado.

Será el Audi de tracción trasera más potente de la historia. La vuelta de tuerca en su V10 atmosférico de 5.2 litros le permite ahora alcanzar los 620 caballos de fuerza -50 Hp más que en el RWD normal- y un par máximo de 565 Nm. Esto le vale para acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos hasta alcanzar una velocidad punta de 320 km/h.

La mejora de las prestaciones también se debe a una cura de adelgazamiento que llega hasta los 20 kilos, gracias al uso de frenos carbocerámicos y a la disposición de más elementos en plástico reforzado en fibra de carbono, por ejemplo.

Además viene acompañado de algunas novedades técnicas, como el cambio automático de siete velocidades y doble embrague que se ha reajustado para la ocasión, haciendo que la transición entre las relaciones sea más rápida.

El protagonismo, eso sí, se lo lleva el nuevo modo de Torque Rear, un sistema que permite controlar el nivel de deslizamiento del eje trasero a través del nivel de par transmitido y en conjunto con el control de estabilidad. Tiene hasta siete posiciones para juguetear con ello.

Este GT de propulsión trasera se distingue además por un traje diferencial que sigue el testigo del primer R8 GT. Equipa el Carbon Aerokit en alto brillo, con plástico reforzado en fibra de carbono para el labio delantero, los faldones laterales, el difusor trasero o el alerón, entre otros. Además todos sus emblemas van en negro, incluyendo el R8 GT que luce en la zaga.

En el interior, encontramos más guiños, combinando esencialmente el negro con acentos en rojo. Así los nuevos asientos de competición, auténticos báquets lucen cinturones de seguridad de color rojo. El mismo color que viste el logotipo «GT» de las alfombrillas, mientras que la fibra de carbono reviste la palanca de cambios.

Este Audi R8 V10 GT RWD arrancará en los 225.000 euros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.