Conflicto en Siria se recrudece con el éxodo más grande en nueve años

Siria

Vista aérea de un hombre en una moto en la ciudad de Kafranbel en Idlib. Foto: AFP

Más de 900 mil sirios se han visto desplazados desde diciembre, mientras Assad puso en marcha una gran ofensiva militar. A su vez, Turquía amenazó con un ataque en Idlib.


En un conflicto que pareciera no tener fin y justo cuando entra en su noveno año, Siria es testigo de otra escalada en Idlib, donde el régimen de Basher Assad lanzó una ofensiva junto con sus aliados rusos. La acción militar contra la última provincia en manos de los rebelde -ubicada en el noroeste del país- ocurre luego que el gobierno sirio recuperara en las últimas semanas el control de varios territorios controlados por la oposición.

Es así como ahora partes de la provincia de Idlib y de Alepo se encuentran en medio de la batalla entre las fuerzas del régimen, respaldadas tanto por Moscú como por Irán, y los rebeldes, muchos de los cuales cuentan con el apoyo de Turquía. En medio de este contexto, el Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió ayer que una operación militar de su país en esas regiones es "solo cuestión de tiempo".

"Turquía ya ha hecho todos los preparativos para llevar a cabo sus propios planes en Idlib", señaló Erdogan. Se trata de la tercera operación que Ankara realiza en Siria desde 2016 y en el caso de Idlib mantiene contactos con Moscú para garantizar que exista una zona de distensión.

Además, Turquía tiene intereses personales en la zona, ya que no quiere que los kurdos, que fueron clave para la lucha contra el Estado Islámico, avancen en el control de territorio en el norte de Siria.

Pero Moscú no se tomó bien las advertencias turcas. El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, advirtió de que una hipotética ofensiva de Turquía sería el peor escenario posible y abogó por mantener los contactos, según la agencia Sputnik. "Planeamos seguir manteniendo contactos de trabajo con los colegas turcos para no permitir una escalada de la situación en Idlib", dijo Peskov.

Importancia de Idlib

El régimen de Assad está buscando tomar el control de la estratégica carretera M5 que conecta la provincia de Alepo con la de Idlib. Antes de la guerra esta fue una ruta comercial clave que vinculaba a Alepo con Damasco y el sur del país. Idlib también se encuentra adyacente a la provincia de Latakia, área principalmente alauita, bastión de Assad y que también alberga la base aérea rusa Hmeimim.

En 2018, dice la cadena Al Jazeera, el avance de las fuerzas del gobierno en Idlib se detuvo luego que Turquía y Rusia acordaran crear una zona desmilitarizada en la provincia para permitir el retiro de algunos grupos de oposición, conocido como el acuerdo de Sochi, el que nunca fue completamente implementado.

En abril de 2019, el régimen de Assad lanzó una ofensiva respaldada por Rusia, mediante bombardeos, contra la oposición en la región. Así, durante los meses siguientes se acordó un alto el fuego, pero se rompió y en diciembre las fuerzas del régimen lanzaron una campaña aérea y terrestre. El conflicto escaló a comienzos de este mes cuando personal militar turco murió a manos de las fuerzas sirias, lo que gatilló una respuesta militar de Ankara.

En conversación con La Tercera, Aron Lund, analista de The Century Foundation, explicó que la relevancia estratégica de Idlib radica en que es la última parte de Siria, aparte de las regiones kurdas del noroeste, que está en manos de la oposición. "Parte del noroeste está bajo control turco, pero en Idlib los rebeldes son más autónomos y poseen la mayor parte de las fuerzas rebeldes islamistas", añade.

En Idlib viven actualmente más de tres millones de personas y la ofensiva ha hecho que la situación humanitaria sea catastrófica. Según la ONU, unas 900.000 personas, la gran mayoría mujeres y niños, han huido desde inicios de diciembre hacia otros lugares en la región y sus alrededores. No han podido escapar hacia Turquía porque la frontera está cerrada desde 2015.

Este éxodo en apenas poco más de dos meses no tiene precedentes desde el inicio de la guerra en Siria en 2011, que ha dejado más de 380.000 muertos.

"Localidades enteras han quedado vacías a medida que un número creciente de civiles huye hacia el norte a zonas consideradas como más seguras, que rápidamente se están reduciendo ante la continuación de los avances territoriales" de las fuerzas de Assad, explica a Europa Press, David Swanson, portavoz de la ONU para la crisis en Siria.

Rusia vs. Turquía

Existe el consenso entre los analistas que tanto Moscú como Ankara, que ahora se encuentran enfrentados en Idlib, han aprovechado el vacío que ha dejado la poca presencia que Estados Unidos tiene en el país, para convertirse en figuras geopolíticas prominentes.

Fadi Hakura, analista del centro de estudios Chatham House dijo al diario emiratí The National, que cualquier error de los turcos podría ser devastador. "Turquía puede hacer un mal cálculo al participar en una operación militar contra las fuerzas de Assad. Esto tendrá serias repercusiones en la frágil economía turca e intensificará la confrontación con Rusia e Irán. Todo esto con mínimo o ningún apoyo de Occidente", añadió.

Para Wael Alzayat, analista del think tank Middle East Institute, citado por Al Jazeera, la situación en Idlib tiene similitudes con lo ocurrido en Alepo en 2016, también debido a la ofensiva de las fuerzas del régimen y Rusia. "Eso produjo una crisis de refugiados que superó a Europa. Esto es peor", añadió.

Comenta