Casa Blanca asegura que ataque aéreo de EE.UU. en Siria envió “mensaje inequívoco”

siria

El ejército estadounidense atacó este jueves instalaciones en el nordeste de Siria utilizadas por milicias respaldadas por Irán, dejando al menos 17 muertos, en represalia por los recientes ataques con cohetes contra ubicaciones de tropas estadounidenses en Irak.




Estados Unidos envió un “mensaje inequívoco” al realizar incursiones aéreas contra los milicianos proiraníes en Siria, dijo el viernes la Casa Blanca.

El Presidente Joe Biden “está enviando un mensaje inequívoco de que actuará para proteger a los estadounidenses y que, cuando haya amenazas, tiene derecho a actuar en el momento y de la manera de su elección”, dijo la portavoz del presidente, Jen Psaki.

Por su parte, el gobierno sirio denunció este viernes una “agresión” de Estados Unidos por los bombardeos contra milicias proiraníes en Siria, que calificó de “mal augurio” sobre la política de la administración de Biden.

“Esta agresión constituye un signo de mal augurio sobre las políticas de la nueva administración estadounidense”, indicó en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores sirio, que advirtió de una “escalada” de la situación en la región.

El ejército estadounidense atacó este jueves instalaciones en el nordeste de Siria utilizadas por milicias respaldadas por Irán, dejando al menos 17 muertos, en represalia por los recientes ataques con cohetes contra ubicaciones de tropas estadounidenses en Irak, dijo el Pentágono.

En su primera acción militar contra grupos vinculados a Irán desde que Biden asumió la presidencia hace cinco semanas, el Departamento de Defensa dijo que había llevado a cabo ataques aéreos en un punto de control fronterizo entre Siria e Irak utilizado por esos grupos, destruyendo “múltiples instalaciones”.

“Bajo la dirección del presidente (Joe) Biden, las fuerzas militares estadounidenses realizaron a principios de esta noche ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos de milicianos respaldados por Irán en el este de Siria”, dijo el portavoz John Kirby en un comunicado.

“Estos ataques fueron autorizados en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la Coalición en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal”, dijo.

La ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dijo que 17 personas murieron luego que el ataque destruyera tres camiones cargados con municiones provenientes de Irak cerca de la ciudad siria de Bukamal.

Todos los muertos pertenecían a la fuerza de Hashed al-Shaabi, patrocinada por el estado de Irak y que agrupa a diversas milicias pequeñas que tienen vínculos con Irán.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.