Argentina aclara que estatus de refugiado a Evo Morales sigue en trámite tras orden de arresto emitida por Bolivia

Evo Morales

Foto: Reuters

Si bien esta mañana la Dirección Nacional de Migraciones confirmó que el exmandatario ya inició los trámites ante la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare), desde la cartera ministerial añadieron que el proceso sigue aún en estudio y "generalmente" hay una "demora de unos 20 días" hasta que se conoce el resultado.




El Ministerio del Interior de Argentina aclaró este miércoles que la solicitud de refugio realizada por el expresidente de Bolivia, Evo Morales, sigue en trámite y por tanto ese estatus no fue aún concedido, informaron a agencia EFE fuentes oficiales.

Si bien esta mañana la Dirección Nacional de Migraciones confirmó que el exmandatario ya inició los trámites ante la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare), desde la cartera ministerial añadieron que el proceso sigue aún en estudio y "generalmente" hay una "demora de unos 20 días" hasta que se conoce el resultado.

Morales llegó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza (Buenos Aires) el pasado 12 de diciembre y allí cursó la solicitud.

Hasta ahora, el estado de la solicitud del dirigente indígena no había sido detallado de forma oficial por ninguna institución del gobierno argentino.

El jueves pasado, el canciller del país austral, Felipe Solá, aseguró que para la concesión del estatus de refugio, Morales debería fijar un domicilio en el país, y declaró que desde el momento en que alguien solicita ser refugiado se imposibilita "cualquier posibilidad de extradicción".   

La Guía de la Comisión Nacional para los Refugiados -organismo que depende del Ministerio del Interior y se encarga de estudiar las peticiones- remarca que entre los derechos de las personas que obtienen esa condición está "no ser devueltos, expulsados o extraditados al país donde su vida, integridad, libertad o seguridad estén en peligro".

Justo este miércoles, la Fiscalía boliviana dictó una orden de aprehensión contra el exmandatario boliviano por los cargos de "sedición, terrorismo y financiamiento de terrorismo". 

Ayer el líder indígena dio su primera conferencia de prensa desde Buenos Aires, donde dijo no tener "miedo" a ser detenido. ¿Cuántas veces he sido detenido y procesado?", indicó en dicha oportunidad.

Morales llegó a Argentina luego de haber pasado algunos días en La Habana (Cuba) con el argumento de estar realizándose un chequeo médico. El exmandatario boliviano arribó a la isla tras un paso de casi un mes en Ciudad de México, gracias al asilo político que le otorgó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien le facilitó un avión y un "refugio".  Su ubicación en dicho país se mantuvo siempre en secreto.

El mandatario paceño se reunió con el Presidente trasandino, Alberto Fernández, en la Quinta de Olivos para cenar y conversar el día domingo y luego participó de un partido de fútbol con el ministro de Deporte, Matías Lammens, según confirmó al diario La Nación.

En el encuentro conversaron sobre la situación de Bolivia, la campaña electoral y sobre los hijos de Morales, que se encuentran realizando sus estudios en Buenos Aires.

Junto con Morales viajaron el exvicepresidente Álvaro García Linera; el extitular de Relaciones Exteriores, Diego Pary y la exsenadora Gabriela Montaño.

Previamente, Morales explicó en su cuenta de Twitter desde Argentina que se encuentra trabajando en la estrategia de campaña con miras a las elecciones de Bolivia -que todavía no tienen fecha-. Para ello, se reunirá con dirigentes de su partido, líderes indígenas, entre otros. De ello también depende el lugar donde decida residir el expresidente ya que, espera, se trate de una ciudad cercana a territorio boliviano.

Comenta