Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de Argentina, y “acciones” con Chile por conflicto mapuche: “Nunca nos ha ido mal cuando hicimos cosas en conjunto”

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, en la reunión con el ministro de Seguridad de Argentina, Aníbal Fernández. También aparece el embajador chileno, Nicolás Monckeberg.

En entrevista con La Tercera, el funcionario argentino calificó como “injusta” la polémica suscitada por la “asistencia consular” prestada por el embajador Rafael Bielsa al líder mapuche argentino Facundo Jones Huala, durante la audiencia donde se analizó su pedido de libertad condicional.




El miércoles pasado, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, se reunió en Buenos Aires con el ministro de Seguridad de Argentina, Aníbal Fernández, a quien le planteó la preocupación de Chile por la escalada de violencia mapuche y solicitó trabajar de manera conjunta para frenar la radicalización que se reporta en el sur de ambos países.

En entrevista con La Tercera, Fernández se refiere a lo abordado en esa reunión en la que también participó el embajador chileno Nicolás Monckeberg, así como al actual estado del conflicto mapuche en la Patagonia argentina y a la polémica que suscitó la “asistencia consular” que el embajador argentino Rafael Bielsa prestó recientemente al líder mapuche argentino detenido en Chile, Facundo Jones Huala.

El sábado se informó de la detención de tres chilenos con municiones en Argentina, tras cruzar por un paso no habilitado. ¿Tiene más detalles de lo acontecido?

Una patrulla de Gendarmería los detuvo, llevaban municiones de distintos calibres. Se dio parte a la jueza de Zapala (en la provincia de Neuquén). La jueza de Zapala ordenó el decomiso, llevado adelante por la Aduana argentina. Dos de los tres que ingresaron ilegalmente a Argentina, no siendo ciudadanos argentinos, son ciudadanos chilenos, por lo cual, por ley de migraciones, fueron expulsados por la Dirección Nacional de Migraciones. Y en el caso del tercero, no, porque el tercero tenía doble nacionalidad, argentina y chilena. Esa es la situación en líneas generales.

¿Y esto respondió a una operación de inteligencia, se les venía haciendo seguimiento o fue algo fortuito?

No, inteligencia no, porque la ley de inteligencia argentina prohíbe hacer inteligencia sobre esas cosas. Es un trabajo que sí viene haciendo la Gendarmería, de cuidado en los cruces, y es un poco lo que yo charlé con (el subsecretario del Interior de Chile, Juan Francisco) Galli, cuando me vino a ver junto con el embajador chileno en Argentina (Nicolás Monckeberg), de hacer cosas en conjunto. Yo les ofrecí algunas cosas que podríamos hacer, todavía no me han contestado, pero que a ellos les parecía que era bueno y en este caso, habiendo detectado a estas personas en el paso se decomisó la mercadería, se expulsaron a dos y a un tercero se le permitió el ingreso.

O sea, estas detenciones forman parte de estas acciones conjuntas que tanto Chile como Argentina acordaron…

De la tarea que nosotros le confirmamos al señor Galli que estábamos haciendo, y que no es otra cosa que ratificar lo que estábamos haciendo.

Un hombre cubierto con la bandera mapuche camina hacia el edificio del Congreso, mientras los indígenas marchan exigiendo una extensión de la ley que les impide ser desalojados de su entorno de vida, en Buenos Aires, el 6 de octubre de 2021. Foto. AFP

¿Qué otra cosa estaría dispuesto a hacer el gobierno argentino en el marco de estas acciones conjuntas?

Eso no se lo puedo decir a usted, porque es lo que yo le propuse a ellos, al embajador y al señor Galli. Ellos tendrán que analizarlo. Una vez que estén dispuestos, les había parecido que podíamos hacer cosas juntos y si eso prospera lo conocerá oportunamente, yo no se lo puede adelantar.

Usted señala que la respuesta de Galli no la ha tenido todavía. ¿Le extraña un poco eso, que no haya una respuesta concreta aún?

No, yo no tengo por qué hacer valoraciones respecto de la actitud ni la tarea de los ministros y un país soberano, no es mi responsabilidad. Nosotros ya hicimos una propuesta y estamos dispuestos a sostenerla para hacer cosas en conjunto. Nunca nos ha ido mal cuando hicimos cosas en conjunto, por eso yo no me detengo. En la época de José Miguel Insulza hicimos muchos trabajos, inclusive de integración que nos fue muy bien. Y le proponía exactamente lo mismo, que podemos hacer cosas juntos que hagan las cosas mucho más simples.

¿Hay alguna acción concreta que a usted le gustaría que Chile adoptara en esta materia?

No opino de lo que tiene que hacer un país soberano, ellos sabrán lo que tienen que hacer. En las acciones de las que yo le estoy hablando usted son las que tienen que ver con los dos países, que debiéramos tomarlas en conjunto y que estoy dispuesto a llevarlas a la práctica como se los he ofrecido a ellos.

En Chubut y Río Negro ha crecido en los últimos años la ocupación de tierras por parte de comunidades mapuches. Foto: Diario Río Negro

Respecto de la situación del conflicto mapuche en el sur de Argentina, ¿cómo lo calificaría en este momento? ¿Es grave?

En este momento no es un tema que a nosotros nos preocupe, si bien son cosas parecidas no son similares. En el caso de Chile, la situación del estado de sitio y la militarización de la zona es una responsabilidad del Estado soberano que yo no tengo por qué opinar, pero que no es la misma que se registra en Argentina, ni hay estado de sitio ni hay militarización, porque específicamente la Ley de Seguridad Interior impide eso. Lo que nosotros estamos haciendo es trabajar con la fuerza de seguridad, para garantizarnos que no haya ingresos clandestinos por pasos irregulares, como en este caso, podamos detectar cualquier movimiento que pueda significar una amenaza para cualquiera de los dos países.

¿Y usted cree que hay algún vínculo entre los hechos ocurridos en Chile con algunos atentados que se han verificado en el sur de Argentina, específicamente en Río Negro?

Lo detectado en Río Negro para nosotros lo dividimos en dos partes. Primero lo que fue la Cuesta del Ternero, que nosotros no mandamos fuerzas federales. Eran 12 personas en la Cuesta del Ternero, no era una cantidad importante y además no ameritaba una presencia de la fuerza federal. En el segundo caso, que es cuando yo tomo la decisión de enviar 100 efectivos tiene que ver con desmanes que se habían producido y, de hecho, había tres o cuatro incendios de propiedades que no estábamos dispuestos a seguir soportando. Desde que enviamos el personal y el personal está haciendo las patrullas, este tema lo hemos ordenado. Entonces siento que tenemos las cosas encuadradas dentro de un marco que estaba previsto, no nos hemos movido de eso.

Usted dijo hace un tiempo que era “irresponsable” hablar de terrorismo a propósito de estas acciones en el sur de Argentina. ¿Todavía mantiene esos dichos?

Por supuesto, nada tiene que ver con el terrorismo.

¿A qué adjudica estas acciones que llevan a cabo supuestos miembros de la comunidad mapuche?

Esa es una discusión de otro color, la que tendrá que calificar eventualmente un juez si el día de mañana alguno de ellos es detenido y, por alguna razón, tiene que ser sancionado y tiene que tipificarse su conducta. Nosotros, que no somos los responsables de tipificar las conductas, lo que estamos diciendo es que en este momento no ha habido nada de esa característica que nos pueda mostrar a un responsable, porque si se pudiese ubicar a un responsable ya estaría detenido y a disposición de la justicia, y estaríamos sabiendo exactamente cómo estarían dadas sus condiciones. No ha sucedido eso en este momento.

A propósito del tema de la militarización y las críticas que enfrentó de parte de la gobernadora de Río Negro sobre el conflicto mapuche, usted respondió que “si creen que lo van a resolver como Roca con la Campaña del Desierto, se equivocan feo”, en alusión la operación militar contra los indígenas llevada a cabo a fines del siglo XIX en Argentina. En ese sentido, ¿usted sigue apostando a que la situación se va a resolver “cuando se sienten a la mesa” con los pueblos originarios?

No apuesto a la mesa de diálogo, lo dice la Constitución argentina, artículo 75, inciso 17, cómo se van a resolver esos temas, no lo inventé yo, lo dice la propia Constitución reformada en 1994. Pero vuelvo a lo mismo, así como respeto a un Estado soberano como Chile, también respeto la condición de federal que tiene nuestro país y cada provincia tendrá que tomar sus decisiones. El día que hablamos y discutimos puntualmente sin ningún interés de mi parte de discutir con la gobernadora de Río Negro es porque estamos hablando de 12 personas en la Cuesta del Ternero. Tienes que movilizar a toda la Gendarmería para poder hacer una movilización de esas características cuando es una responsabilidad específica de la provincia, no tenía sentido. Cuando hubo desmanes, a modo de colaboración, nosotros participamos patrullando y los resultados están a la vista.

Jones Huala
Facundo Jones Huala está preso en Chile purgando una condena de nueve años en una cárcel de Temuco.

¿Usted considera que la situación judicial del líder mapuche argentina Facundo Jones Huala, que está detenido en Chile, de alguna manera repercute en los hechos de violencia que se han observado en el último tiempo en el sur de Argentina?

No lo sé, de verdad que no lo sé. Si está detenido y la justicia se expidió como se expidió hasta este momento y la visión que tienen es que tiene responsabilidades respecto de determinados delitos, deberá pagar por ello. Soy muy respetuoso, vuelvo a insistir, de las decisiones de un Estado soberano. Cuánta es la ascendencia que puede tener este señor estando detenido en Chile sobre algunos activistas, participantes o simpatizantes en Argentina, lo desconozco, no conozco exactamente la ascendencia que él tiene.

Hace algunas semanas generó debate la “asistencia consular” que el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, prestó a Jones Huala en la audiencia donde se analizó un pedido de libertad condicional para el líder mapuche. ¿Usted da por superada esa polémica?

Es que la polémica es injusta, porque en los artículos 3 y 36 de la Convención de Viena dice que cuando hay un connacional que va a tener una audiencia de las características de la que tuvo este muchacho alguien del consulado o de la embajada debe participar de este tema y eso es lo que hizo mi amigo Rafael Bielsa, entonces no creo que haya hecho nada incorrecto, hizo lo que correspondía, estar presente cuando declarara un connacional, es lo que dice la Convención de Viena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.